Entrada destacada

El Gran Libro

El Libro Cuando nació la idea de escribir fue como la tormenta que de pronto aparece en el horizonte anunciando con relámpagos y truenos...

martes, 12 de diciembre de 2017

EL JUEGO

Dicen que yo era un hombre muy competitivo, muy competente, muy competidor y que me he creído siempre muy muy, o sea la chucha cuerera , el cremoso, el Juan Camaney , no les creo, pero cuando el río suena es que agua lleve decían los abuelos.  

Escribiendo en serio, un día fui a las canchas de frontenis con la intención de encontrar a uno de los mejores maestros en ese deporte, tenia excelentes referencias de ese hombre que gano varios campeonatos estatales e incluso uno nacional, pero ya estaba viejo para seguir en las competencias, ahora daba clases sin fines de lucro, simplemente porque le agradaba ayudar a los jóvenes a desarrollarse en un deporte donde nuestro país siempre ha destacado. 

Por ese entonces yo tenia veinticinco años y me gustaba mucho jugar frontenis, había ya vencido a todos mis amigos y me alagaba que dijeran que yo tenia muchas cualidades para llegar a ser un campeón. 

El Pato, como le apodaban, era un hombre de unos cuarenta y cinco años, alto, esbelto, de mirada profunda y voz gruesa pero serena, parecía como si estuviera siempre pensando con calma antes de hablar y eso me agrado porque de inmediato sentí confianza, era la clase de maestro que enseña mientras estudia al alumno y comprende cuales son sus cualidades y defectos, su método se basaba  simplemente  en ir avanzando conforme pasara el tiempo y con los ejercicios adecuados, esa era su forma de enseñar. 

Iniciamos de inmediato mi entrenamiento, las instrucciones fueron :
No intentes colocar la bola, primero aprende a calcular el rebote en las distintas paredes, te voy a mandar largas y cortas para que veas donde te tienes que colocar, depende mucho de eso el controlar el juego, ya iremos viendo el movimiento del brazo, la muñeca, la manera de golpear y otras cosas poco a poco. 
Reviso mi raqueta, me dijo que jugaríamos con las de el porque tenían mejor el encordado y empezaríamos de inmediato, desde ese momento me sentí llegando al campeonato. 

Todos los día llegaba a la clase con entusiasmo, me divertía mucho, lo disfrutaba porque el maestro me hacia esforzarme al máximo pero continuaba diciendo, no intentes colocar, primero aprende a contestar, a calcular, a situarte correctamente, a brincar o correr en el momento oportuno y sobre todo a cuidar de no golpear sin sentido. Cuando te sientas agotado descansa y aprovecha para analizar como juegan otros, observa a los mejores, como corren, golpean, colocan la raqueta, se sitúan en la cancha. Vencer implica no solo técnicas, sino ver donde están los puntos débiles y fuertes del otro competidor, de esa forma planeas tu juego y mantienes el control. 

Pasaron los meses, ya jugaba con otros alumnos avanzados pero las instrucciones eran las de siempre, no intentes colocar, domina la raqueta, los rebotes, tu situación en la cancha, descarga sobre la muñeca el látigo del brazo para que se trasmita a la raqueta. 


Una tarde después de haber estado jugando durante dos horas nos sentamos en las gradas y el maestro me dijo algo que jamás he olvidado y que deseo compartir con ustedes.

El juego nos permite relacionarnos con otras personas, nuestras habilidades físicas y mentales se desarrollan, pero hay algo mas importante, aprendemos a ganar y a perder, a ser respetuosos en ambos casos, comprender que siempre hay quienes nos pueden superar y a quienes superamos. Habrás notado que no permito que coloques las bolas, eso es para que disfrutes el juego y no se convierta en una obsesión por ganar, la primera regla en todo juego debe ser el disfrutar,  gozar de la participación, de la relación que se establece en la cancha con la finalidad de divertirse, ganar o perder depende de muchos factores, pero la competencia es lo de menos, lo importante es compartir un momento agradable con alguien mas, por eso los grandes amigos no son los que siempre ganan, sino los que disfrutan la compañía y hacen del juego una forma de convivencia agradable.  Yo espero que tu hayas aprendido a gozar del juego, no quieras ser un campeón, es mejor ser un buen amigo.

Si aprendes a vivir compartiendo en lugar de compitiendo podrás ser mucho ser mas feliz . 

Esa fue mi ultima clase, otras muchas veces jugamos, siempre en los términos que me enseño, disfrutando del juego. 
                                 JuanAntonio Saucedo Pimentel

lunes, 11 de diciembre de 2017

El futuro ya esta aquí

Un slogan que hace muchos años ya se manejaba en los medios de comunicación para la publicidad de una compañía dedicada a los bienes raíces "EL FUTURO YA ESTA AQUÍ" ahora nos parece ridículo  porque no hemos sacado el mejor provecho de esos adelantos que presumiblemente debieron crear las condiciones adecuadas para una vida mas justa, donde la paz, la salud, el bienestar común fueran una realidad, por eso me sorprendió que una mañana se presentaran unos agentes del gobierno para decirme que estaba convocado a participar en un proyecto científico, que los detalles del mismo me serían proporcionados por los directores de dicho proyecto por lo que era necesario que los acompañara . No permitieron que tomara ni mi celular para dar aviso a mis familiares, adujeron que ellos se encargarían de anunciarlo cuando se diera la orden para tal efecto, ya que se trataba de un asunto de estado y la discreción era necesaria. 

Fui trasladado a una base militar cercana donde un helicóptero nos esperaba, no me informaron cual era el destino pero volamos al aeropuerto donde abordamos un jet oficial y volamos aproximadamente cuarenta minutos, me pusieron gafas oscuras con las que difícilmente podía distinguir donde caminaba y un vehículo nos llevo al complejo donde fuimos recibidos por un grupo de personas de distintas nacionalidades, caminamos por un largo pasillo casi en silencio y entramos a una salan donde fuimos acomodados para escuchar y ver la proyección exponiendo de que se trataba el proyecto, cada asiento tenía acceso a una computadora con un monitor de quince pulgadas.

Yo estaba sorprendido, no era ni científico ni técnico de alto nivel, no comprendí cual era la intención de invitarme a participar, pero al terminar la exposición se nos repartieron memorias USB a cada uno de los participantes, nos dijeron que podíamos ver en las computadoras del centro las instrucciones, las cuales dependían del papel que estaríamos desempeñando dentro del grupo, así mismo ahí encontraríamos la forma de comunicarnos para hacer aclaraciones. 

El proyecto consistía en una serie de experimentos que serian realizados bajo el agua en cilindros interconectados, con un control de cierre en compuertas y regulación de presión, oxigeno y temperatura automáticos;  cada cilindro era para un experimento especifico, los ocupantes de cada sección se podrían comunicar perfectamente aun cuando hablaran diferente idioma porque se proporcionaría el traductor simultáneo de pulsera, el acceso a los módulos también estaba controlado por dichas pulseras y dependía del tipo de actividad que realizáramos dentro de los mismos durante la jornada de labores. 

Yo continuaba sin comprender hasta que llegue a la parte que me correspondía y me situaba dentro del grupo encargado de la ambientación, se requería que los participantes se sintieran cómodos y motivados durante los días de trabajo, nuestro grupo estaba formado por una psicóloga, un ingeniero en sistemas y yo, entonces comprendí, mi labor seguramente estaba relacionada con la proyección de imágenes virtuales en cada módulo, meses atrás lo expuse en la red, pero estaba encaminado a espacios públicos, bibliotecas o salas en las que la gente podría gozar de proyecciones con sonidos y aromas que les relajaran , disminuyendo el stress y por lo tanto los riesgos de enfermedades  de varios tipos.  Sin duda de ahí tomaron la información y me enrolaron en este proyecto. Me sentí motivado, era una oportunidad inmejorable para experimentar y ver los resultados en ese ambiente controlado y rodeado de tantas mentes brillantes, un verdadero honor. 
De inmediato empezaron a venir a mi mente ideas para hacer que esos módulos fueran verdaderas salas de proyección múltiple, sonido y aromas que podían ser controlados por cada grupo dependiendo de su actividad. 

Aparecieron en mi pantalla los detalles de las instalaciones, los módulos eran doce en total, los tres del centro eran áreas comunes, comedor y área de higiene, los restantes formaban una especie de estrella que a futuro se paliaría con la integración de nuevos módulos hasta formar una base submarina de gran tamaño donde los científicos trabajaran varios meses sin tener que salir a la superficie.  Cada sección contaba con medidas de seguridad y vehículos de emergencia. 

Ya deseaba empezar a trabajar en ese proyecto, me levante de mi asiento y una de las edecanes me condujo a la oficina del director, me ofrecieron café y me hicieron firmar un documento donde aceptaba incorporarme voluntariamente, después de una breve felicitación me condujeron al área donde estaban los vestidores, ropa adecuada y de color acorde a mi área de trabajo, mi pulsera de traducción simultánea y control y después me acompañaron hasta el elevador donde baje rápidamente hasta el modulo submarino y me dije a mi mismo : aquí inicia la verdadera aventura de mi vida .




Muchas veces nuestro destino queda marcado por un evento, la incertidumbre es una factor que nos impone formas de pensar y actuar intentando asegurar nuestro camino, algo casi imposible porque siempre hay algo nuevo e inesperado que nos obliga a cambiar de rumbo, en este caso jamás hubiera imaginado que estaría formando parte de un proyecto de tal magnitud e importancia, estaba entrando a una visión futurista, a un submundo en el que podían surgir cosas maravillosas, mi cerebro estaba activo, imaginando mil cosas, de pronto estaba frente a la Psicóloga y el ingeniero, ella, de nombre Jimena de nacionalidad Española y Akira de Japón  no hubo mayor problema para entendernos y la presentación fue cordial.

Instalados en nuestro módulo empezamos de inmediato a trabajar, Jimena nos presento el perfil de los integrantes de los distintos grupos y nos llamo la atención el que la mayoría prefiriera el ambiente de campo para trabajar, solo dos eran  amantes de los paisajes marinos.  Revisamos el equipo, contábamos con una excelente conexión por internet que facilitaría la proyección de imágenes en las pantallas múltiples instaladas en el conjunto submarino. 

Las proyecciones se programaron de acuerdo al paso de las horas, de esa forma se lograba que la percepción fuera lo más cercana posible a la del mundo exterior, con la ventaja de que los sonidos y aromas eran los mas propicios para el trabajo o el descanso. 

Como encargado de la selección de proyecciones y de la coordinación temporal, me pasaba mucho tiempo frente a la computadora revisando videos y sonidos, los aromas los integraba el ordenador de acuerdo a la selección, era una labor que me agradaba y me daba oportunidad de expresar mis ideas creativas al respecto, ya que en determinados momentos dejaba que un ambiente alegre inundara las salas de trabajo, lo cual resulto muy positivo en el desempeño de los elementos humanos. 

El tiempo transcurría, recibíamos buenos reportes de lo que estábamos realizando, pero nada que nos indicara de que se trataban los otros experimentos que se realizaban en la base, cuando empece a preguntar me dijeron que era información clasificada. 


Conversando con Akira se nos ocurrió  introducir un receptor de sonido e imagen en los proyectores de cada modulo, en caso de que se descubriera  podríamos argumentar en nuestra defensa que deseábamos conocer las reacciones de los integrantes de cada grupo a diferente estimulo visuales auditivos y olfativos. 

No recuerdo si lo llevamos a efecto, cuando reaccione estaba en un hospital donde me informaron que había sufrido un accidente camino a casa el cual me provoco un estado de inconsciencia durante cinco días, pero que ya estaba fuera de peligro. Me mantuvieron en observación otros dos días,  me dieron de alta y aun estoy preguntando como es que estuve cinco días en coma pero en mi calendario y agenda no están registrados  datos de mas de dos semanas? 
Amigos y Familiares me dicen que fueron informados que estaba en viaje de negocios, que por eso no se alarmaron por mi ausencia.  

Estoy aun confundido, no se que pensar, estoy seguro que viví esa experiencia, pero no tengo nada con que probarlo, tal parece que lo mejor es callar y creer que fue un sueño, una alucinación producida por el golpe que recibí en la cabeza. 
                                       JuanAntonio Saucedo Pimentel

                                

sábado, 9 de diciembre de 2017

Celular magico

JuanAntonio Saucedo Pimentel 9 de diciembre de 201

El celular mágico


El jardinero estaba acostumbrado a ver como la gente pasaba horas sentada en los prados o en las bancas mirando únicamente las pantallas del celular y moviendo los dedos a un ritmo frenético sobre el teclado como si de ello dependiera su vida, pocas veces levantaban la vista, algunas ocasiones lanzaban risas o exclamaciones de asombro, pero en cierta ocasión encontró a una joven llorando mientras miraba con verdadero desconsuelo a su Phone, el jardinero se acerco y pregunto si le podía ayudar en algo.


Se lo agradezco señor, soy una tonta sentimental, no se porque ando creyendo que el amor existe y que tengo un novio, me acaba de enviar un mensaje para decirme que terminamos sin darme ninguna explicación.


No se preocupe, esas cosas pasan con frecuencia cuando uno es joven, es la forma de aprender a manejar los sentimientos, pero le voy a dar un consejo, no haga caso, el va a cambiar de opinión en cuanto la vea.


No quiere ni verme!


Use un truco para que el venga, mande un mensaje como si no hubiera visto el de el, dígale que encontró un móvil que tiene muchas aplicaciones que nunca había visto y no sabe para que sirven, que tal vez el le pueda ayudar a descifrar como se utilizan  Le aseguro que la curiosidad le ha de vencer, usted lo cita aquí, se viene muy guapa con un bonito vestido, peinado, accesorios, perfume, maquillaje y le dice que no trajo el celular porque tiene miedo que se lo roben, le aseguro que el sucumbirá a sus encantos, surgirán primero la admiración, luego la conversación personal donde uno puede utilizar los tonos de voz, las miradas, gestos, ademanes, frases y todo aquello que va seduciendo, es un arte, en mis tiempos las mujeres sabían con la mirada decir muchas cosas, yo creo que ahora también pero no tienen oportunidad porque siempre están viendo al celular y aunque vean la imagen de sus amigos en el chat no es lo mismo que en persona, entonces es cuando verdaderamente surge la magia del amor, porque el lenguaje corporal muchas veces dice mas que las palabras. El aroma, la textura de la piel, las caricias, besos no se pueden trasmitir por celular.


La joven lo escucho y empezó a teclear rápidamente, la respuesta fue tal como predijo el jardinero, tenia una cita para la tarde siguiente.

La tristeza se transformo en alegría , guardo en celular en su bolso mientras agradecía al jardinero el consejo, estaba a punto de partir y el viejo le dijo:


No le ponga en bandeja de plata y sin condiciones sus encantos a ese joven, a los hombre nos gusta sentir que conquistamos, que entre mas difícil se hace la conquista es mas interesante, las mujeres fáciles no mantienen el interés de los hombres, el arte de seducir esta ligado al tiempo y al misterio. Por eso escuchará decir con mucha frecuencia entre los varones que las mujeres son incomprensibles, bueno eso es lo que las hace tan interesantes.


Jajajaja las cosas que dice señor tienen mucho sentido, creo que tendré que venir a tomar una clases con usted de como tratar a mi novio.


Por lo pronto le aconsejo que no permita que se comunique con el celular, si la quiere tiene que venir a verla, la ha de invitar a compartir paseos y diversiones, nada de chats, eso es demasiado impersonal para alguien se ama.

Escribirse es solo para cuando esta uno lejos, cuando no hay oportunidad de frecuentar a quien se ama, entonces es valido manifestar los sentimientos de esa
forma, pero solo como un preámbulo al encuentro, al momento en que se ha de  mostrar en persona lo que se guarda en el corazón.

Ok, lo entiendo, le aseguro que voy a seguir los consejos, nada de chat y si quiere azul celeste que le cueste! pero que voy a decirle del celular ?

Veo que aun guarda en su memoria la filosofía de las abuelas, me alegro que así sea, lo del celular no tiene mas que ser el pretexto, digamos el anzuelo para que el venga, cuando usted lo considera adecuado le ha de decir la verdad, porque es bueno siempre construir sobre una base solida las relaciones. Espero que sea muy feliz niña.


Dias mas tarde el jardinero vio a la joven paseando por el parque con su novio, tomados de la mano, riendo y disfrutando como solo se puede gozar en la juventud y sus recuerdo le hicieron volver a los tiempos en los que disfruto del amor sin condiciones, de la mirada, de las caricias y besos de una mujer que le mostró la magia de amar que siempre le acompañaría durante su vida, para su fortuna en esos tiempos no existían lo móviles y las comunicaciones eran personales, intimas, románticas.



                            JuanAntonio Saucedo Pimentel

lunes, 4 de diciembre de 2017

EL CAMINANTE

Mientras recorría el rojizo sendero que serpenteaba en el bosque de pinos escuchaba a lo lejos el rumor de agua en el río, el trinar de pájaros, aspiraba el aroma de esos arboles y admiraba el paisaje, los cuadros que se presentaban diferentes a cada instante conforme avanzaba dejando que la fantasía volara en pos de seres mágicos, de pequeños seres que habitaban entre las peñas, en cuevas iluminadas por brillantes piedras que reflejaban la luz entrante por orificios realizados para tal efecto, lo convertirían en un ave y el podría volar por sobre esas colinas, ver desde lo alto el  lago , las cascadas, el río con aguas de color turquesa, los enormes prados que del valle del los fantasmas, donde las piedras calizas con sus colores blanquizcos , amarillos, rosados, que salpicaban y adornaban las pendientes como firmes defensores de ese lugar sagrado donde los indios practicaban en la antigüedad los ritos de la fertilidad y del amor . 
 Bueno, eso es lo que imagino, no puede ser de otra manera, el lugar es mágico, posee el embrujo natural que brota de la belleza extrema, donde los sentidos se abruman, la mente se confunde al no tener que lidiar con los constantes ruidos de las ciudades, con las imágenes artificiales, los aromas contaminados, la sirenas que anuncian tragedia, el rechinar de llantas, los gritos de vendedores, los tonos de celulares y muchas otras cosas que aturden y no dejan lugar al relajamiento, a este sentido de la vida que percivo en este lugar sin desear otra cosa que seguir caminando, encontrando un nuevo sendero que me lleve mas lejos de esa ciudad de corruptos manejos, de sucias calles, de atmósfera turbia y competencia sin sentido. 

Al llegar a lo alto se presento el pequeño valle con sus campos de flores amarillas y el pequeño lago, en la rivera una cabaña rústica, pequeña, a ella me fui acercando y dos vacas me miraron con desdén mientras el burro rebuscaba dándome la bien venida, una mujer estaba hincada frente a un gran comal donde las tortillas se inflaban y la olla de frijoles se hervía alegremente, la salude y respondió el saludo con un "buenos días señor" y me ofreció un taco que por supuesto no desprecie, le agregue un poco de salsa  y les aseguro que fue como un manjar de dioses, como si jamas hubiera comido algo tan sabroso, tome asiento en una de las piedras rogando que me regalara otro taco, ella sin decir palabra me sirvió, le dije que venia a pasar unos días en esos lugares, tenia pensado acampar cerca del río, esperaba no ser una molestia.

No lo ha de ser, ni nadien lo ha de molestar, aquí solo vivimos mi esposo, mi hija y yo, ahora ellos andan pescando en el otro lado, ella por la presa, pero no han de tardar por eso ya tengo preparada la comida. 

En eso escuchamos un silbido, a lo lejos venía el hombre y la muchacha, yo pensaba que era una niña pero en realidad era una joven de unos veinte años que llego corriendo hasta donde estaba su madre y tiro unos filetes de pescado que ya traía preparados sobre el comal, les agrego sal mientras le decía a su madre como y cuantos pescados traían. Luego me miro y me dio el saludo, le respondí sonriendo y estirando mi mano para estrechar la suya mientras le decía mi nombre.

No le doy la mano porque le quedaría con olor a pescado, mi nombre es Maria de la Luz y mis padres me dicen Mary, que le trae por esta tierra señor?

Mejor dígame Carlos, eso de señor me hace sentirme viejo, vengo huyendo de la ciudad, quiero por lo menos pasar aquí unos tres días para descansar del ruido y la atmósfera contaminada, llenar mis pulmones de aire puro y  todo mi ser de tranquilidad.

A pos de eso si hay mucho por estos rumbos, dijo Don José, que era el nombre del jefe de familia, se sentó en otra piedra alrededor  del comal y me dijo que comiera pescado, que habían traído suficiente para dos días, tendrían que salar y poner a secar algunos para que no se perdieran. 

Comimos mientras yo les platicaba de mis estudios, de mi trabajo, de los planes que tenia para construir algún día una cabaña en un lugar como ese para poder descansar los fines de semana, pero creo que tendré que ahorrar durante varios años para lograrlo, trabajar duro como esclavo si quiero vivir algún día bien. 

Yo no imagino que alguien tenga que trabajar muchos años y juntar dinero para venir a vivir como nosotros, mis padres solos construyeron esta casa, no es grande pero es suficiente para lo que es menester, nos protege de la lluvia y del frío, no hace falta gran cosa para vivir aquí, el campo da lo que se necesita, sembramos maíz y frijol en el lado de la presa, ahí nunca falta el agua para el riego y nadie nos molesta. El llano da hongos, las charcas acociles, el terreno muchas plantas que se comen y saben bien, como los quelites, los nopales, la orejas de ratón, muchas otras.

Bueno, pero ustedes son campesinos, tienen tierras, yo no soy mas que un empleado que no se nada de sembrar o cosechar y no tengo ni un pedazo de terreno.

No tiene ciencia,  tierra hay mucha abandonada, ya casi todos se han ido para la ciudad, sembrar, cuidar de los campos, cosechar se aprende fácil, eso si, es duro el trabajo, pero es bueno cuando ve uno los resultados, mi hija y mi esposa también ayudan en esas labores, todo aquí se hace en familia, pero imagino que  ha de ser pesado para quien nunca ha tomado un azadón o una hoz , meterse en el surco y pizcar durante todo el día... cosa de acostumbrarse. 

Mañana vamos a pizcar, deje le muestro como se maneja el pizcador, si quiere mañana se cala a ver como se siente trabajando en el campo. 

Mary me acompaño hasta donde levante la casa de campaña, se admiro que llevara un colchón inflable.

Ya veo que le ha de costar mucho vivir en el campo, aquí no se usan esas cosas, acaso un catre con olotes, espero descanse bien, mañana paso por usted cuando cante el gallo. 

Yo hubiera querido descansar y pasear tranquilamente pero tenia que ganarme los tacos riquísimos de frijoles,  me levante en cuanto escuche a los gallos cantar y no tardo en aparecer Mary con su padre y su madre, nos fuimos caminando en silencio con los ayates colgando.
Después de mas de media hora llegamos al terreno cultivado, el maíz estaba en su punto, me mostraron como tenia que encajar el pizcador, cortar las hojas, jalar la mazorca, colocarla en el ayate, parecía fácil la maniobra pero no tanto para un novato como yo, antes de una hora ya sentia que me salía sangre de la mano, me enrede mi pañuelo a manera de guante y le seguí dando hasta que dijeron que era hora de descansar, por supuesto no hice ni la mitad de lo que cada uno de ellos hizo, pero no me sentí frustrado, era mi primer intento.

Muy bien muchacho, es usted de fibra! pensé que se iva a rajar, pero ya demostró que sabe darle duro al trabajo, vamos a la casa, mi mujer ya debe tener la comida lista. 

Fue hasta entonces que me percate que doña Emilia se había ido antes.
 Habíamos estado vaciando las mazorcas en unos grandes cajones y solamente nos llevamos la ultima carga en nuestros ayates, lo demás se quedo ahí  me dije a mi mismo que si alguien dejara algo en mi colonia de esa manera en menos que se los cuento lo desaparecían, pero estas gentes no tenían la menor preocupación que algo sucediera con el producto de su trabajo de toda la temporada, lo dejaban sabedores que nadie lo tocaría . 

Comí y disfrute la comida de ensalada de verduras, pescado, tacos de frijoles y un buen tarro de agua fresca como si hubiera sido en el mejor restaurante y escuche sus comentarios chuscos sobre mi actuación en la milpa, me hicieron reír de verdad porque ciertamente varias veces me desoriente entre el maizal y andaba buscando por donde llegar al lugar donde estaba el cajón donde depositábamos las mazorcas y ademas tuve que tomar como tres litros de agua en el transcurso de la jornada, creo que me termine la reserva que llevaron, el caso es que después de comer yo estaba mas que cansado, me fui a la casa de campaña y dormí como tronco, hasta que los gallos me despertaron y resuelto me levante a seguir aprendiendo de esa gente sencilla y buena.  Ese día aguante un poco mas, después de comer desgrane con ellos un rato, hincados en un petate, tallando las mazorcas en un manojo de olotes bien apretado, los nudillos casi me sangraron, pero me divertí mucho escuchando sus relatos y sus formas de interpretar la vida. 

Pase siete días increíbles con esas personas, aprendí muchas cosas en ese tiempo, sobre todo a reconocer el valor de los campesinos, admirar su empeño, su capacidad para trabajar, los muchos conocimientos que tienen sobre las plantas y sus propiedades, la unión familiar que les hace fuertes, mantener un riguroso sentido de la decencia, del buen comportamiento, del amor a la naturaleza, su agradecimiento a Dios por lo mucho que les ha regalado y vi la diferencia entre saber vivir y desear vivir, amar y desear amar, ellos tienen la riqueza que no es reconocida y poseen los valores que hemos perdido en las grande metrópolis. 


Bañarme en el río, comer acociles, quelites, nopales, tomar agua de poso, sentir la brisa fresca en las mañanas, escuchar a los grillos y ranas por las noches, el trinar de pájaros en el día, caminar por esos cerros aspirando aire limpio con aroma a pino, sentarme alrededor del comal y saborear una tortilla recién hecha no lo puedo ni siquiera describir, es algo increíble que me hizo sentir lo bien que se puede vivir sin lujos, sin tecnología o comodidades.  Baje como dos kilos y regrese sintiéndome mejor que nunca, pero no fue fácil dejar esas tierras y a esa gente que me brindaron su hospitalidad y su amistad sin condiciones.

Muchas veces desee volver a ese lugar, visitarlos, saber que era de su vida, pero me deje absorber por el trabajo, arrastrar por la corriente de la ciudad con sus torrentes de festejo, sus artificiales manifestaciones de mil cosas que no son mas que vanidad,  pretensiones de escapar de una realidad que resulta difícil de soportar.
 Para cuando reaccione ya habían pasado años y mucho me ha dolido no haber tenido el valor para quedarme con esos campesinos, mi vida hubiera sido menos complicada y mas plena, estoy seguro. 
        JuanAntonio Saucedo Pimentel



Una relación difícil

Siguiendo un impulso entró a la tienda galería, busco una bonita bufanda y un oso de peluche, después adquirió en el camino un botella de vino rosado y se planto frente a la casa de la maestra Tere hasta que la vió aparecer por el extremo de la calle, bajo del auto y fue a su encuentro, conforme se fue acercando noto la cara de sorpresa que ella tenia, abrió los brazos para abrazarla mientras le deseaba "Feliz cumpleaños!"  y la abrazo sin darle siquiera tiempo a que ella reaccionara,  la escucho  musitar, "no es mi cumpleaños"

Jajaja ya lo se, pero como desconozco la fecha se me hizo bueno venir a felicitarla, todos los días cumplimos años de algo, no le parece?

Mientras escapaba de sus brazos dijo:  Cierto, que sorpresa verte después de tanto tiempo, ocho o nueve años, si que has cambiado, ya no te pareces al alumno que en mi clase se la pasaba platicando e intentando conquistar a las chicas, bueno eso creo, te noto con un semblante mas sereno, o estoy equivocada?

Las responsabilidades, las exigencias, la selva de los negocios y empresas, la competencia constante acaban con el animo de cualquiera, no es cierto, sigo siendo igual de impulsivo, no puedo frenar cuando me dan ganas de hacer algo, creo que me sobra energía y me falta prudencia, tal como usted lo decía. En cambio usted esta mas bonita, le hacen bien los años, creo que encontró la fuente de la eterna juventud .

Eres un adulador incorregible!
Ya no me tienes que habla de usted y menos con lo que sucedió entre nosotros, fue una locura que me provoco angustia algún tiempo, hasta que me convencí de que habías cumplido tu promesa de no divulgarlo, le agradezco mucho. Nunca me he explicado que sucedió.

No puedes negar que fue emocionante, excitante, apasionante y demas antes  jajajaja  y yo jamas me arrepentí de lo que sucedió, por el contrarió creo que ha sido algo que siempre he deseado repetir.

Ni lo sueñes, ya tengo casi cuarenta años, soy una mujer muy tranquila dedicada a mi trabajo y a mis alumnos, lo que sucedió contigo jamas se repitió con alguien mas, pero siempre he recordado con  emoción lo que sucedió, te veo subiendo al autobús y sentandote junto a mi, con tu aroma a sudor y loción mezclados, con tus ojos brillantes, tu sonrisa algo cínica y tu energía que parecía desbordarse en torrentes de adulaciones que me confundieron.  Que mis piernas bonitas, que mi pelo tan sedoso, que mis ojos tan grandes, mi boca, mi cuello, casi todo mi cuerpo lo recorriste en un instante haciendo que me sonrojara como nunca.

Si, me acuerdo que dijiste que frenara mis ímpetus y no te faltara al respeto, que eras mi maestra , pero como ya faltaba solo un mes para dejar la prepa  y estaba muy contento, no medí las consecuencias, como siempre me deje llevar por lo que sentía.

Lo mejor de todo fue cuando me invito a tu casa junto con otros alumnos una semana después, fuimos a escucharte tocar el piano porque insistimos en que nos mostraras tus habilidades musicales, en el fondo yo solo deseaba estar cerca y tener la oportunidad de admirar tu belleza, pero cuando nos recibiste fue como si un rayo de luz fundiera mi sentidos, me sentí transportado a otro mundo y te juro que ya no vi ni escuche otra cosa que tu voz y tu figura, creo que empece a reaccionar cuando todos se empezaron a despedir, yo me quede solo contigo, ni siquiera tu insistencia de que me fuera con ellos pudo detener mi resolución de probar un beso tuyo, bueno solo en principio , ya sabemos que las cosas se salieron de control rápidamente en cuanto cerramos la puerta y nos quedamos solos frente a frente.

Ni me lo recuerdes ! fue como si incendiaran la casa, jamas me sentí tan inerme, desprovista de toda fuerza para repelerte, al contrario, deseaba con todo el corazón que no te fueras y que hicieras lo que deseabas conmigo sin importar las consecuencias, eso lo sabia desde que los invite, no fue algo casual, estaba consciente que eso podía suceder y sin embargo no me detuve, creo que el haberte escuchado decir que la vida no se puede disfrutar cuando siempre se esta tratando de controlar me hizo que reaccionara de esa forma, pero creo que la mejor explicación es que mis hormonas y mi reloj biológico estaban marcando el momento para que sucediera algo como eso.

Como siempre, viendo las cosas desde el lado científico, nada de eso, la naturaleza hizo hombres y mujeres para que vivieran aventuras, emociones, relaciones, imagínate que aburrido que todo fuera planeado y configurado con un programa definido, la sorpresa se perdería  y con ello la emoción de encontrar algo tan valioso y significativo en la vida como lo es la relación sexual , el amor.

No me digas que encontraste amor en esa ocasión, me trataste mas como a una prostituta que como a alguien que amaras, hiciste todo lo que se te antojo y después te fuiste tan campante, como si no hubiera pasado nada.

No te trate como a una prostituta, yo creo que no tienes ni idea de como es una de esas mujeres y lo que tienen que padecer, tampoco es cierto que me fui campante, eso es aparentar, porque sabía que una relación contigo era casi imposible, yo era un muchacho de diez y ocho años y tu una maestra respetable de veinticinco.

Veintiocho, no tengo porque ocultar mi edad y tienes razón, era imposible, se tienen que respetar las normas o las consecuencias son amargas.  Lo que si me sorprendió es que no lo divulgaras, me angustio el regresar al trabajo pensando que mis alumnos pudieran mirarme con burla o critica, pero conforme pasaron los días vi que ni siquiera tu habías cambiado, eras el mismo alocado e indiferente de siempre.

Soy buen actor, en realidad las cosas eran complejas y confusas, hubiera querido repetir la experiencia a diario, pero bien sabia a lo que te exponía.

De verdad te lo agradezco fuiste un verdadero caballero, bueno, ya estamos aquí, quieres pasar?


No te has casado? creo que me dijeron que estabas comprometida con otro de los maestros.

Chismes, sigo soltera, ya se me paso el tren hace mucho, pero en realidad me siento bien soltera, sobre todo cuando veo la vida que llevan algunas de mis amigas.

En cuanto entró en la casa supo que las cosas se pondrían nuevamente candentes, pero esta vez no se alejaría tan campante aunque seguramente si habría muchas sorpresas .

las copas de vino, la cena y la charla que de repente ceso, fue el preámbulo a una relación que fue de cuento de hadas, mejor dicho, de novela de amor con tintes porno y sin saber como se fue diluyendo con el tiempo poco a poco, cinco años que fueron una constante exploración de distintas formas de amar, llenando esa casa de aromas, sonidos, formas nuevas , donde las sesiones en que recorrían sus cuerpos desnudos se prolongaban durante muchas horas acompañadas de música de Carlos Santana que era su preferida para hacer el amor.

A ella le hubiese gustado quedar embarazada, pero no fue el caso, de modo que cuando las cosas empezaron a cambiar y presintió que el final estaba cerca se sintió abatida, el cada vez mas se entregaba al trabajo, a los negocios, a la vida con sus amigos y amigas con quienes muchas veces amanecía o pasaba los fines de semana, lo cual fue un claro indicio que la magia se había terminado.
Le dió un plazo para que se fuera después de una pequeña discusión, fue la ultima carta que se jugaría  para saber cuales eran sus intenciones, tenia la esperanza que el reaccionara de manera distinta y luchara por quedarse, no fue así, el acepto tranquilamente la resolución y se marcho a día siguiente.

En los próximos meses ella intento borrarlo de su vida, incluso cambio de lugar los muebles de la casa, las cortinas, los colores de las paredes y hasta regalo cosas que el dejo en los clósets o en el jardín.  Se dedico al cien por ciento a su trabajo y procuro salir con sus amigas a paseos, recorridos de fin de semana por algunos lugares en el campo o en otras ciudades y de pronto el apareció de nuevo con su sonrisa y sus miradas de fuego y ella ser su amante sin poner ninguna condición, por increíble que parezca fue el mejor tiempo que vivieron ambos, no tenían la presión o responsabilidad de una relación formal, simplemente se reunían cuando era posible para amarse y disfrutar de la vida paseando,  en cenas, bailes  o  reuniones con amigos, familiares o incluso con compañeros de trabajo que organizaban algún festejo.  

El tiempo corre muy rápido, la vida transcurre en un pestañeo y una tarde ella se vio escribiendo sus memorias, haciendo un recuento de los instantes mas felices de su existencia, en la mayoría estaba el presente y sin embargo algo le dolía, algo le inquietaba porque ya eran muy escasas las veces que se veían aunque fuera solo para platicar.

Casi si notarlo el desapareció para siempre, se fue al extranjero en un viaje de negocios y no regreso o al menos ella no se enteró de que lo hubiera hecho, ya no hubo mas comunicación de ningún tipo, se pasaron los años, un día encontró a uno de sus amigos con quien según estaba enterada realizó negocios y el la abrazo mientras le daba el pésame, se desmayo, ya en el hospital se fue enterando de que el había sufrido un accidente, que paso mucho tiempo en recuperación pero no había quedado en la ruina, paso sus últimos años en un pequeño pueblo donde le dieron asilo unos familiares, al parecer  falleció de un paro cardiaco.

No se como siguió ella adelante, me imagino que las mujeres siempre tienen un extra de fuerza para soportar esos golpes de la vida, son guerreras y vencedoras, de modo que cargada con su recuerdos retorno a sus tareas cotidianas, dedicó mas tiempo a la música, a su jardín y a escribir sus memorias, cuando sus amigos o compañeros la invitaban a salir lo hacia mas que otra cosa por complacerlos pero casi siempre estaba distraída en sus recuerdos y se emocionaba y excitaba complacida pensando que había valido la pena vivir esa aventura, lo expresaba sin tapujos, demostrando que esa relación era de las cosas que mas valoraba en su vida.