Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

lunes, 30 de enero de 2017

En está epoca

   Salí a mi caminata diaria por la tarde, el cielo tenia colores magníficos con los últimos rayos de sol reflejándose en jirones de nubes como si hubieran pintado un cuadro surrealista y eso me lleno de animo porque ha sido magnifico vivir en un planeta con tantos contrastes y belleza, en esos momentos paso la patrulla y los agentes se me quedaron mirando con cara de pocos amigos,mis pensamientos cambiaron de inmediato, la imaginación me transporto a esos tiempos prehistóricos donde estos parajes eran  pantanos y los grandes cocodrilos, aves y otros animales  convivían en un ambiente natural que en nada se parecería a este en el que ahora bordeado de grandes residencias y campos de golf se respira tranquilidad, ya no tenemos que preocuparnos por ser atacados por las fieras, hice una pausa, creo que estoy equivocado, sigue siendo muy peligroso! ahora son a los  hombres a quienes tengo que temer, esos policías  me acaban de arruinar el paseo recordándome que estoy corriendo riesgos , que no hay mayor amenaza en esta época que mis propios congéneres  capaces de hacer cualquier acto violento, de asesinarme incluso, no exagero, familiares y amigos han sufrido asaltos e incluso muerte violenta. 

    Ya no me he de preocupar por ser atacado por un fiera, los banqueros, abogados, políticos corruptos o los delincuentes comunes son mucho mas peligrosos, tengo que estar preparado y en alerta constante porque en cualquier momento a un adicto escuchado voces le da por atacar a quienes encuentre en su camino, vaya evolución la que hemos tenido!

    intente relajarme, la vida tiene otras cosas agradables, la música, el arte en general, el verdadero arte que eleva el espíritu y nos hace sentir bien, los sentimientos profundos de quienes nos aman y amamos, compartir la cosas agradables con ellos, la sonrisa de los niños, el trinar de los pájaros, el color de las mariposas y las flores, las noches limpias en que se ven las estrellas flotando como promesas de sueños hermosos, un buen libro para leer, la cena con los amigos, el ruido del agua corriendo en los arroyos, la nieve en las montañas,  ir al trabajo y encontrar compañeros que se esfuerzan cada día por hacer las cosas correctamente con la  esperanza siempre viva de que mañana va a ser mejor. 

   Mi corazón se iva acelerando mientras aumentaba el ritmo de mis pasos, empece a trotar y deje que mi imaginación viajara por aquel paraje donde las calles limpias, las residencias hermosas daban la sensación de tranquilidad y abundancia, pareciera que el mundo estaba acercando a la era de paz y felicidad que siempre hemos deseado pero entonces volvió a pasar la patrulla, nuevamente me miraron con recelo los policías, seguramente se notaba que yo no era de esta zona, aquí salen a hacer ejercicio en ropa y calzado de marca, pero mi atuendo me delataba, yo era de otro barrio, de donde no hay campos de golf ni grandes residencias, donde las calles están mal cuidadas, las fachadas  maltratadas, niños jugando en la calle, gentes que toman cerveza  sentados en la banqueta discutiendo animadamente, señoras con canastas y bolsas para ir a tiendas de la esquina, aparatos de sonido con alto volumen parecen competir por ganar el espacio con canciones populares, ritmos tropicales o de bandas interpretando narco melodías , un desastre  donde incluso los perros andan sueltos dejando sus heces por doquier y eso no es por orden del gobierno o porque no se pueda vivir mejor, es simplemente la manera en que se ha educado mi gente, su comportamiento esta basado en la poca visión para llevar una mejor vida, la limpieza, el orden, el respeto es algo que no requiere abundancia, pero se ha perdido en la desesperación o en el error de creer que solo los ricos pueden ser felices, incluso he llegado a pensar que viven así porque es una rebeldía , una forma de manifestarse en contra de quienes considera opresores, explotadores o enemigos sin rostro, buen pretexto para no salir de la barbarie. 

Decidí cambiar de rumbo y salir de esa colonia residencial, tal vez por la avenida principal no tendría riesgo de que me detuvieran los agentes del orden que ya los veía con esa intención, era mejor arriesgarme a ir esquivando ciclistas agresivos, pandilleros y drogadictos en mi territorio, mas emocionante, una aventura en donde se arriesga la integridad y se juega con la muerte jajajaja si que exagero.

   Esta es la época que me ha tocado vivir, contrastes donde la riqueza y la pobreza extremas dividen sectores de ciudades contaminadas, violentas manifestaciones, ciudadanos enfermos, adictos a las drogas, el alcohol o a muchas otras cosas que les aceleran la muerte o les condenan a una vida miserable, lidere corruptos, medios de comunicación en los que no se puede confiar,  grandes centros de readaptación, así le dicen a las prisiones para no denotar su verdadero fin. 
    Que vida señores!  no se como he llegado hasta aquí, creo que con mas suerte que otra cosa, he visto morir gente a mi lado, asesinada por delincuentes o por elementos del ejercito la policía o de grupos que se utilizan para reprimir manifestaciones, he estado entre el surco cosechando maíz y las grandes empresas donde se pierde la identidad, en el pueblo donde con humildad se vive feliz y en la ciudad con sus grandes construcciones donde el anonimato permite cualquier cosa, he vivido entre pobres y ricos, entre delincuentes y gente trabajadora, soñadores, sabios, inocentes, de todo y con todos como en un gran carnaval desfilando por tiempos y espacios distintos, inmerso en juegos de vida y muerte, dulces momentos, amargas experiencias, entrando y saliendo de las grutas y tormentas que los hombres o la naturaleza forman en vertiginosos cambios, en invocaciones , evoluciones, errores, aciertos,  siempre creyendo que hay un futuro mejor porque Dios existe, eso me sostiene, me hace sentir que este caos tiene un significado que no alcanzo a comprender . 

      idealistas y  materialistas, los prácticos y los soñadores, me han acompañado en la travesía, muy agradecido por sus atenciones, por su aportación a la variedad de manifestaciones que dieron a mi vida una constante emoción, que llenaron mis momentos de sorpresas, algunas agradables, otras no tanto, pero siempre sin la intención de molestar, de eso estoy seguro, cada quien hace lo que cree correcto, aun los desquiciados o los que creemos  no estarlo. 

     termine agotado mi caminata, estoy nuevamente en mi territorio, ya no hay jardines bien arreglados ni se escucha el trinar de los pájaros o se respira el aire cargado de aroma de flores, pero aquí la gente me saluda y me dirige miradas de afecto, me reconocen como parte de su entorno, somos como una tribu que se mantiene unida a aun en la competencia entre nosotros, cosa extraña, no dejamos de luchar, pero siempre nos mantenemos  unidos.    Creo que es hora de tomar un baño y descansar, mañana es otro día hay que trabajar, mala costumbre me decía uno de mis jefes que se accedió a que me despidieran de la empresa donde él era director, porque según los socios habíamos alcanzado un grado de expansión que requería de una persona mas calificada.  Me hubiera gustado ir a verles la cara cuando fracasaron y la empresa quebró , se hundieron por su ambición y falta de lealtad, pero eso es otra historia que algún día le he de contar.




    

No hay comentarios:

Publicar un comentario