Entrada destacada

El Gran Libro

El Libro Cuando nació la idea de escribir fue como la tormenta que de pronto aparece en el horizonte anunciando con relámpagos y truenos...

martes, 19 de febrero de 2019

las apariencias

En el aparente silencio de la noche cuando las apariencias dejan de ser el fundamental vestido para impresionar o para eludir, para decir lo que no es verdad, para esconder lo que si lo es, entonces es cuando puedo con mejor disposición sentir que el mundo gira y flota en un espacio infinito, que hay cosas que son importantes pero que no tienen al mismo tiempo relevancia en mi condición de hombre, porque son importantes para el funcionamiento del planeta, pero no es algo que yo pueda intervenir directamente, solo observo o soy incluido dentro de escenarios y eventos que se han de desarrollar independientes a mis deseos, después de todo no soy quien dirige la serie donde millones de protagonistas intentan ser lo que no son, donde esconden sus principales características simplemente porque no les parecen algunos detalles y prefieren utilizar maquillajes de distintos tipos para disimular ciertos defectos, para resaltar cualidades, de tal manera que no se sabe con certeza que hay detrás de un discurso que puede ser en la simple frase o en el gran discurso de un magnate que se apoya en el dinero, al fin y al cabo, la riqueza también es apariencia cuando no se puede mostrar otra cosa mas interesante, que tenga el verdadero sentido y valor de lo que se es y no de lo que se tiene.


     En este silencio que se rompe de improviso en las sirenas distantes de patrullas y ambulancias, en el sumido incansable de motores de aparatos eléctricos, dejo que las ideas fluyan como si fueran parte de mi sueño y es permisible es dejar los disfraces colgados o aventados en algún rincón mientras descanso de la hipócrita forma de ser lo que no soy, acaso he de mentirme a mi mismo en la soledad de la noche, en mis propios pensamientos ? es una costumbre difícil de abandonar aun cuando se intenta tomar consciencia , algo que se pierde con facilidad en el enjambre de supuestos asuntos importantes, en los descabellados argumentos par justificar la existencia de los que dicen ser y la no existencia de lo que dejaron de transitar por el camino sin dejar una huella, un punto de referencia para seguir hablando de ellos, aun los que se fueron en circunstancia crueles, los que se están lleno en guerras sin sentido, los que desaparecen en los miedos para ocultar mezquinos procederes, se vuelven invisibles al espació pero no al tiempo que los ha de rescatar de su silencio y se han de convertir en polémicas discusiones en procesos que pueden durar siglos, en parlamentos, en situaciones que se ha de recordar cuantos crímenes y locuras se cometen por ambición, odio, por el miedo a ser descubiertos en sus naturales reflejos y no en la apariencias que les mantienen como señores poderosos, hombres de riqueza incalculable, de corazón sensible, de sentimientos nobles, de fe inquebrantable, capaces de dirigir a grandes grupos, de luchar por ideales, de ser los paladines en batallas, inspirados seres en la paz. 
     Cuantas apariencias escondiendo lo que hay detrás de las mascaras de bondad , de humildad suprema mientras con desdén se deja de atender la vida, cuando ponen un altar a la muerte, se arman hablando de paz, lastiman, interfieren, atacan proclamando libertad, justicia, democracia, maquillando sus intenciones egotistas, su afán de conquista, el enfermo proceder que ha caracterizado por siempre a los que se proclaman lideres conduciendo a sus seguidores a sanguinarios enfrentamientos, por causas que se convierten en torrente , en ríos, en mares de dolor  y miseria, demostrando cuan grande es el poder de la apariencia, escondida queda la verdadera causa de los males y son héroes los que debieran ser calificados de asesinos y son sabios los que debieron ser puestos en manicomio o son traidores los que debieron ser escuchados, son desaparecidos los que debieron tener una oportunidad para decir la verdad, para mostrar otro camino. 
    Nadie sabe ahora donde esta la verdad, se ha diluido entre tantas apariencias, se ha olvidado como es y para que es útil, se tiene como cierto que en algún tiempo y lugar se le conoció y sin practicarla, se tiene por una leyenda que se ha trasmitido para guardar otras apariencias. 

 Parece que no tiene sentido buscarla, la verdad es un mito, un tesoro escondido en algún lugar del universo que no es tan importante encontrar, después de todo solo es algo que podría distorsionar severamente nuestro modo de vivir, tendríamos que cambiar tantas cosas y enterrar otras tantas, quien desee hacerla en su vida ha de estar mas que loco, la mentira en cambio es una aliada que permite aparentar lo que conviene, es la invitada de honor en cualquier reunión, se ha metido en los huesos de la gente y es parte de en cada acción importante, negocios, eventos de todo tipo, rituales, incluso en las relaciones sentimentales, aparentar no es algo que se tome como una ofensa o defecto, es parte del protocolo, un ingrediente que, si se sabe utilizar adecuadamente, ofrece la garantía de impactar , de realzar cualquier virtud, de esconder los defectos y malas intenciones, de poner en relieve aquello con lo que se desea imponer un determinado proceder, es por así decirlo, el ingrediente necesario para que los depredadores puedan hacer lo que les place y matizar las malas acciones. 
  Pero no todo llega a esos extremos, hay quiene la utilizamos simplemente para seguir sosteniendo nuestras relaciones, para continuar perteneciendo a un determinado grupo, sintiendo que somos incluido en la sociedad, tal vez simplemente por costumbre, tal vez porque fuimos educados de esa manera y no sabemos como ser auténticos, como se vive sin aparentar, encontrando las formas para decir la verdad siempre y actuar apegado a los buenos y fundamentales principios en donde ser es mas importante que fingir o disimular . 
   El proceder debiera ser la forma de distinguir a una persona, pero es la riqueza, lo que ostenta, la apariencia lo que se toma en consideración, la integridad se pierde en la vanidad, las convicciones se disuelven en fingidos actos, en artificiosas formas que se acumulan para enterrar la naturaleza, los fundamentos que guardan la relación autentica con lo que somos, tal vez lo hacemos por temor a mostrar eso precisamente, que no somos tan humanos, tan inteligentes como pregonamos, que estamos sostenidos por las mentiras de siglos, actuando dentro de escenarios diseñados para sostener ideas equivocadas, permitiendo que se crea cualquier cosa, incluso que la adversidad es un regalo natural, que la corrupción es aceptable para alcanzar objetivos, que el crimen se puede cometer en aras de una idea, otras cosas semejantes, sin que podamos o no queramos ver su real contenido. 
    La noche se aleja, la luz deja ver los colores y las formas, pero no escudriña nuestros pensamientos, no deja ver lo que se guarda en el fondo de los corazones, ni permite saber que es verdad y que es una apariencia. 

jueves, 14 de febrero de 2019

Descubriendo un sendero

Me gusta mucho caminar por las montañas, los bosques de pino, los senderos cubiertos de hojarasca, sentir la brisa fresca en mi rostro, deleitarme con el aroma de esos lugares alejados de la ciudad donde aun se escucha el trinar de los pájaros, el ruido que produce el agua al correr y caer en pequeñas cascadas bajando por esas laderas empinadas donde no muchos llegan. 
En uno de esos paseos fui a parar en un lugar increíble, el escenario como de cuento de hadas, con el arroyo, las grandes rocas, la caída del agua en forma de abanico, los arboles y arbustos rodeando un claro en el bosque de manera que parecía un escenario listo para una representación de la bella durmiente o algo parecido.  Me acomode en una de las rocas que parecía haber sido tallada y moldeada por la naturaleza como asiento y me puse a admirar los detalles del sitio, descubrí una hormiga intentando cruzar el arroyo y pensé que era la osada aventurera que se distinguía de su grupo por intentar algo diferente, como lo han hecho algunos hombre a lo largo de la historia y que al fin son los que han descubierto muchas de las cosas , pero la hormiga no encontraba como lograr su objetivo, entonces cogí un rama seca y la cruce de lado a lado del arrollo esperando que ella lo utilizara como puente, no lo hizo, ignoró el pasadizo y siguió buscando su propia manera de cruzar, algunos hombres hacemos lo mismo, no aceptamos o no comprendemos que hay formas que otros nos facilitan para lograr lo que nos proponemos y perdemos mucho tiempo dando tumbos por la vida.
   En aquella soledad, rodeado de tanta belleza era fácil que la imaginación volara , sobre todo tomando en cuenta que para mi era normal inventar historias de duendes y hadas, de hechiceros , héroes, brujas o guerreros adecuando cualquier escenario a mis deseos, lo cual me ha llevado a pensar que mi universo interno es mucho mas interesante que el mundo externo en el que normalmente convivo con quienes algunas veces han pensado que soy un soñador sin remedio. 

  En esos parajes entendí que la vida tiene muchos matices, formas diferentes de transitar por sus senderos, de apostar en sus juegos o dejar de lado aquello que nos propone seductoramente para reducirnos a seres esclavizados, a seres que pierden la oportunidad de gozar de las maravillas que tiene el mundo. Comprendí que no era siendo rico y poderoso como se encontraba la libertad y la oportunidad para disfrutar de las cosas mas valiosas de la vida , que un ser puede ser dichoso con lo indispensable para subsistir si a cambio obtiene la facilidad para ser lo que desea, de hacer lo que se propone, entendí a quienes no buscan la gloria ni el reconocimiento, sino la paz y le felicidad de su espíritu, a los que no se comprometen en campañas que han de terminar en conflicto con otros, sino que se empeñan en apartarse de las tentaciones que han de lastimarles, que comprenden que en sus deseos puede germinar la semilla de su propia destrucción y sobre todo , reflexionar sobre la diferencia del ser y el tener, del gran error que se comete al seguir las huellas de otros, porque nadie es igual y cada hombre tiene la oportunidad de crear algo distinto, descubrir su propio camino y destino. 

Esas caminatas por las montañas cuando la lluvia me sorprendió y me mostró su poder la naturaleza al derribar árboles, la iluminar el cielo con sus rayos, al oscurecer de pronto el paisaje, regar la tierra en un instante, dar vida a los arroyos hasta convertirlos en ríos, arrastrar grandes rocas al abismo, imponer su voz y su fuerza de tal manera que me enseño a ser humilde, aceptar que hay algo muy poderoso que creo el universo, que los hombres jamas podremos comprender, que hay secretos, tesoros inmensos que nunca conoceremos porque nos hemos puesto vendas en los ojos, porque nos negamos la posibilidad de aprender conviviendo con la naturaleza, no lastimándolas, destruyéndola, deteriorando lo que es esencial para la vida. 
    Me alegré de ir a esos lugares, algunas veces faltando a las clases en la escuela, donde se recibe el entrenamientos para competir y actuar igual que la mayoría, donde se pierde la autenticidad y se limita la creatividad, donde el encierro de horas termina por perdernos en nuestros oscuros pasillos mentales sin dar oportunidad  a explorar el universo sin otro motivo que gozar de sus maravillas y buscamos siempre, como la hormiga de esta historia, un modo de cruzar al otro lado sin darnos cuenta que hay puentes para hacerlo. 

martes, 29 de enero de 2019

Para los que leen


Recuerdo que a mi madre le encantaba leer, era una época en la que la televisión aun no era el principal invitado en los hogares, platicar, contar historias, leer en voz alta era una practica común y en mi casa era el principal entretenimiento en las noches, por lo menos en aquellas en que mi madre no trabajaba muy tarde.
Principalmente nos leia novelas de misterio, detectives inteligentes que resolvían caso complicados atrapando siempre a los criminales, lo cual me hizo creer que la justicia triunfaba , que había castigo para los infractores, lo cual , como sabemos, no siempre es cierto ya que muchas veces ni se conoce la identidad de los verdaderos criminales, los jueces son hombres que están sujetos a las influencias que provoca la ambición, el poder, las relaciones, el temor y los investigadores no son tan inteligentes, carecen de los medios para realizar sus pesquisas o simplemente caen en las redes de las organizaciones criminales, pero en eso no deseo por ahora entrar en mas detalles, lo que me propongo es invitarles a leer y descubrir la relación que se establece con hombres y mujeres de otros tiempos, de lugares distantes, de autores que escribieron historias fascinantes, relatos llenos de romance, aventura, misterio o divertidos cuentos que nos hacen viajar al mundo de la fantasía alimentando nuestros pensamientos , proporcionando elementos para que hagamos nuestros propios argumentos, encontremos algo que nos inspire, una idea que nos abre la puerta a soluciones o nuevos proyectos. 

    La lectura nos lleva a través del tiempo, nos ubica en espacios que jamas podremos visitar fisicamente porque muchas veces no existen o por ser inalcanzables por los cambios que sufrieron desde que el autor hizo su obra, pero no por ello deja de ser cierto lo que ahí se describe, su contenido guarda los elementos que hicieron posible recrear acontecimientos, detallar formas de vida, relaciones entre personas, sentimientos, escenografías, todo aquello que va conformando un vivido relato de tal manera que llega el momento en que nos sentimos parte de ese relato, como si viéramos con claridad lo que el autor nos narra.  
    Las grandes obras existen en todas partes, algunas no son del todo conocidas, las editoriales y la mercadotecnia muchas veces determinan cuales han de ser mas reconocidas, pero eso no implica que dejemos de lado el gran cumulo de obras que diferentes autores han dejado,  algunas convertidas en libros y otras en paginas que se amontonan en alguna biblioteca o en la red.   Explorar y describir una buena obra es como encontrar un tesoro, me ha sucedido que adquiera algún volumen en un remate de libros que hacen las librerías para liberar espacio en sus instalaciones, normalmente son libros  que tienen ya tiempo sin ser vendidos, con huellas de haber sido hojeados muchas veces sin que haya despertado gran interés entre los que lo hicieron, tal vez porque no pusieron atención en el contenido, o porque no era de un autor reconocido y a la gente le gusta comentar sobre esos que son tema del momento, o que se han ganado un lugar especial en la literatura mundial. 
    Un día en uno de esos remates me encontré un libro, las primeras lineas que les me hicieron que de inmediato me interesara, no me importaba quien era el autor, sino lo que decía, porque eran frases que me sacudían y me hacían reflexionar, eso es importante para mi, no hay cosa que me llame mas la atención que eso que me hace pensar en distintas posibilidades, en ver otra perspectiva, comprender o entrar en una polémica interna que me lleve a un escrutinio de mis propios conceptos, de los paradigmas o hipótesis que he aceptado como parte del marco de referencia para mi pensar y actuar. 

     De verdad era un tesoro, por supuesto que lo adquirí , fue una verdadera ganga, era un libro pequeño con apenas cuarenta paginas pero en cada una de ellas había mensajes que sacudían mi universo interno, le imponían una reestructuración de algunas cosas, le nutrían  o simplemente reforzaban una idea de tal manera que la estructura mental y la combinación de ideas fue un verdadero banquete para mi espíritu.  Me parecía increíble que hubiese encontrado algo tan valioso en una caja de libros gastados y que nunca hubiese escuchado hablar del autor o de su obra y sin embargo existía alguien en el mundo que tenia una brillante forma de exponer verdades, de encontrar respuestas, de abrir la consciencia, de invitar a la reflexión, a la exploración del mundo filosófico donde se han de confrontar la realidad y los espejismos a los que normalmente aceptamos como algo verdadero.

Creo que todos podemos encontrar esos tesoros, un libro, una escrito que nos plantee ante una perspectiva distinta, que nos haga vislumbrar un mundo diferente, que nos motive a realizar una exploración mas amplia en el mundo de las ideas que han sido grabadas, heredadas para quien se tome el tiempo para deleitarse saboreando las frases, las historias, las narraciones, los cuentos , etc., enriqueciendo nuestro acervo cultural y sobre todo, nos hace comprender como en todos los tiempos y en cualquier lugar de la tierra, siempre hay quien desea compartir sus experiencias , su imaginación, sentimientos, emociones, pensamientos con quien guste de la lectura. 

En algunos de mis escritos hago mención a un hombre que conocí hace tiempo, su nombre era Bernabé, era ya viejo cuando tuve la oportunidad de establecer una relación con ese señor que había sido maestro albañil y aprendió a leer después de los ochenta años, fue algo mágico, le pareció que había encontrado la fuente de la sabiduría y no perdía tiempo de leer ayudándose de sus lentes y una lupa, el único libro que había adquirido en su vida, un tomo de la Biblia para niños.
En mis andanzas por las librerías encontré un libro de construcción para principiantes, me pareció que era un buen regalo para ese señor que con tanto empeño había llegado a un momento de su vida en que las letras tomaron significado, cuando lo hice fue muy satisfactorio ver la cara de felicidad que puso, el entusiasmo con lo que lo empezó a hojear y lo emocionado que estaba de ver ahí muchas cosas que el sabía por la practica, pero que estaban explicadas e ilustradas de tal forma que su primer comentario fue " si yo hubiera tenido esto cuando era joven "
en ese momento comprendí que es una gran oportunidad de conocer y aprender lo que nos brinda la lectura desde que somos niños, que las letras impresas son símbolos mágicos que se combinan para realizar toda clase de cosas, depende de la interpretación de cada uno el como se han de formar y las proyecciones que puedan alcanzar en las acciones, en el comportamiento individual, pero también en la influencia colectiva que puede tener una idea. 

Dependiendo de nuestros intereses, podemos encontrar joyas literarias, manuscritos que han de regalarnos su contenido para conformar en nuestras estructuras mentales complejas formulas que darán sorpresivos resultados, siempre hay algo nuevo que descubrir, la imaginación no tienen limites, nuestro cerebro se nutre de ideas y las transforma, cada uno tiene su propia forma de acomodar y de combinar, de realizar experimentos, de proyectar esas nuevas ideas surgidas a partir del conocimiento adquirido, es uno de los mejores dones que tenemos sin duda, la oportunidad de aprender y entretenernos al explorar los universos internos de quienes los expusieron y se atrevieron a expresar sus ideas sin temor a las criticas, con la intención de regalar sus propias experiencias o el contenido de su imaginación, aprovechemos esa gran oportunidad, bebamos de ese elixir y embriagamos nuestra alma dejando que goce de la fiesta de las letras, de las paginas donde el romance se combina con la tragedia, el dolor se convierte en inspiración , poesía, manifestaciones de mágico contenido que nos hagan vibrar y sentir que la vida tiene muchos caminos, un cosmos de conocimiento en el que podemos encontrar las mejores sorpresas. 

martes, 22 de enero de 2019

Para los que no escriben

Existen personas que no les agrada escribir, las razones son múltiples  y muy respetables todas, cada individuo tiene diferentes aptitudes y gustos, pero intenten alguna vez poner sus pensamientos en letra, imprimir las palabras, observar la magia del abecedario combinarse para dar sentido a los signos que por separado no significan gran cosa, pero se pueden convertir en un universo de cosas que se pueden trasmitir en el tiempo y el espacio, que describen lo que existe y lo que imaginamos, aquello que se quedo en el pasado, lo que puede existir en el futuro, el presente con sus distintas percepciones, interpretaciones que se hacen siguiendo paradigmas, patrones aprendidos o que pueden ser fuente de algo completamente nuevo, ideas que revolucionan nuestras forma de pensar.

    Hay quienes pueden escribir narraciones muy interesantes, descripción de sentimientos profundos, pensamientos que se hacen poema, historias que se hacen cuento, novela y también hay los que escriben con gracia, nos hacen reír o imagina situaciones en las que la vida, aun con sus tragedias, es el manantial de cosas bellas que le dan sentido y un valor incalculable.

Escriban simplemente como un pasatiempo, encontraran caminos que desconocían en sus propios pensamientos, verán con sorpresa como hay universos internos que se van explorando y descubriendo, que dejan un buen sabor de boca al proporcionar la posibilidad de ir mas allá del entorno, romper las barreras de la distancia, las fronteras del tiempo, el velo que cubre lo imaginario o  la otra cara de una realidad en la que los que se fueron pueden retornar al conjuro del recuerdo, se desvanecen las ingratitudes, los desengaños, aquello que nos lastima al dejarlo caer en el océano de las letras, de la narración que les confiere un grado menor y los hunde para no ser mas que otro episodio dentro del  gran escenario de nuestra vida. 

   Hay tantas posibilidades, un cósmico escenario para expresar lo que sentimos, pensamos, percibimos, deseamos trasmitir o acomodar dentro del baúl de los recuerdos, dejando con letra la firme intención de no olvidar aquello que consideramos importante,  anclando nuestra existencia a esas personas, sucesos, que han marcado de distintas formas el camino que hemos recorrido, dando dirección, sentido a lo que hacemos y como lo realizamos, comprometidos con lo que decimos, con lo que llevamos en el corazón y con aquellos que amamos. 

   No pierdan la oportunidad de escribir, para ustedes mismos, para ver como los pensamientos toman una forma u otra, como se pueden acomodar de distinta manera las cosas al verlas desde distintos ángulos, analizarlas desde diferentes posiciones, lo que permite tener una mejor interpretación o comprender que pueden haber aciertos o errores en la manera como aceptamos o rechazamos algo. 

Cualquier tema es bueno para iniciar un escrito, no teman a sus propios pensamientos, dejen que fluyan como un manantial y que se nutra de aquello que hay en el inconsciente, que deje salir los fantasmas y las musas, que se transforme en rio, lago, mar donde se pueda navegar y descubrir lo que hay de bueno y malo, explorar sin descanso y encontrar los elementos que nos conforman, las sustancias que han dado origen a lo que somos, a lo que no somos también. 
No importa si hay quien lea y se interese por lo que hemos escrito, eso es irrelevante, hay autores que jamas son reconocidos y sus frases se utilizan en distintas ocasiones, incluso en películas o en reuniones donde son causa de sorpresa para quienes no las han escuchado con anterioridad, algunas veces sirven para enamorar, para hacer reír, calmar una pena o simplemente para romper el hielo, pero el caso es que hay quienes aprovechan el ingenio de otros para alzar el cuello y parecer lo que no son, eso siempre ha existido y seguirá existiendo, porque hay quiene son incapaces de poner a trabajar su cerebro un poco y expresar sus propias creaciones, si lo intentaran seguramente surgiera algo que les satisficiera, pero bueno será si algún día usted escucha a alguien decir lo que usted ha escrito atribuyéndose el mérito, eso quiere decir que ha influido en alguna forma en el ámbito infinito de los pensamientos, donde queda registrado el genio o la estupidez humana. 
En una ocasión se comunico conmigo una joven que deseaba que le confirmara si yo había escrito algo que se publico en la revista de la Universidad de México.  Su interés radicaba en que su novio le había escrito una carta con el mismo texto y ella al mostrar parte del contenido a sus amigas descubrió que ya habían sido editadas en la red.   Le confirme lo que sus amigas le dijeron y le dije que lo tomara como una mentira con el deseo de agradarla, era como cortar una flor que otro hombre ha sembrado con el objeto de llevarle un tributo al ser amado, las cosas no son tan graves cuando se hacen con buena intención, cuando se utilizan con el fin de regalar alegría, de exponer de la mejor manera nuestros sentimientos y utilizar lo que otro hombre dijo no es mas que aprovechar su inspiración, sin que eso implique el deseo de molestar.  Mis argumentos no la convencieron, estaba sumamente molesta porque le pareció que le había mentido, pero lo que mas le dolió sin duda es el ridículo al mostrar a sus amigas ese escrito presumiendo a su amado de ser el autor de un texto que le pareció en su momento apropiado a lo que estaban viviendo y que sin embargo era una copia de lo que yo había publicado.  desconozco cómo termino esa historia, espero que solo haya sido un disgusto pasajero entre enamorados y que haya comprendido que eso de repetir lo que otros han expresado no es nuevo, aun sin proponerlo seguimos huellas que han dejado otros hombres, aunque  "hay de casos a casos" dijera el abuelo.

    Me sentí alagado de que alguien hubiera utilizado parte mi publicación, pero sobre todo de saber que las amigas habían de inmediato aclarado que eso ya existía en la red, quiere decir que si hay quienes leen y tienen en mente cosas he escrito aun sin conocerme, eso me pareció magnifico, porque es como ver que se ha plantado una semilla y esta germinando, aunque he de aclarar que eso que ellas leyeron estaba cargado de erotismo, un resumen de las vivencias de un pasión que se convirtió en obsesión, en adicción al amor en sus distintas proyecciones, matices, escenarios.

Bueno, tan solo es un ejemplo que lo que algunas veces sucede con lo que escribimos, pero hay quiene hay inspirado revoluciones, cambios sociales profundos, cosas que siguen vigentes y que han influido en el pensamiento de muchos individuos durante siglos, las grandes obras literarias son bien reconocidas y seguramente sus autores empezaron por escribir simples frases hasta descubrir ese torrente de inspiración que los llevo a la conclusión de algo brillante. 

Espero que pronto se animen a escribir, a leer, a comentar entre amigos lo importante que es expresar lo que sabemos, sentimos, vivimos, amando, gozando, sufriendo o simplemente observando el magnifico universo que nos rodea, cualquier tema es bueno, las ideas fluyen cuando iniciamos un escrito, no imaginamos en ese momento a donde nos puede conducir el pensamiento, la idea de inicial se va transformando conforme aparecen personaje y eventos, escenarios que recordamos, cosas que imaginamos, palabras que se van transformando en un párrafo, en la mágica fuente donde surgen las cosas maravillosas de la mente. 

Escribir como parte de una terapia es recomendable para considerar distintas formas de interpretar un evento que nos haya lastimado profundamente, algunas veces nos encerramos en pensamientos que no permiten percibir la realidad y nos condenan a vivir deprimidos, llenos de odio, rencor, sentimientos que nos lastiman y que nos enferman a tal grado que pueden manifestarse en forma física muchos síntomas.  Escriban con la mente abierta y el corazón dispuesto a decir todo aquello que que les causa daño, lo que les hace sentirse felices, lo que les agrada y lo que no les gusta, escriban sobre sus anhelos, sus fracasos, triunfos o consideraciones, de las acciones que han realizado y les llenaron de satisfacción, las cosas que les han hecho sentir orgullosos o las que les causaron desilusión, dolor profundo y poco a poco irán descubriendo que no hay mejor interlocutor que vuestro propio yo, como si al escribir se vieran en un espejo mágico en donde su imagen se puede transformar por medio del conocimiento de esos pensamientos que se combinan y nos hacen ver que la vida no siempre es amarga o dulce, que algunas veces se sufre y en otras se goza intensamente, los matices de una existencia están acordes con las vivencias, con las intenciones, con las acciones, el deseo de compartir o de aislarse para formar una burbuja donde se desea acomodar las cosas a nuestro deseo y no como realmente son y se encuentran en la naturaleza, la cual no siempre es tranquila y buena, algunas veces se torna violenta, dura y hay que luchar para vencer los retos que nos impone, creo que son parte de una disciplina en la cual aprendemos a enfrentar lo que es inevitable, el dolor y la muerte. 

En resumen, al escribir se percibe con mayor claridad lo que somos y lo que no somos, las distintas formas que hay para interpretar las cosas, la relatividad cobra un verdadero significado, observamos la vida como un gigantesco cuadro en el cual podemos plasmar nuestra figura de distintas maneras y darle un sentido a lo que hacemos y dejamos de hacer. 
No se preocupen de las criticas o de los piratas, ni siquiera de los curiosos que algunas veces mórbidamente se asoman a nuestros escritos, o de aquellos que buscan una forma de pasar el rato, de todo hay en la viña del Señor. 

 Les deseo que lo disfruten o por lo menos les ayude a encontrar respuestas a muchas de las preguntas que se han planteado en la vida. 

sábado, 12 de enero de 2019

La gran aventura

Creo que la todos tenemos que contar una gran aventura que recordamos al pasar de los años y deseamos compartir con quiene amamos, pero en mi caso le he tenido guardada como si fuera un valioso tesoro en el fondo de mi corazón, tal vez porque esta llena de sucesos increíbles, tal vez porque puede causar una equivocada interpretación, , temor a que salgan de nuevo los monstruos con los que luche en esos años cuando volaba en territorio desconocido, en la oscuridad, intuyendo que era vigilando, observando los dos motores que sostenían las alas de ese magnifico avión que con el que podía hacer toda clase de maniobras para evadir a los enemigos. 
   Recuerdo alguna tarde volar por un cañón estrecho, otras por un campo de distintos colores que se extendía al horizonte, el viento que rozaba mi rostro, la lluvia atravesando la tormenta, el relámpago que alumbro el camino ayudando a encontrar la ruta correcta, mientras abajo las personas vivían toda clase de eventos, yo estaba solo en el espacio abierto, entre la nubes, soñando en llegar al sitio donde me esperaba la tranquilidad de un hogar, el ternura de una mujer que había preparado una deliciosa cena esperando mi llegada.
   Eso sucedía en mi mente con el aguantador en mis hombros y espalda,  los cubos de agua se balanceaban a los lados e imaginaba que me dirigía a la base cumplida la misión , caminaba con  por el sendero de tierra que serpenteaba por aquel barrio escondido en algún sitio de la gran ciudad, pero yo veía la pista iluminada, los hangares, la torre de control, porque la imaginación hace cosas extraordinarias, ayuda a soportar lo que parece imposible, se impone a las condiciones adversas presentando un cosmos diferente y  una hilera de ladrillos se convierte en la gran muralla china, donde los charcos son aguas de una laguna  donde habitan las hadas de las flores, las casuchas son reinos donde las princesas bailan en los salones de un castillo, la toma de agua con su fila de gente con cubos se convierte un torneo de caballeros donde siempre gana el bueno, las brujas y los magos se encargan de agitar con hechizos la vida de los pueblos hasta que un héroe los derrota.

   Mientras acarreaba agua para que mi madre lavara la ropa, mis hermanos hacían linea para llegar los cubos de agua, entre las miserables viviendas de hombres y mujeres que perdieron el empleo, se hundieron en el vicio,  fracasaron en negocios, se desintegro su matrimonio o enfermaron y se agitaban en sus lamentos, yo ahí podía encontrar aventuras maravillosas, ver en las estrellas la ruta para alcanzar el planeta donde la abundancia permite a sus habitantes tener una vida tranquila y gozar de las bellezas naturales que son muchas y muy diversas, ríos, mares, montañas, lagos, cascadas, llanuras, para recorrerlos sin peligro alguno, porque nadie desea lo de otros, todo se comparte. Las fiestas son continuas, siempre hay una justificación para hacerlas, la música, el baile, el canto, son parte fundamental en sus relaciones, no se han tenido ofensas grabes en cientos de años, la gente vive feliz porque la paz y la cordialidad reinan en sus comunidades, que hay muchas y tienen cada una diferentes formas de vestir, de preparar los alimentos, de realizar sus obras artísticas, artesanales, el como se organizan sus juego, con la finalidad de que los niños y jóvenes aprendan a convivir y gozar en conjunto. En fin, yo podía llegar tan lejos como lo deseara y elaborar toda clase de escenarios, eventos, personajes, objetos, acomodando a mi deseo las cosas, que muchas veces, se extendían durante horas o días, como una forma de evadir la realidad del vecindario miserable.

  Después de muchos años he recorrido muchos lugares, he gozado intensamente con personas compartiendo reuniones, conciertos, eventos magníficos, festejos, donde he saboreado ricos platillos, lo que califican de buenas bebidas, nadado en aguas de mares, ríos, lagos, navegado en océanos, volado sobre las nubes observando las alas del avión y sus motores y siempre me digo que la estrella que alumbro mi camino fue una buena guía, porque llegue a ese mundo que imaginaba cuando niño y el recorrido para llegar a donde me encuentro a sido mi gran aventura, pero estoy seguro que todos tienen una tan buena y emocionante como la mía. 

Es una lastima que este paciente no haya recuperado la cordura, ha vivido la mayor parte de su vida en el nosocomio imaginando cosas que pudo experimentar si tan solo hubiéramos encontrado la forma de que su cerebro captara la realidad y la interpretara en forma correcta, pero los distintos tratamientos no han dado el resultado esperado. Su expediente esta lleno de narraciones que van desde su niñez a su vejez. A los cuarenta y cinco años habla como un viejo que ha experimentado toda clase de aventuras, alguna de ellas verdaderamente interesantes, porque su mente ha elaborado interpretaciones fantásticas en donde una enfermera se convierte en un hada o una hechicera, un medico es el amigo de aventura o el enemigo que ha intentado matarle, la camilla puede ser una nave para viajar a otro planeta o la cueva donde habitan los demonios, que normalmente son otros pacientes o enfermeros, que de pronto los transforma en personajes de historias donde pueden representar a sentimientos o emociones, tal es el caso de una narración que hizo en el primer año que estuvo bajo el tratamiento de la doctora Mendez, que nos ilustra como puede atribuir cualidades físicas a un sentimiento o emoción, al rencor lo describe como un ser viejo, enfermo, viviendo en la miseria, vagando por las calles buscando que robar o como lastimar a otros mas débiles, mientras que al amor lo describe como una bella mujer con vestidos hermosos, con joyas valiosas, con una sonrisa encantadora, unos ojos que brillan como las estrellas, siempre esta contenta y dispuesta disfrutar de la vida, sorprendiendo con detalles donde quedan incluidas vividas relaciones sexuales,  llenando de alegría cada momento que se pasa con ella. 
La verdad algunas veces le envidio, porque el experimenta esas historias imaginarias como si fuera algo real, se le nota al narrarlas que no ha perdido detalles, esta perfectamente familiarizado con sus personajes, con el cosmos que el ha elaborado a lo largo de los años de tal manera que controla a su antojo cada momento y por ello no quiere salir de esa comodidad y enfrentarse a una realidad que debe haber sido muy dura cuando empezó a evadirla y las alucinaciones sustituyeron al entorno de manera regular.

Es un caso muy interesante, porque vemos que la mente es una herramienta que nos ayuda a sobrellevar cualquier carga, a adoptarnos a las cosas mas difíciles, interpretando el medio de forma que se pueda actuar sin entrar en conflicto con las circunstancias, con los eventos que pudieran ser un impedimento para vivir, pero ese mecanismo también puede llevar a otra persona a buscar la salida falsa, al suicidio, sintiendo que se dirige  a la dimensión donde todo es perfecto, o por lo menos, donde se termina el sufrimiento. 
A lo largo de los años, los diferentes psiquiatras que han intervenido directamente en el tratamiento del paciente, dejan constancia de los muchos recursos que se han probado, de los diferentes métodos de las horas invertidas inútilmente, los fármacos probados, incluso algunos experimentos autorizados intentando sacarle de su estado sin logran ningún avance, por lo que solo nos queda esperar y seguir intentando para ver si algún día el decide salir de ese universo interno donde ha vivido. 

Algo que nos inquieta y ha inquietado a los distintos especialistas que lo han tratado es la gran cantidad de información que proporciona sobre lugares y eventos que tuvieron lugar , acordes con el tiempo que el dice haber sido testigo, lo cual es desconcertante tomando en cuenta que en su expediente aparece como interno en las mismas fechas.  Las personas que dice haber conocido si existen o existieron, pero al parecer no se ha corroborado su relación con el paciente por falta de fondos para realizar dicha investigación, trabajo social simplemente informa que si hay registro de esas personas.  Es uno de los casos mas interesantes , no hay que perder sus narraciones y descripciones, siempre nos dan algo para discutir y ver los senderos infinitos que tiene el cerebro para justificar una forma de actuar. 

martes, 8 de enero de 2019

El conocimiento y la ignorancia

Los hombres hemos presumido de ser inteligentes, de acumular conocimiento a lo largo de los años, de ser capaces de desentrañar los misterios del cosmos, de entender las leyes de la naturaleza, el como se origino la vida, su evolución, etc. , pero lo irónico es que ignoramos los aspectos esenciales de nuestro propio comportamiento, no somos capaces de controlar nuestro impulso destructivo que nos ha conducido por senderos de muerte, miseria, dolor, corrupción.
    Enfrentarnos con nosotros mismos es lo mas difícil, el enemigo mas fuerte es nuestro yo que nos impide ser felices al encadenarnos a una serie de convencionalismos, a un sin fin de normas, al desmedido deseo de poseer que se convierte en tortura cuando se carece de los medios para satisfacerlo.
   luchamos constantemente contra los elementos naturales, contra nuestros semejantes y con nosotros mismos sin tregua, sin dar oportunidad a encontrar la paz de nuestro espíritu que nos permita gozar de las cosas maravillosas de la vida, del maravilloso espectáculo del cosmos, de la gran variedad de cosas hermosas que tiene la tierra, de nuestras propias capacidades, del contacto con otras personas que siempre tienen algo bueno que ofrecer y que sin embargo eludimos por temor, prejuicios, egoísmo o cualquier otro motivo. 
nos complicamos la existencia y nuestra presumida inteligencia, nuestro pregonado conocimiento no alcanza para dar respuestas acertadas y lograr la paz en el mundo, la conservación del planeta que destruimos irracionalmente , nuestros motivos siempre justificados son falacias generadas en la locura colectiva, en la completa ignorancia de lo que significa la vida, de su valor, su irrepetible funcionamiento , manifestaciones, diversidad, belleza. 

Somos demasiado arrogantes para aceptar que nuestra ignorancia supera por mucho a nuestro conocimiento, que sostenemos nuestra actitud humana mientras demostramos ser los peores depredadores en la tierra, que presumimos lo que no tenemos... prudencia, cordura, inteligencia para detener nuestro desenfrenado comportamiento y lograr vivir en armonía, gozando de las maravillas que ofrece el mundo. 

la estupidez humana queda demostrada en los millones de muertos causados por la violencia, la inagotable sed de conquista, la ambición que pretende adueñarse de lo que no debe ser poseído, de lo que jamas se debió repartir como si fuera un objeto creado por nosotros, la tierra, dividida, la tierra con sus recursos naturales, con sus magníficos lugares que se convirtieron en particulares y ha sido causa de enfrentamientos fratricidas . 
 En fin, no es necesario aportar mayores evidencias,  somos ignorantes presumiendo de sabios.

sábado, 29 de diciembre de 2018

Cuando no alcanza el destino

Alguna vez imagine que en un futuro cercano tendría la oportunidad de vivir en calma, tener los conocimientos y la experiencia necesaria para expresar con claridad los proyectos de vida que nacieran del compromiso con altos ideales para servir a mi familia, comunidad, país y tal vez al mundo en una consecuencia lógica donde nuestras acciones repercuten en el cosmos que nos rodea.
   Creí que la sola idea de marcar mi camino con referidas señales dejadas por aquellos que han sido calificados como sabios o iluminados, permitiría seguir su huella para alcanzar el conocimiento o por lo menos tener las herramientas adecuadas para pensar con claridad y realizar con destreza aquello que podía ser importante para mi vida y la de otros en un sentido positivo dando un sentido a la vida, proporcionando un significado a lo que se hace o se deja de hacer, entendiendo cuales son las causas y los efectos, los parámetros, las sentencias, paradigmas, referencias, los ocultos secretos que se abren solo a quienes se esmeran en buscar las respuestas y ponen todo su empeño en hacer lo correcto.

    He recorrido ya la mayor parte de mi camino, el destino me alcanza con su calculado tiempo, el infalible precepto donde se termina mi vida, donde se inicia el silencio y se reconoce a la muerte como el único medio para obtener esa paz anhelada, la no interferencia que niega la posibilidad de pensar con claridad y ver nítidamente los distintos matices que tienen las cosas, lo distintos ángulos en interpretaciones de un suceso, las posibilidades de una acción o las intenciones que existen detrás de los deseos, tal vez , el profundo significado de un sentimiento, de las emociones que se derivan al percibir las cosas del universo.  Nada de eso ha ocurrido, mi ignorancia a crecido con el paso de los años, mas confundido estoy terminando el sendero sin comprender que hay de cierto o falso en las intenciones de quienes se dicen humanos y cometen toda clase de actos que contradicen tal calificativo, confundido  por el perfil de seres que se aplican en la destrucción y cual demonios desatados cometen actos en contra de lo que debiera ser sagrado para conservar un mundo que contiene los elementos de la vida, de tal forma que hay un culto a la muerte, a lo corrupto, una ferviente adoración al placer efímero, a la vanidad, la riqueza, el poder simplemente por tener sin aprender el significado de ser en su verdadero designio.  Como entenderlo cuando se han desgarrado los cánones divinos, pisoteado los altos valores, mal interpretado la capacidad de ser libres para actuar, perturbando la consciencia a tal punto que no se distingue lo que es bueno y es malo, dando una interpretación conveniente para conseguir objetivos, distorsionando lo que pudo ser bueno y transformando en basura lo que era limpio y puro.   La inocencia se pierde entre el contenido de las intenciones de evadir una realidad intolerable formada con los deshechos de millones de seres acumulados en milenios.

    Veo pasar los día con la apatía surgida del convencimiento de no haber seguido el camino correcto, de no encontrar esas señales que me indiquen que hay algo de cierto en lo que se afirma del hombre, donde las evidencias son apabullantes y demuestran que no somos ni inteligentes ni humanos, que hay mucho de locura en nuestros actos, que hay mucho de inconsciencia en afirmaciones que consideramos ciertas y que al final del camino nos demuestran la falta de cordura, de prudencia, de humildad para aceptar que no somos perfectos y que hemos agredido lo sagrado simplemente porque jamas comprendimos su significado. 

    Hombres de barro, hombres de tiempos sombríos de origines ignorados, hombres rebeldes a su naturaleza a su destino, al proceso de cambio evolutivo, conformando un conglomerado de cosas que se agreden mutuamente, una enmarañada estructura que se consume en su propios vicios, que se pierde en sus mezquinas intenciones.   Nada nos detiene, perdimos incluso la fe en que Dios esta con nosotros y lo utilizamos solo como uno mas de las abstracciones que promueven un proyecto, bendiciendo las guerras, creando instituciones lucrativas que especulan con lo divino. 

     El panorama no es el mejor sin duda, pero algo se puede sacar de provecho, ya conocemos lo malo y nos falta experimentar el lado bueno del hombre, tal vez en aun quede tiempo para experimentar ese aspecto que se ha quedado guardado, olvidado en el correr de los siglos y pueda resurgir de pronto para otorgar su brillo a la vida, para llenar la tierra de sus tesoros, dando al hombre la posibilidad de ser humano, de revertir los procesos destructivos y reconocer que se ha equivocado para cambiar el rumbo , dirigirse a las mejores opciones en proyectos de vida, de paz, cordialidad, felicidad, amor, amor en cada pensamiento y acción. 

Las intenciones buenas siempre han existido, falta llevarlas a su conclusión, encontrar las formulas que prevengan de la infección nefasta que aniquila el espíritu, dar la pauta para interpretar un concierto de vida en el que cada participante es importante, donde se siga con buena dirección el ritmo natural donde se encuentra lo que nunca hemos alcanzado, pero que intuimos que esta ahí reservado para quienes se acercan a lo divino. 

martes, 25 de diciembre de 2018

Evolución o involución

En algún punto de la evolución con los secretos que no conocemos, las palabras que no inventamos, las ideas que no habían surgido se formo algo parecido a lo que somos, pero con la ventaja de saber su origen y la razón de su existir, por lo que le era fácil decidir que hacer y que no intentar siquiera, como el entrar en lucha con otros elementos del universo, el caminar por las peligrosas rutas del olvido, de la degradación de su propia naturaleza y en esa actitud de iluminado se pasaba la vida gozando de los muchos regalos que le ofrecía el universo. 
   En algún momento evolutivo el continuo intento de combinar la energía y la materia en distintas formulas resulto una división de sexos complicando el proceso, incluso se ha pensado que fue una tragedia cósmica, la involución planteada de cruda forma, el cataclismo que conmovió la realidad para convertirla en una metáfora que cada quien ha interpretado en el correr de los siglos  de manera personal, de donde se originaron los distintos grupos humanos, las diferencias raciales y otras muchas cosas que complicaron la existencia. 

La palabra se hizo compleja en su forma de interpretar pensamientos diversos que nacían si orden alguno, siguiendo intereses, sentimientos, emociones, ideas o locuras sin que nada lo contuviera, ha sido desde entonces como un volcán en constante erupción lanzando torrentes de compuestos vocablos que se hicieron idiomas, lenguas de diferentes matices, de un rebuscado método para intentar la comunicación, el entendimiento, de ahí lo difícil que es comprender claramente, con precisión aquello que deseamos expresar. 

Regresar al origen, encontrar le concepto verdadero, la consciencia de lo que somos y convertir en sencillo lo complicado es ya algo imposible, porque nos hemos perdido en el laberinto de nuestros pensamientos, en los juegos mentales que tienen algo mágico al buscar nuevas formas de expresar una misma idea, al describir un mismo suceso, un objeto, cualquier cosa que captan nuestros sentidos o que proviene de la imaginación que no tiene limites y que siempre es misteriosa por nacer de inconscientes elementos que están mas allá de lo formal y de lo material.

Quien logre el encontrar en el silencio la forma de expresar su universo, quien encuentre el camino para vivir en armonía con su propio ser, la forma de interrelacionarse sin afectar lo que le rodea, seguramente estará muy cerca de encontrar de nuevo la formula primaria donde lo sencillo, lo verdadero, el conocimiento puro esta al alcance. 
      JuanAntonio Saucedo Pimentel

domingo, 23 de diciembre de 2018

El fin de año

El reloj con su ritmo preciso va marcado el tiempo que se mide en horas, en minutos, segundos en una estela subjetiva que entendemos cómo cierta por la costumbre, los paradigmas de ancestrales figuras familiares por defecto, así se va en silencio el hoy que mañana es ayer, el año que se va gastando hasta convertirse en otro nuevo por le mágico deseo de los hombres que han hecho del tiempo su amo y su esclavo, aunque para otros seres no significa lo mismo, es claro que para las rocas es distinto que para las flores, porque cada cosa tiene su forma de moverse en el espacio, de tal forma que resulta obvia la relativa importancia de sucesos que para mi pueden ser importantes o intrascendentes.

Mi ser esta conformado en su mayor porcentaje por agua, tal vez por eso, al venir a la playa miro con respeto y admiración al océano, su movimiento, su grandeza, su majestuosa fuerza, su belleza que siempre cautiva.  La ola termina su ciclo al estrellarse en la costa, se resbala por la playa, se desliza nuevamente el agua al mar que la contiene, repite el movimiento cual danzante experto y en ese viven continuo transforma lo que parece duro, diluye las sustancias hasta transformarlas en distintas cosas como un gran mago practicando sus hechizos y luego las arroja a la tierra con arbitrario enfado en una demostración de fuerza, de energía que no se limita, de su poder creativo que guarda en liquido regazo.
 Lo admiro en su tiempo eterno que no le importa el paso de los años porque se han perdido el conteo de los repetidos movimientos, de las altas y bajas mareas, de las olas que oscilan que se trasladan hasta tocar las costas de los continentes que también se han transformado en los siglos, dejando nuevos sitios para guardar el contenido del agua que tiene un ciclo diferente, un tipo de ser nube, de ser lluvia, de ser rio en corriente que baja desde las montañas a los lagos o regresa a la mar que espera siempre.

Mis visitas al mar siempre son interesantes, los atardeceres son distintos, las arenas no guardan por mucho tiempo la huella de los visitantes, advirtiendo que todo se trasforma en el mundo, que nada es importante o que todo lo es en el instante en que se convierte en la posibilidad de ser consciente de su propia existencia, de lo que significa la vida y la muerte, de lo que hay y lo que no existe, por eso es tan interesante observar a la gente, cada uno buscando sus propio camino, labrando un destino con sus actos, buscando respuestas, inventando algo diferente, aportando sus personales hipótesis y sus locuras en esa libertad que se obtiene simplemente por haber nacido, por se capas de comprender o no lo que se posee y lo que no se tiene, digámoslos simple, por formar parte de una especie que se ha convertido en la dominadora del mundo, sin que esto signifique lo máximo, entendido desde el punto en que no tiene la capacidad para controlar su destino marcado con la misma transformación que tienen lo demás elementos que componen la diversidad y complejidad del universo.

En la pretensión de retener el agua entre mis manos me doy cuenta de lo imposible que es detener lo que es inevitable, mi tiempo se esta agotando, mejor dicho, soy yo quien se va consumiendo  en un tiempo que seguirá su curso después de mi muerte lo cual no es mas que la transformación que siempre ha tenido la energía y la materia que hoy son parte de mi ser, de esta envoltura donde se ha situado un sistema integrado que me permite ser lo que soy, con las características que me definen y me distinguen otorgando, como a todos los hombre y mujeres, mi distintivo de autenticidad , de irrepetible.
Ese es otro gran misterio, cual es la razón para que existamos en formas iguales tan distintas, esto es, tenemos los mismos componentes, pero la forma como actúanos es distinta en cada persona, incluso al observar una misma imagen se puede notar que hay distintas interpretaciones, formas de describirla, de incorporarla a otras ideas y formar nuevos pensamientos a partir de ese único objeto presente,

el año se termina y estoy navegando en el océano de mis ideas, extensión infinita que no he dejado de explorar cada vez que hay oportunidad entre los rutinarios pensamientos que ocupan gran parte de los días y algunas veces de las noches porque hay cosas que tengo que realizar como tarea, porque otras se han de atender como ineludibles responsabilidades, pero siempre hay espacio suficiente para navegar por ese océano de pensamientos que se forman con la aportación de múltiples  elementos que llegan de otros espacios y tiempos, de aquellos que estuvieron y dejaron una estela de filosóficas hipótesis, teorías que hoy podemos repasar porque estamos presentes.   

son solo palabras las que se acomodan para expresar esas ideas recién horneadas en el universo interno donde guardo las cosas importantes, las cosas que me han impactado por su belleza, por su contenido con pinceladas de pasión, de tragedia, de dolor, gozo , amor, mezclando la ilusión y diferentes elementos que provienen de percepciones e interpretaciones que me hacen creer que estoy y que formo parte de este cosmos maravilloso donde las sorpresas en torrentes invaden la tierra, dando a mi vida la oportunidad de gozar sin haber comprendido cual es la razón para ser invitado en una fiesta tan espectacular, eso pienso mientras camino por la arena con mis pies desnudos sintiendo el cosquilleo y la frescura, observando el movimiento del océano, las personas que van cruzando en mi camino tal vez para nunca mas volver. o ser parte del siguiente cuadro en una escenografía que se va formando cada día.  

sábado, 22 de diciembre de 2018

Del sexo y otra cosas

Hoy vi a dos mujeres unidas en un beso apasionado, fue como un reclamo que me llego profundo, la clara demostración de lo que ellas sienten por los hombres que durante siglos las marginaron, les negaron derechos primordiales o las ignoraron como si fueran de otra especie mientras se aprovechaba su cuerpo y se sometían al silencio que le provoco , como ya se ha visto, una rebeldía creciente, una agresividad reprimida que de pronto se alzo en múltiples manifestaciones por la tierra estremeciendo a conservadores, santurrones imposibilitados para detener el hundimiento de las normas establecidas con engaños, prejuicios, ideas sin fundamento afirmando que ellas eran inferiores.
   Aguanta ! me dije a mi mismo, esto es lo que merecemos por no comprender que ellas son fuertes, inteligentes, que desean la libertad, que saben pensar, amar de verdad sin condiciones, enfrentan la realidad y se adaptan, se convierten en lo que han ganado a fuerza de luchas conyugales, en tribunales   sorprendidos por el ímpetu del feminismo desbordado en cada lecho, en los corazones de las herederas de valientes mujeres que no cejaron de reclamar lo que les correspondía. 

No hace falta citar por nombre a quienes estuvieron a favor o en contra, en ambos bandos había serios defensores, cada uno con argumentos que se diluyeron ante la evidente fuerza de quien tiene la razón de su parte, ya no hay nada que las detenga, son lo que han deseado, lo ganaron sin duda, ahora queda  esperar que van a lograr con esa libertad y esos derechos en ley convertidos, porque los hombres ya hemos dado cuenta clara de que no somos buen ejemplo, intentar seguir el mismo camino las condena al fracaso, tiene que inventar o descubrir algo que dignifique al feminismo, demostrando que no fue un capricho pasajero, una demostración de que pueden ganar en cualquier campo, sino las autenticas defensoras de los derechos humanos, respetuosas de los valores profundos, asociadas con los hombres para compartir responsabilidades, porque no solo adquirieron derechos, ahora son corresponsables de lo que se hace y no se hace, de los ajustes sociales, en la familia, en la vida. 

Nuestras diferencias son evidentes, no solo fisicamente, tenemos formas de actuar diferente ante situaciones similares, en parte se debe a las costumbres, en otras a esos dones que cada persona posee y que no siempre favorece a lo masculino, muchas veces sucede lo contrario, las mujeres pueden realizar mejor las tareas, encontrar soluciones, tener la paciencia y el cordura, la inteligencia necesaria para resolver problemas graves, bueno es que estemos luchando codo a codo, que nos respetemos y nutramos las relaciones de esas condiciones que nos hacen diferentes pero complementarios. 

Es justo decir que la mayoría de las mujeres, así como de los hombres, prefieren mantener una buena relación y disfrutar en pareja, existen buenos motivos para cultivar esta forma de comportamiento, sobre todo cuando se trata de la familia, la perpetuación de la especie, pero para quienes tienen otras preferencias sugiero respeto, son tan validos sus gustos como los nuestros, sus preferencias sexuales es algo personal, intimo y mientras no afecte negativamente a la sociedad tienen todo el derecho de manifestarse. heterosexual ya es solo una mas de las clasificaciones, hoy existen otras que se han ido incorporando a nuestro lenguaje por la diversidad de preferencias, no hay que alarmarse, siempre existieron pero se mantuvieron silenciosas. 

Es mejor saber como se compone el social grupo en que nos desarrollamos, actuamos con mayor conocimiento, tolerancia, viendo que la diversidad puede ser contribuyente a formas de interpretar y actuar distintas, lo bueno o lo malo de nosotros depende, cada uno sabe cual es su comportamiento, su influencia negativa o positiva en la comunidad, en su familia.

Los cambios y las luchas han de continuar, una sociedad evoluciona como los otros elementos que la componen y donde se ubica, nada permanece constante al paso de los años y es difícil predecir cual ha de ser la dirección y las consecuencias de lo que hoy estamos formando o intentando hacer, pero aun existe la esperanza de que han de mejorar aspectos de las relaciones en la sociedad, por lo menos la oportunidad de seguir intentando por un mundo donde la tolerancia, el respeto, la igualdad, libertad no sean solo conceptos repetidos para justificar actos que se contraponen a su verdadero significado , confundiendo las intenciones, perdiendo el camino para vivir en harmonía .


Estoy contigo

Escribo ahora sin saber la historia completa de lo que he de vivir en el futuro, compartiendo el tiempo  y el espacio en limites marcados por sutiles abstracciones que inventamos para  dar referencia de lo que sucede o ha sucedido, hablando de un pasado, de un futuro, de un presente que ya no existe porque se ha diluido en un instante transcurrido sin que apenas me haya percatado de su importancia o de su intrascendente paso que seguramente para algunos ha marcado el comienzo o el final de un sentimiento profundo, de una acción que les causa dolor o regocijo , nada importante en el infinito cosmos donde vagamos instalados en una esfera que denominamos tierra, envuelta en los espejismos de nuestras interpretaciones y representaciones mentales, en la obstinada intención de comprender y clasificar, de modificar o destruir sin que haya una forma de entender con certeza que es verdad o que es mentira.
    Recorro la senda que tengo por delante, dejando atrás lo que ya he vivido encontrando un contenido que se ha repetido en varios siglos, comparto nuevamente las fiesta, los eventos, las tragedias, ilusiones, lamentos, esperanzas, guerras, nacimientos y muertes en escenarios que se dicen naturales, en tiempos que se dicen importantes sin tener el contenido suficiente para ser intemporales,  no lo entiendo, como tampoco he entendido la razón de la existencia o de la no existencia, del imperioso impulso a trascender del hombre, a su obstinada constancia en la búsqueda de respuestas a preguntas que se han repetido desde siempre.

Comparto el día y la noche, el calor del sol, el brillo de las estrellas con millones de seres que se afanan por seguir viviendo para descubrir lo que hay en el siguiente paso, como si ahí estuviese la razón de su vida, de la mía que se confunde con las otras y se funde en los silencios, con los ruidos, en el viento y en las horas en que el planeta gira alrededor del sol y en si mismo proporcionando cambios de luces y sombras, de estaciones que transforman el paisaje, dejando estelas de misterio, de marchitados campos, de renovados bosques, de ríos que se han secado, cascadas formadas con llanto.

   Se filtra por el pensamiento las ideas que no se de donde han provenido, inquietos visitantes que perturban la tranquilidad de mi sueño, vagabundos confundidos entre la maraña de sucesos que han nutrido durante el día mis sentidos, rumiando su contenido, llegando a conclusiones que se ajustan a una interpretación por paradigmas inducidos, a un concierto de nuevos discernimientos  que se pierden en la inmensidad de mi universo interno.

Cuantos años, espacios, personas, sucesos, ideas, sentimientos, pensamientos perecidos en un recorrido que no se termina con mi deseo, ni siquiera con la intención del aniquilamiento del repetido duelo de quienes han perdido a lo que aman, desesperado intento de mitigar un dolor nutrido de la impotencia para detener lo que ha de suceder por natural proceso, el vivir marca el destino de perecer algún día, pero es difícil para quien lo enfrenta de pronto y se ve envuelto en un final no deseado condenado a seguir sin ese elemento importante, referente irrepetible porque el amor no se entiende jamas completamente. 


Otro año termina y otro se inicia con las mismas esperanzas que en otros tiempos los abuelos fincaron en sus almas, sueños de siempre que demuestran las buenas intenciones en el océano de emociones proyectadas en espacios de este mundo sin las repercusiones que se anhelan, apagadas por estruendo de cañones, de clara demostración de la locura humana colectiva, de la intención inconsciente destructiva que se apodera de las mentes logrado lo que parece un fin trágico para la especie que ha tenido la oportunidad de vivir en un mundo maravilloso pleno de belleza, saturado de misterios, de espectáculos que nos sorprenden cada día, cada tarde, cada noche mientras intentamos ser humanos, amar y ser amados

viernes, 30 de noviembre de 2018

LA RUTA DEL TEMOR

Es cierto que al igual que otros hombres intente escribir un libro sobre la nada, un poema a la no existencia y antes de iniciarlos los había terminado porque no se requiere de palabras para escribirlos, no de lenguaje o de alguna  forma para describirlo, pero hay cosas que si puedo decir sobre lo que percibo, lo que se consume mientras transito entre las ideas, los pensamientos que se originan en la percepción e interpretación de aquello que llega de distintos lugares, de muchos tiempos. 

En el recorrido por diferentes espacios y tiempos durante mi vida he llegado a la conclusión de que nuestro temores nos tienen al borde la locura, dando a nuestra existencia un matiz lúgubre, un sin sentido que se traduce en comportamientos erráticos , en actuaciones que dejan la duda sobre nuestra proclamada inteligencia, que mantienen muy en alto la posibilidad de una auto destrucción masiva, de un cataclismo que supere nuestra capacidad de reacción, porque nos hemos perdido entre nuestros deseos y nuestra estupidez de tal forma que caminamos sobre una senda de temor que nos mantiene esclavizados a un intento de escapar de la vida. De otra manera no se entiende como hemos mantenido la violencia durante tantos siglos, seguimos actuando de la misma forma como lo hicieron los hombres de las cavernas, únicamente hicimos mas eficientes las armas, mejoramos las formas para destruir, utilizando medios que interfieren de formas muy sutiles en la continuación de la vida.

     Quien crea que exagero puede ver cualquier noticiero y estadísticas en cualquier lugar del planeta, las exigencias económicas, las propuestas políticas, los argumentos de los lideres y las consecuencias que tiene para el planeta nuestra actuación en general les han de proporcionar la perspectiva de lo que esta sucediendo y lo que ha de suceder sin duda alguna, esto es, la continuación de un desesperado y vertiginoso movimiento destructivo que se traduce en toda clase de corrupción, violencia, adicciones, enfermedades, padecimientos mentales y sobre todo, temor, angustia que se eleva sobre las torres de los emporios financieros, sobre los búnkers donde pretenden estar seguros los que provocan las grandes catástrofes humanas. 

    Poca o ninguna posibilidad tiene el hombre de encontrar la paz y la libertad para gozar de su vida, siempre sometida a un mundo donde se ha extendido la cultura de la competencia, donde los deseos se alimentan por medio de mecanismos amplios en su alcance, estrechos en su contenido, creando seres ávidos de consumo enfermizo , de seres que se esfuerzan por tener mas sin ser mas, sin entender  siquiera cual es la razón de su existir y de su actuar. 
     Como autómatas seguimos las directrices que nos marcan, consumiendo los recursos de manera irracional, exterminado aquello que impide nuestro paso, luchando constantemente para alcanzar el mejor lugar, por ser mejor calificados, el prestigio, la riqueza, el poder, que justifica cualquier cosa, incluso el corromper y asesinar. 

     El optimismo se estrella contra las violentas manifestaciones de odio y rechazo a las instituciones que han liquidado lo poco de humano que aun tenia el hombre, el hedonismo se levanta como una inmensa ola que arrasa con las sociedades y las condena a la perdida de valores, mientras los señores de la muerte se enriquecen pensando que están haciendo lo mejor, lo mas conveniente, mientras millones de seres buscan escapar de la violencia y en campos de refugiados padecen condiciones que aniquilan la dignidad y terminan por darle la puntilla a los ideales.
     
      Mal camino elegimos, nuestros lideres no eran ciegos, eran locos o ignorantes que nos condujeron sin entender cual era el verdadero destino de los hombres, sin comprender que los valores humanos no estaban tasados en oro y poder, que la felicidad no se compraba, que era una forma de vivir en concordancia con la naturaleza, un compartir con animo de disfrutar con amor todo aquello que nos brindaba el mundo, de respetarnos y respetar la tierra, de vivir con sencillez y con un amplio sentido de responsabilidad por cuanto nos rodea, porque es el único sitio donde podemos vivir, porque es el lugar donde habitan los seres que amamos. 

 Decir que luchemos por la libertad o por nuestra nación, por la democracia o por la justicia son argumentos para incitar a la violencia, cualquiera de esas cosas se consigue trabajando, haciendo lo correcto, mi libertad, la justicia o nacionalidad están en relación con lo que hago y donde habito, cualquiera me recibe bien si coopero y comparto, si me esfuerzo por mejorar el entorno, ayudo en mi comunidad para hacer obras que benefician a todos, seguramente ahí encontrare respeto y me aceptaran en la forma como yo les respete y les acepte en sus diferencias. 

Hemos estado peleando por algo que tenemos y obtenemos por derecho desde el momento en que nacemos, pero lo apostamos en acciones que nada tienen que ver con la libertad y la justicia o la nacionalidad, porque un hombre es del mundo y en el encuentra todo lo necesario para ser y hacer, siempre y cuando no entre en disputas innecesarias con quienes creen tener derecho a todo y no comparten, pretendiendo explotar a otros hombres, enriquecerse sin mucho trabajar a base de especulaciones que dejan en la miseria a muchos.  Mal rollo, eso es una verdura estupidez, ya esta mas que comprobado por las consecuencias que se tienen y que nos tienen al borde de la extinción.

Honor, lealtad, patriotismo, son ideas que se inculcan en los que han de luchar mañana, porque el negocio de la guerra impone constantes batallas, consumo de municiones, de armas que producen millones mientras la destrucción y la muerte se mantiene como un colateral daño que mantiene una economía que tritura los pocos vestigios de humanidad que pudieran existir.
 Por ello es mejor proponer la diversión como uno de los medios para evadir esa enfermedad que aqueja a quienes creen que tienen propios pensamientos y se dejan conducir como ganado en los senderos de la destrucción. 

Esta es una propuesta para dejar de lado por un momento el afán de ser mejores y tomar consciencia de nuestra verdadera naturaleza, desnudos, sin riqueza o poder que interfiera en el pensar y actuar, dejando que compartamos como niños el encuentro con otros seres que tienen la misma intención de vivir , simplemente vivir, aprovechando los espacios, las propias habilidades para dar y recibir, para sentir sin el compromiso, sin la provocación o el deseo de competir, logrando lo que nunca hemos logrado, se hombres y mujeres libres de prejuicios. 

Cualquier cosa puede pasar, es un experimento que puede resultar peligroso para quienes no pueden dejar de lado el egoísmo, la ambición, la costumbre de ser primeros y ser los mejores, pero sin duda ha de proporcionar la oportunidad de conocernos un poco mas, de saber de que somos capaces como hombres y mujeres deseosos de vivir y gozar simplemente, dejando que las cosas fluyan tranquilamente mientras cooperamos para que las se mejoren aquellos elementos que son indispensables en nuestra sociedad. 

Ya se ha intentado y fracasaron los distintos modelos, terminaron tarde o temprano corrompiéndose con la influencia de los elementos que conforman el mercado, pero también por la naturaleza o mejor dicho, por la herencia que tenemos en nuestros genes marcados con la violencia y la muerte de siglos.

Entonces no queda mas que esperar a ver hasta donde nos lleva la aventura de la evolución, la obstinada intención de ser mejores, aun cuando estemos demostrando lo contrario. 

jueves, 1 de noviembre de 2018

SOPORTAMOS DEMASIADO

Ser un hombre es un gran responsabilidad, es la oportunidad de tomar consciencia de lo que se es, de lo que se puede realizar en acciones que transcurren en un tiempo limitado, en un espacio reducido a la tierra, rodeado de en un cosmos infinito, tomando en consideración la capacidad de movimiento, de pensamiento que un ser mortal tiene , forzándolo a tomar desiciones a cada instante, adaptarse a los eventos, enfrentar fenómenos naturales, sus propios miedos, al de sus semejantes con los que estableces lazos por conveniencia y en relaciones que no siempre son amigables, por el contrario, son motivo de discordia, competencia, lucha constante con cualquier  pretexto , algunas veces sin que exista un verdadero motivo, simplemente porque el temor se convierte en paranoia, en absurdas ideas que se convierten en muerte, dolor, guerra.

   De tal forma se ha conformado una historia en la que la tierra se ha regado con sangre, donde los hombres que han pretendido despertar la consciencia fueron asesinados sin clemencia, dando origen a una estirpe depredadora que consume irracionalmente, se afana en seguir compitiendo, en fomentar la creencia de que solo el mas fuerte ha de subsistir como una ley de la naturaleza, aun cuando eso es una falacia que se puede desmoronar con la evidencia que dan los organismos pequeños, los que han existido como compañeros inseparables y que muchas veces han dado muestra de su poder en epidemias que causan alarma sin que jamas se controlen del todo.

   Hemos soportado demasiado durante siglos nuestro irracional comportamiento que nos ha llevado por caminos de miseria, nefastos senderos, sin que tengamos la cordura suficiente para recapacitar, para ver que estamos perdidos en nuestros propios argumentos desprendidos del intento de justificar los que no tiene sentido, un culto a la muerte, un sometimiento al que es capas de cometer los actos mas crueles, a quien puede matar a miles o millones sin sentir remordimiento, al ser enfermo que no entiende que la vida es mas importante que la conquista de algo que no le pertenece. 

   La agresividad se fomenta, el valor se mide por la capacidad para atacar sin medir las consecuencias, por eso dicen los viejos que no hay valor mas grande que el de un pendejo, que la locura esta mas cerca de los valientes, pero  el verdadero valor, determinación y coraje se demuestra cuando se es capas de conquistarse a si mismo.

Si algo nos hace fuertes es la union, es la capacidad de conjuntar las diferencias, encausando todas ellas ha un objetivo, principalmente para salvar un obstáculo, para enfrentar un fenómeno natural destructivo, una plaga, un peligro eminente al que solo se puede enfrentar unidos.

Hemos experimentado lo que podemos alcanzar con la cooperación de muchos, con la intención de hacer obras que han maravillado a generaciones, pero existe el que desea adjudicarse el mérito, el que no reconoce que fueron muchos los que se esforzaron para lograrlo, esa miserable actuación rompe las uniones y refuerza el resentimiento, fomenta la intención de ganar a toda costa los lugares preponderantes en cualquier acción, resultado de una mala interpretación de la realidad, una educación basada en la competencia, la costumbre de quedar en en lo alto para dominar, ganar prestigio, riqueza o poderío , que tarde o temprano te causan un soberano problema.

Pensemos positivamente, que por fin, con todos los conocimientos adquiridos, con la tecnología, la ciencias, con la ayuda de los astros y del Buen Dios que no se donde lo dejamos hace tiempo, nos damos a la tarea de reconstruir el mundo, cambiamos de actitud, nos convertimos en humanos, nos comportamos como hermanos, logramos que las diferencias no sean causa de lucha , sino la necesaria mezcla para lograr que crear las mejores obras, que la fusión del ser humano sea de tal forma con la naturaleza hasta lograr que el planeta recobre la estabilidad, la belleza, el acorde funcionamiento de todos y cada uno de sus elementos , encontrando la forma de vivir en paz para siempre. 

  Pensemos que logramos entender nuestro comportamiento con ayuda de los ordenadores, que encontramos las formulas correctas para administrar los recursos de manera que no exista hambre, enfermedades provocadas por contaminación y que alcanzamos el punto en que dejamos de cargar las culpas acumuladas en la historia humana, que por fin llegamos unidos a la construcción de un mundo donde se acepta la diferencia como algo esencial para  la expresión interesante que da a cada obra un toque especial, que la pluralidad y la inclusión favorece el progreso.

Pensemos que la comunicación es ahora la mejor que ha existido, que tenemos las herramientas para conocer en los diferentes idiomas las razones y los pormenores de una acción, de un proyecto, de cada aspecto importante en la vida de los hombres y mujeres del planeta, que estamos en la etapa en que comprendemos al fin, que la vida esta compuesta como un cuadro magnifico donde el contraste, la luz, las figuras, matices, se van transformando a cada instante para darnos la posibilidad de sorprendernos ante tanta belleza. 
  Entendemos que cada ser es importante, que todos son necesarios, su vida es tan importante como la nuestra, mis hermanos son todos los humanos que existen y han existido, venimos del mismo tronco, estamos compartiendo el planeta sin que ello nos haga dueños de algo, simplemente estamos de paso, nuestra existencia es breve en comparación con el tiempo y el espacio.

Apreciamos nuestros distintos dones, talentos, los intentos de hacer las cosas de forma que algunas veces no entendemos pero se acepta que es una forma de llegar al mismo punto, creemos todos que la vida es importante, somos capaces de amar, estamos dispuestos a luchar por lo que vale la pena, la felicidad compartida, el derecho a la justicia, que no es otra cosa mas que el respeto mutuo, no hacer a otros lo que no deseamos para nosotros mismos, sencillo, simple, cualquiera lo entiende, lo practica como la máxima norma que rige las relaciones. 

  Sigamos pensando positivamente, animados a ver el mundo como un lugar compartido por seres que igual que nosotros tienen el derecho a vivir, a expresarse de distintas maneras guardando le debido respeto a lo que consideramos adecuado en cada zona, imaginemos ese mundo que alguna vez se hizo canto en la por la inspiración de John Lennon .

bueno , hemos aligerado la carga, ya no tenemos que soportar a los indignos seres que alguna vez se convirtieron en azote de la humanidad, se termino le dominio de los poderes originados en la riqueza o la fuerza, ya no tenemos guerras ni la intención de seguir ese antiguo camino de violencia y corrupción, no hemos liberado de las psicopatías que nos hicieron tanto daño y ahora estamos en un mundo donde florecen las buenas obras, relucientes se levantan las almas en total plenitud y cantan a la vida con amor. 

Se puede? Claro que se puede , el chiste es querer hacerlo,  solo queda la ilusión que alguna vez se logre algo parecido, que se entienda que el hombre tiene la posibilidad de cambiar, de ser humano con su mejor significado y que ha dejado de estar encadenado a los instintos primarios, que se levanta como un ser que abandono para siempre la ambición enferma, que dejo atrás la violencia y los vicios, que esta convencido de que ha de vivir dando lo mejor de si mismo como lo hacen los demás y que encontramos el sendero para la felicidad. 

martes, 30 de octubre de 2018

Y DESPUÉS QUE SIGUE?

Ante la corrupción y la violencia, con la impotencia del que carece de medios para evitar la tragedia, mientras olas de muerte y dolor amenazan con hundir nuestra vida en el fango formado en siglos de miseria, hay voces que desesperadamente intentan animarnos a continuar luchando sin olvidar lo que ha sucedido a nuestros amigos, compañeros, familiares que se han ido en su intento de cambiar el rumbo y volver a la senda de las buenas costumbres, el respeto, la justicia, el orden, el amor a nosotros mismos.
    Ecos llegan del pasado con sus gritos animando a los valientes, a los que aman su patria, su familia, con el fuego de quien sabe que es mejor morir de pie que vivir de rodillas, bien que lo experimentaron en carne propia sin que hubiese un reconocimiento a su sacrificio, sin que exista un monumento, una placa que recuerde cuantos se fueron en el anonimato en una multitud de seres que fueron masacrados sin piedad alguna, asesinados a sangre fría con el cobarde comportamiento de gobernantes temerosos de perder el control, con la cooperación de los mercenarios de la muerte que no tuvieron consideración de aquellos que buscaban la redención de su patria .

No requerimos de invasión extranjera, nuestros lideres y sus mercenarios son protagonistas constantes en una historia de traiciones y vergüenza, donde los valientes mueren, los ideales se borran, las leyes se pisotean y se hace escarnio de la justicia mientras los cobardes venden tierras para comprar armas.

    Los años han pasado y no han mejorados las cosas, por el contrario, tal parece que no dió resultado asesinar a esos jóvenes, se sigue masacrando a los que levantan la voz, a los que reclaman justicia mientras se deja que impunemente los criminales se adueñen de los espacios que otrora fueron emblema de libertad ¿que sigue? qué más harán esas fuerzas malignas para acabar con los bastiones de la justicia? mientras se roban cuanto pueden, se burlan de las leyes, se jactan de ser lo poderosos, los que ostentan posiciones, se afianzan en los altos puestos con su ignorancia presumida, su prepotencia fascista expuesta sin vergüenza alguna .

    Lastima de tiempo y espacio en un país donde la vida no se respeta y no se aprendió de los errores, donde se perdieron los legítimos reclamos en el laberinto formado por corruptos señores de mierda que vendieron su país y sus valores, lastima de lucha y de tantas muertes, sin remedio perdidas en la indiferencia de un pueblo que se acostumbro a servir y agachar la cabeza, muchas veces por miedo, otras el valor lo trocaron por adicciones o conveniencia, esa es la gran tragedia, el perder la consciencia de lo que se es y lo que se ha perdido, como se ha transferido el humano a robot obediente al mandatos de los medios masivos, al brillo de lo superfluo, a la influencia de drogas y alcohol, del sexo inducido, al dinero mal habido.

    De nada sirve saber o entender de que se trata esta forma de vida si no le sacas provecho, cada quien juega sus cartas de acuerdo a la conveniencia y le vale madre si hay muertes o injusticia en lo que hacen, siempre y cuando la ganancia sea buena, lo demás vale madre según su filosofía, se advierte que no hay ningún propósito de enmienda, para que? las cosas están como les gusta, el mas fuerte se chinga al débil, el mas transa es el que se pone al frente, la patria no existe mas que como una leyenda, se vende al mejor postor, no hay para que seguir  remando contra la corriente se dicen y se ríen de quien habla de justicia o libertad, escupen a los que intentan superarse, el estudio es para los ignorantes, los vida les ha enseñado que no hay mejor forma de triunfar que las transas , los que opinan diferente son pendejos sin remedio, hay que darle gusto al gusto, la vida pronto se acaba, que las luchas de los pobres son para idealistas y locos, aquí se logran objetivos con determinación y sin respeto a leyes o reglas, eso se invento para controlar a los que no tienen agallas para ganar en este mundo donde siempre ha existido la ley de los mas fuertes.

Y después que sigue? hemos de seguir el mismo camino, mal destino nos aguarda, esta forma de vivir es la de quien no ama la vida, de quien tiene un culto a la muerte, propone la destrucción masiva, ha perdido la cordura , su alterada conducta puede calificarse de psicopatía aun cuando se crea que hay mucho de cierto en lo que afirma, no nos engañemos, aquello que nos destruye no puede ser bueno por mas que lo  repitan miles o millones de veces, no puede convertirse en acierto un error aun cuando muchos están apoyando esas ideas y las consecuencias las podemos notar en el incremento de violencia y muerte, en asesinatos masivos, en la impunidad con la que se comenten actos vergonzosos, delitos que debieran ser sancionados.

    Es tiempo de recapacitar, detener nuestra marcha a la muerte, a la corrupción, a un destino amargo que podemos convertirlo en algo digno, en algo que nos haga sentir bien como hombres, que muestre que somos seres racionales capaces de crear cosas buenas, alcanzar grandes objetivos, brindarnos la oportunidad de vivir en paz, con justicia, libertad, felicidad, compartiendo ,esmerarnos en hacer lo mejor, cualquiera que sea nuestra actividad, cierto que la vida es corta, pero es mejor disfrutarla al dar lo mejor de nosotros mismos, ver que los seres que amamos sonríen, gozan, tienen la oportunidad de logras sus sueños en el estudio de cualquier profesión, en las artes, en el campo o la ciudad, sintiendo la hermandad de todos los hombres en un mundo donde la vida ha fructificado y no tenemos derecho a exterminar algo tan hermoso, valioso, magnifico. 

Algunas veces deseo que al despertar las cosas que han sucedido fueran solo una pesadilla que termina con el amanecer, que la luz del sol abriera una puerta a una realidad distinta donde puedo caminar seguro por cualquier lugar y donde puedo encontrar aquellos que se fueron sin darles tiempo a disfrutar de la belleza del mundo, sin tener la fortuna de amar y formar una familia,  quisiera ver que la gente se saluda como en antaño, confía en los otros y la palabra es suficiente para establecer un compromiso , quisiera , en el ultimo de los casos, perder la memoria y hundirme en esas historias que algunas veces nacen de mi fantasía , volar en la imaginación sin limites para llegar al sitio donde no existen los mercenarios, los señores de la guerra, los que especulan con el dolor y la muerte.
quisiera llegar al lugar donde la suerte no es necesaria, porque hay un ambiente propicio para realizar los proyectos de belleza y vida, de alegría , de amor en su máxima expresión. 
Quisiera encontrar la formula para inspirar respeto y union, para regalar al mundo la posibilidad de alcanzar los altos ideales de igualdad, legalidad y fraternidad , favorecer el desarrollo encontrando el apoyo de una sociedad donde los lideres han comprendido que su papel es dirigir por buen rumbo a quienes les han elegido y que no requieren de la violencia o de mentiras cuando tienen la intención de hacer lo correcto y entienden que su poder radica en la union y el trabajo de todos . 
Si creyéramos en Dios con una fe a toda prueba entonces las cosas tal vez podrían cambiar, pero nuestra locura alcanza para afirmar que todo lo que existe desde el principio de los tiempos surgió de la nada, que todo es producto de la combinación química, de la fusión de la energía o de la interpretación que nuestra propia fantasía hace de algo que no existe y que se adapta a nuestro capricho, hemos llegado la punto de olvidar nuestro proyecto de vida para encadenarnos a una demencia masiva que permite que sea el mercado, la economía la que marque el rumbo y sean los señores de la ambición y el poder los que marque en rumbo sin poseer el grado de sabiduría necesaria para entender la O por lo redondo, como decían los abuelos.
De nada ha servido que nos afanemos en comprender las leyes del universo, en descubrir las formulas químicas de la naturaleza, la transformación de la energía y la materia, el increíble funcionamiento de los cuerpos, de las leyes que controlan el cosmos desde la interpretación física y química o crear cosas que nos sorprenden cada día e inventar aquello que puede regalar comodidad, placer, salud o diversión, porque en el fondo seguimos con la misma posición egoísta, con la distorsionada visión de quienes confunden los términos de la vida y la convierten en una obra donde la tragedia devora los sueños, nos condena a la miseria moral, a la desintegración del hombre que no encuentra la forma de escapar de un pantano que nosotros mismos creamos .
Si pensáramos continuamente en lo magnifico que es vivir en un mundo donde existe tanta belleza, en lo efímero de nuestra existencia, en lo valioso de la vida por darnos la oportunidad de dar y recibir, de crear belleza, de regalar nuestras mejores obras, de compartir la felicidad con quienes amamos, cantar, bailar, enfrentar los retos unidos, sentir que somos navegantes en una nave que viaja por el universo de dimensiones incomprensibles, con misterios y sorpresas que hacen interesante el trayecto, que tenemos la posibilidad de disfrutar de los colores, sabores, aromas, texturas, escenarios, sonidos, diferenciar lo que es bueno y malo, lo que es frio o caliente, lo que esta cerca o lejos y en en nuestros pensamientos hacer nuevos proyectos con total libertad de tal modo que podemos sentirnos felices de ser lo que somos, un grupo de seres capaces de tomar conciencia de lo que existe y ha existido, de transformar la materia y convertirla en obras de arte en todos los campos, demostrando que somos dignos de poseer tantas facultades, de haber sido invitados a esta fiesta de la vida sin haber hecho mérito alguno para merecerlo. 

Podemos hacerlo, vencernos a nosotros mismos el la mas difícil tarea, pero es posible cuando se tiene la voluntad inquebrantable de hacerlo, hay suficiente pruebas de ello, hay quienes alcanzaron el grado de iluminación que se requiere para dar sus obras sin condiciones, que han creado con el objetivo de mejorar las cosas, que se han dedicado a aliviar el dolor, a facilitar el camino, regalar felicidad con sus actos y con sus talentos, la música, el canto, el genio y el trabajo en conjunto que logra las obras de ingeniería, de arquitectura o el laborioso intento de los genios de la literatura, de los que han creado cada objeto que se suma para el bienestar y en pro de la vida, sin atender al desconsiderado actuar de quienes especulan, comercian, compran y venden en un mercado corrompido por las ambiciones y pretensiones mas bajas...
y después que sigue? es la pregunta que nos tenemos que hacer cada día, cada instante en que tomamos una decisión para bien o para mal, porque eso despierta la conciencia, nos hace recapacitar sobre las consecuencias y nos enfrenta a la realidad en que todos somos responsables de lo que sucede y ha de suceder, que nuestros actos hoy determinan como hemos de vivir mañana y que la vida se termina demasiado pronto para gastarla haciendo daño o tirarla al basurero, cuando se tiene la posibilidad de hacer algo que valga la pena y de lo cual nos podamos sentir satisfechos, conscientes de que somos un conjunto de seres que comparten los mismos tiempos y espacios, los mismos elementos, el mismo planeta en el inmenso cosmos, 
si lo logramos, lo que sigue 
ha de ser mejor.