Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

domingo, 15 de marzo de 2015

El Jardinero II

El jardinero  II
   El viejo jardinero dando gracias a Dios por otro día de vida, lleno sus pulmones del aire fresco de la mañana y se encamino a la pequeña bodega donde guardaban las herramientas para iniciar sus tareas.
   Admiraba la obra maestra que El Señor presentaba en el cielo, pintado con nubes y colores , luces y sombras meditando que los hombres diariamente recibimos regalos de Dios pero la mayoría de las veces no los apreciamos.  
   Empezó a regar el jardín, abrió los grifos y los aspersores lanzaron abanicos de agua sobre el césped, las flores y arbustos llenando de frescura el ambiente y de un olor a tierra y hierba mojada que siempre había gustado al viejo.  Tomo la escoba y empezó a barrer los caminos de piedra que serpenteaban por el lugar mientras admiraba cada árbol y planta que había plantado y cuidado hasta convertir ese lugar en uno de los jardines mas bonitos de la ciudad, sentía la enorme satisfacción de un padre amoroso que ve como sus hijos se han convertido en algo bueno y agradeció nuevamente a Dios la oportunidad de haber contribuido en su obra mientras repetía mentalmente,  “porque Tu que todo lo puedes me has permitido ser tu humilde servidor y me has regalado en la vida paz, felicidad y belleza, gracias Señor”


 Los vecinos que conocían a quien durante muchos años se había ocupado de mantener el sitio , decían que el jardinero no solamente era un buen trabajador, sino un buen hombre que siempre escuchaba con atención y daba respuestas relacionando analógicamente la vida de las personas con las de las plantas, no siempre se le comprendía, pero sus palabras proporcionaban tranquilidad y se notaba en su mirada la bondad y el deseo de que las cosas marcharan bien.
 Sus respuestas eran cortas, pero dejaban algo para reflexionar, sus consejos eran sencillos, pero tenían un profundo significado porque el viejo se guiaba  por la luz de su  espíritu , la fe en Dios.

    Pocos sabían que el jardinero había sido en sus años de juventud un hombre alocado que gustaba de las fiestas, las reuniones con los amigos, la conquista de las mujeres, los placeres vanos.  Mas tarde fue un hombre de negocios, empresario que logro cierto éxito pero no se acercaba a Dios.  Fue un accidente que lo postro en cama durante casi un año lo que le hizo reflexionar y encontrar el camino para sanar su alma, la recuperación fue increíble, nació nuevamente, un hombre nuevo surgió de la tragedia y sin proponérselo Dios marco el camino. Durante las terapias para recuperarse se aboco a cuidar de un pequeño terreno done empezó a cultivar flores y arbustos, sembró arboles y comprendió que la vida era un proceso divino en el que Dios le permitía participar y gozar de sus maravillas, “nunca mas” , se dijo a si mismo, dejare esta senda, porque en la vida sencilla he encontrado la paz y la felicidad que nunca tuve y he visto que Dios esta en cada detalle.
  A la vez que crecía su fe, fue aumentando el tamaño del terreno cultivado , fue así como tras de muchos años se había convertido en un hermoso sitio donde la gente gustaba pasear y descansar mientras él se transformaba en un hombre que amaba y respetaba al Señor.
 
   El oraba a toda hora, decía que eso le hacia sentir que bien, no porque Dios lo requiriera, sino porque su espíritu se llenaba de paz la contarle al Señor sus sentimientos, pensamientos y emociones, dando cuenta de sus acciones como un fiel servidor. 
   Se que El me escucha, que gusta de que haga bien las cosas y me hace feliz el servirle con toda mi energía y con verdadera vocación, porque me ha regalado demasiado, porque es generoso y conocedor de lo que ha sido, lo que es y lo que será.
  Una hoja del árbol se mueve por gracia de Dios, una tormenta riega en minutos la tierra por su bondad, llena ríos y lagos , hace que la cosecha sea abundante, que los frutos sean deliciosos, las flores hermosas y la vida continúe. 

  Es El quien cultiva y quien hace que la tierra de frutos, es quien dirige la obra en la que incluye al hombre, es quien marca el principio y final en su obra, por lo que tengo que agradecerle el haberme dado la oportunidad de participar.

  Unos jóvenes pasaron a su lado caminando apresuradamente con rumbo a la escuela, de pronto uno se detuvo, retorno a donde se encontraba el viejo jardinero y le pregunto ¿ de verdad cree que Dios puede atender a mas de seis millones de personas al mismo tiempo?   El jardinero levanto la vista y miro con al joven sonriendo y pregunto  ¿de verdad crees que en la red se pueden conectar y pasar información millones de ordenadores, celulares y Tablets?   El joven se retiro  corriendo mientras reía y gritaba   ¡Es cierto, Dios puede!

   Para el jardinero los misterios de la vida no era algo que tenia que resolver, indagar o causarle inquietud, porque los veía como algo que mantenía el interés de las personas y daban un toque enigmático e interesante.

 Hemos de ser un motivo de constante atención para Dios, somos impredecibles y hacemos cosas que pasan de lo absurdo a lo divino, de lo aberrante a la genialidad, creo que no le defraudamos porque en medio del caos que hemos formado, siempre buscamos su luz y no perdemos la esperanza de que ha de levantarnos cuando hemos caído.


El jardinero miro al cielo y dijo,  “el universo parece demasiado grande y complejo, pero Dios dio al hombre la capacidad de contenerlo en el reducido espacio de su mente, eso es grandioso!”
  En esos momentos paso a su lado la mujer que nunca respondía a su saludo, pero el jardinero dijo “ buenos días” con el mismo animo de siempre, ella lo ignoro como de costumbre. El jardinero simplemente sonrió mientras pensaba.
 Algunos no sentimos superiores y no entendemos que hasta un simple insecto puede terminar con nuestra vida, porque en verdad solo formamos parte de un conjunto increíble donde todo  se relaciona y cualquier cosas puede suceder.
 Sus pensamientos fueron interrumpidos por una mujer de serio aspecto, elegante y de mirada inteligente que le dijo:
-buenos días ¡ dispense que interrumpa su trabajo pero me preocupa que mi esposo no cree en los milagros, dice que la ciencia es la respuesta adecuada para cualquier cosa ,  ¿usted cree en los milagros?

 el jardinero dejo de remover la tierra en torno a un rosal, se irguió lentamente y le contesto:
Si no crees en los milagros, levántate temprano, observa el amanecer, mira como la luz va invadiendo el mundo, descubriendo los colores, las formas, haciendo que las sombras se disipen y todo tome sentido, eso es un milagro que se repite y tal vez por ello no lo apreciamos.  Otras veces los milagros no son lo que esperamos, sino lo que conviene y eso nos hace pensar que no es milagroso, pero si el universo continua funcionando y nosotros gozando de sus maravillas, eso es suficiente motivo para creer y hay algo mas increíble, los hombres muchas veces cooperamos para que un milagro suceda. 
  La mujer se retiro agradeciendo la atención , sorprendida que el jardinero hubiese descubierto que era ella la que dudaba de los milagros.

En otra ocasión el viejo podaba un arbusto cuando se acerco un hombre e inquiero ¿qué religión profesa?  Por su tono el jardinero adivino que venia con la intención de convencerlo de que perteneciera a una congregación determinada, se detuvo por un momento y contesto : La misma que usted o la de otras personas que creen en Dios y en su bondad, que comparten sus bienes, son tolerantes y aman a sus semejantes al punto de sacrificarse por su bienestar.    El hombre se despidió con una sonrisa y el viejo continuo su trabajo meditando:  mientras los líderes de cada religión continúen afirmando que son los verdaderos portadores de la palabra de Dios y que su doctrina es la única que puede llevar a sus seguidores a una vida de iluminación, eterna, donde solo han de disfrutar, no han de terminar los conflictos y la confusión.

   El temor ha sido uno de los pilares en la construcción de doctrinas que especulan con lo sagrado, la historia y sus ejemplos, la ciencia,  no han servido para alejar al hombre de las falsas creencias y hacerle notar que el universo contiene suficientes mensajes y misterios para que el hombre sienta agradecimiento por la vida y crea que existe un Dios que esta detrás de su funcionamiento. Cuando lo logremos, no habrá mas temores, se aceptar la vida con su gama de representaciones, con sus misterios, tragedias, incertidumbre y magnificencia, porque eso es lo que la hace tan valiosa.





  


viernes, 13 de marzo de 2015

reflexiones del jardinero

El jardinero contestaba con citas que dejaban claro lo que deseaba expresar, he reunido algunas que aquí se muestran:


Si deseas una vida digna, has que sea como un jardín , proporciona, paz, alegría, belleza.

crece como un árbol con las raíces bien fincadas, el tronco fuerte y derecho, las ramas extendidas a lo alto y dando sombra y frutos indiscriminadamente.

aun los arboles caídos son útiles, algunos son puente sobre un río, otros son materia para obras de arte, construcción o para hacer un buen fuego.

Si siembras buena semilla, la abonas y cuidas con esmero, tienes grandes posibilidades de obtener una buena cosecha, lo mismo sucede con tu vida.

El alma como la tierra que da buenos frutos, se debe abonar adecuadamente.

Las ramas de un árbol no son idénticas, pero cada una cumple la función necesaria para mantener el equilibrio.

La variedad de plantas es inmensa y gracias a ello el mundo es un lugar hermoso, deja que tu vida sea una gama de expresiones que reflejen lo que existe de bello en tu espíritu.

Destruir la naturaleza es un crimen de lesa humanidad.

Quien no aprecia las plantas difícilmente aprecia la vida.

Duda de quien afirma que ama la vida mientras derriba un árbol

Recibe los dones del universo como las plantas reciben la lluvia sin deseos egoístas .

El oro en ocasiones es menos valioso que la sombra de un árbol

El oro por si solo no es abono para una buena cosecha.

Las plantas regalan incondicionalmente.


Si destruyes la vegetación y derribas arboles no te extrañe mañana vivir en un desierto.

Los arboles fuertes no caen con las tormentas, procura ser como ellos.

Las plantas no pierden la fe, saben que la lluvia ha de llegar y se preparan a tiempo.

Arbol de buenos frutos, será asediado hasta que se hallan agotado. quieres vivir tranquilo , se como un arbusto.

En cada temporada el árbol se renueva, crece, se fortalece, ofrece sin restricciones su sombra y sus frutos, algo tenemos que aprender de esas cosas.

No se siembra ni se cosecha antes de tiempo.

Quieres cosechar, siembra primero y cuida con esmero.

Las flores que cultives en tu alma no se han de secar con el tiempo.

El mejor cultivo se ve solo con el paso de los años.

Cuando un jardín ha sido bien cuidado despierta la admiración del invitado.

La tierra estéril puede ser un campo florido si hay un buen jardinero que sepa de cultivo.

Las flores brillan como hadas  por la mañana y se convierten en sombras por la noche.

Un buen árbol nunca deja de dar frutos.

El árbol no teme ni se resiste a los cambios, se ajusta al proceso de vida natural.

Cuando alguien diga que las cosas buenas no se dan en abundancia, miren a la montaña, el cielo, el mar, pradera o al bosque y miren lo que Dios ha regalado.


Quien ha sabido vivir no teme morir.

El sabio no sabe mas que tu o que yo, pero ha aplicado los buenos conceptos en su vida.

Saber puede ser mas sencillo que hacer.

Un fruto podrido debe retirarse de los buenos frutos antes de que los contamine.

El árbol torcido es fácilmente reconocible.

Difícil resulta querer enderezar un árbol torcido.

No temas tocar la tierra, es el principio para subir al cielo.

El jardinero escucho a un padre quejarse de las diferencias entre sus hijos y dijo:
no quieras que las ramas de un árbol sean idénticas, perdería su natural belleza y equilibrio.

No te afanes en hacer lo mismo que los otros, has lo que te corresponde de la mejor manera.

Las diferencias de formas y colores son contrastes que la naturaleza utiliza para mostrar que no es la igualdad lo que mantiene el equilibrio, sino la diversidad lo que le hace bella y resistente.

Las plantas se bañan con la lluvia, danzan con la brisa, descansan por la noche, brillan con el sol y se muestran en toda su belleza cada día.

Los jardineros sabemos que las plantas crecen mejor cuando se les trata con cariño y se les habla con ternura.

Al mirar a la copa de los arboles puedes adivinar que tan profundas y extensas son sus raíces.

No pidas peras al olmo.

Quien observa con atención termina en la devoción .

Quien tiene tiempo de pasear en un hermoso jardín se emociona con su belleza, quien hace un jardín se complace en la meditación y en la compañía de Dios.

Se atribuye a Moliere la siguiente frase : los mejores frutos son de arboles que crecen despacio.

De Jalil Gibran :  el amor crece como las rosas, entre espinas y trabajos.

                     enlace a video      JuanAntonio Saucedo Pimentel. 








repetición

Un joven pregunto al jardinero  el por que algunos le consideraban sabio, el viejo se encogió de hombros y respondió,  seguramente porque repito lo que hombres y mujeres inteligentes han dicho,  que quiere decir? Inquirió el joven y  el jardinero contesto, que para ser grande uno tiene que subir a los hombros de los gigantes.
 Y como hace para llevarse bien con todos?  Les doy siempre la razón,  no le creo , replico el joven,  el jardinero sonrió y dijo,  estas en lo cierto.
Dígame , que es ser valiente?  Depende contesto el viejo,  algunos son valientes porque vencen sus miedos y enfrentan el riesgo convencidos de que es la única forma de conseguir un objetivo, otros lo son porque son rematadamente tontos para darse cuenta de lo que hacen.
  Que es la fe?   Es la convicción total de que Dios no hace lo que deseas, sino lo que te conviene.

Por que no estudio para ser maestro?   Todos somos maestros en algún momento, el caso es querer enseñar , algunos hacen de eso una profesión, otros solo lo hacen como parte de su vida enseñando con el ejemplo.

Usted cree que alguna vez tendremos un mundo mejor?   El mundo es como tu lo haces, tu actitud ante la vida, la forma como te relacionas con otros y compartes, hay quienes son negativos y ven las cosas sin brillo e incluso catastróficas,  pero también los hay que son optimistas y ven en cada momento la oportunidad para hacer algo positivo.

Que respondería si digo que usted es conformista?  Que tienes toda la razón , estoy conforme con lo que soy y con lo que hago, con la vida e incluso con la muerte, porque en cada persona o cosa descubro un mensaje divino que me habla de la grandeza de Dios.

Me refiero a que usted no tiene ambiciones, no tiene un titulo, buena posición económica o algo que le califique como un hombre exitoso.
   Tienes razón nuevamente, no puedo ser calificado de esa forma, porque esa es la manera como acostumbramos clasificar, pero desde mi perspectiva, la felicidad y la paz son mas valiosas.

Nunca se enamoro?  Si te refieres a que si he conocido el amor, por supuesto, es el camino mas corto para la felicidad, pero el amor no es solo una chispa que se apaga rápidamente, sino una luz que se va proyectando a todo lo que ves, lo que vives, lo que haces.


   El muchacho se retiro convencido de que el viejo jardinero solo repetía cosas que otros habían expresado.


enlace a canal en YouTube

martes, 10 de marzo de 2015

El jardinero y los ideales

En el vecindario teníamos un hombre que se dedicaba a cuidar del jardín que la constructora de esa zona y el municipio habían destinado para áreas verdes. Era un hombre ya entrado en años que realizaba su tarea día a día en forma pausada pero con esmero, se notaba que le agradaba su tarea y procuraba mantener el sitio de la mejor forma posible de acuerdo a los poco recuerdos que se obtengan para ese fin.   
Cuando platicaba con ese hombre me sorprendió enterarme que había sido un joven rebelde involucrado en movimientos estudiantiles en pro de la comunidad y que durante gran parte de su vida había intentado que se cambiara la forma de pensar de quienes gobiernan o de quienes ostentan cargos donde pueden realizar acciones para mejorar la vida de los que menos tienen. 

   El jardinero recordaba mientras hacia sus tareas, los años de juventud cuando soñaba con ser un profesionista y se comprometió con otros compañeros a trabajar para hacer que las cosas fueran mejores.  Se unieron en torno a quienes  proponían una mejor educación, un cambio en la administración publica , mejores condiciones para obreros , un trato digno a los viejos, atención a los desvalidos, etc., aceptando que eran soñadores,  pero que su utopía era posible no una quimera provocada por las drogas o por desconocimiento.  Sabían que los recurso estaban ahí, pero eran mal administrados,  unos cuantos se enriquecían y ejercían el poder injustamente sacando provecho de su posición de forma egoísta y criminal.

  Por supuesto , como en la mayoría de esos casos, sus idea no encontraron el eco pretendido, ni siquiera fueron lo suficientemente fuertes para quedar como un antecedente a discutir o una idea para analizar, diluyéndose como otras en el tiempo y el desinterés.
   Lo único que ganaron fue encontrar mas trabas en el camino,  perdieran la oportunidad de obtener una beca y con ello la de continuara los estudios, pero ahí no terminaba su castigo, algunos tuvieron que salir del país, otros jamás obtuvieron un buen empleo y siempre fueron calificados de gente subversiva y peligrosa.  
 
 El jardinero siguió barriendo el césped, levantando basura,  removiendo la tierra, sembrando y regando durante la mañana pero sus pensamientos estaba en otro lado, al lado de los compañeros idos, de los ausentes con los que discutía cuales eran las causas de la opresión y de que los malos lideres permanecieran en el poder.

Nos gustan las historias donde un pobre es tocado por la fortuna y de la noche a la mañana se encuentra en un mundo de comodidades , lujo, abundancia que comparte con un grupo de personas maravillosas y una pareja amorosa con la que forma una familia y viven felices. 

     Nos encanta creer en héroes con súper poderes que someten a los malos y protegen a los buenos haciendo que la justicia prevalezca, que exista paz porque ellos resuelven cualquier problema grave.

    Creemos que Dios nos concederá cuanto pedimos, no importa que eso implique acabar con los enemigos o  en la obtención de riquezas materiales y poder, incluso llegamos a creer que ha de ser fanático de nuestro equipo, nos concederá la victoria en la competencia, enviara a los ángeles a cuidarnos en cualquier empresa por absurda que esta sea, porque ajustamos nuestros deseos a la imaginación y no deseamos responsabilizarnos de nuestro proceder y de aquello que iniciamos sin analizar si es conveniente o no para el bien común.

   Los que saben aprovechar esta condición cómoda, se convierten en lideres, se encargan de alimentar esa imaginación, de entretener a la mayoría en algo que no les resolverá sus problemas y mientras tanto,  ellos hacen los movimientos para afianzar su posición y obtener mas poder.

  Cuando se reacciona es tarde, el grillete esta puesto, los muros levantados, las condiciones adversas estratégicamente colocadas para que sigan  en su condición de servidores, de ignorantes  que se conforman con una existencia en la que tienen pan y circo, tal cual como lo plantearon desde el principio de nuestra historia los ambiciosos que se encumbraron como líderes de cualquier tipo.

   Esto sucede no solo en un pueblo, sino en cada grupo humano, en cualquier organización, en las instituciones que son formadas y aceptadas para administrar actividades deportivas, religiosas, intelectuales, científicas, empresariales, políticas, económicas, etc., el principio es el mismo, no se tiene la capacidad de critica, de análisis profundo y de reacción porque preferimos entretenernos en lo que nos parece mas placentero, aunque a la larga, como en la historia de Pinocho, nos salgan orejas, cola y terminemos siendo verdaderos asnos que no atan ni desatan .

     Algunos han comprendido a tiempo esa manipulación y han levantado su voz, muy pocos han logrado contagiar a grandes multitudes y mucho menos han logrado sus objetivos, pero entre ellos podemos nombrar sin duda a Mahatma Gandhi que encontró la formula para hacer de la debilidad una fuerza y de la no acción la energía para lograr un cambio para su pueblo.
   Demostró que no eran necesarias las armas, sino la convicción, que la fuerza radicaba en la unión, que la razón no podía ser vencida cuando se apoyaba en el conocimiento y en sobre todo, en el comprometido comportamiento de quienes participaban en el movimiento.     
  La empresa parecía imposible de lograr , se enfrentaba a una de las potencias mundiales, sin mas armas que una idea, sin mas recursos que su discurso en pro de la justicia, la libertad; pero eso fue suficiente, la chispa encendió la flama y se extendió hasta incendiar los vestigios de una injusticia que había controlado a su país por muchos años.

El viejo jardinero siguió pensando:
   Creo que la lección no la aprendimos, veo con desencanto que aun se tiene temor a la rebeldía, a levantar la voz y reclamar los derechos, repudiar a los malos dirigentes y provocar que se modifiquen las condiciones que han convertido al mundo en un lugar donde la mayoría tiene una existencia indigna.
  Espero que algo los haga reaccionar, que dejen de lado sus entretenimientos enajenantes, sus adicciones y fantasías para salvar lo que aun queda del planeta, de las sociedades humanas que han dejado de ser eso, humanas, para convertirse en un enjambre de seres enfermos, participando en la locura colectiva que lleva al suicidio aun cuando sea en forma lenta.


 El mundo es cada vez mas violento, la corrupción ya alcanzo niveles increíbles, las adicciones se apoderan de millones, las guerras no terminan y me pregunto si de verdad somos tan cobardes o tan tontos para seguir el mismo camino hasta el final cuando tenemos aun oportunidad de realizar un cambio profundo, lo unico que se requiere es que cada participante se convierta en un héroe, una persona que hace correctamente y con agrado lo que le corresponde, que atiende con esmero sus tareas, que se responsabiliza en aquello que conviene a su comunidad, a su familia, a su nación , en general al mundo, porque al final es la casa de todos y depende de nuestro proceder si lo conservamos o definitivamente lo destruimos. 

Algo importante aprendí de todas esas experiencias y pensamientos, por eso soy jardinero, la mejor forma de iniciar un cambio es empezando por uno mismo, si tienes la serenidad para disfrutar de lo que tienes a tu alrededor, si te das el tiempo para actuar en algo que te gusta, si pones tu empeño en hacer que tu vida sea como un hermoso jardín, entonces las cosas cambian, porque no es en la lucha o en el empeño de cambiar a otros donde se encuentra la realización de un sueño, sino en la actitud que uno tiene ante la vida. 
Puedes hacer de tu existir algo digno y hermoso simplemente con cambiar de forma de pensar y actuar, si quieres paz debes ser un hombre prudente, si quieres felicidad tienes que ver lo mucho que posees y disfrutarlo, porque el mundo te ofrece  toda clase de oportunidades para lograrlo, existen millones de forma de vivir, cada persona tiene su oportunidad de gozar o de sufrir, de enfrentar con violencia una situación o de recurrir a formas que garanticen un entendimiento, una mejor relación con su entorno, con aquellos que le rodean.
Cuando siembras una semilla o un pequeño brote de una planta y las ves crecer bajo tu cuidado y esmero,  existe algo que es incomprensible en como se va transformando esa semilla en un arbusto con hermosas flores o en un árbol con exquisitos frutos, te sorprende como la vida tiene elementos que son maravillosos, que puedes ser parte de ese proceso y sentir la satisfacción de cooperar en la gran fiesta del universo. 
Dejas de lado las ideas de cambio social, de movimientos revolucionarios porque el cambio esta en no mismo. 

Por supuesto no todos pueden ser jardineros, lo que intento decir es que, donde quiera que te encuentres, puedes realizar tus labores con gusto y satisfacción sabiendo que estas contribuyendo al buen funcionamiento de tu comunidad, a dar lo mejor de ti mismo al mundo que es donde viven tus seres queridos, tu familia, amigos, compañeros, vecinos, en ese momento ya estas participando en una revolución, en un cambio que ha de ser positivo para el planeta sin haber recurrido a ningún acto violento, a protestas o movimientos  que pueden ser muy escandalosos pero que al final no reflejan un gran impacto positivo. 
La vida se alimenta de acciones en pro de ella y no en su contra, lo mismo sucede con el amor o con la paz, creer que no podemos lograr de manera contraria es lo que nos ha conducido por sendas equivocadas. 
Tal vez ya estoy viejo y para los jóvenes llenos de energía les resulta difícil de creer en lo que os digo, pero la experiencia enseña y he visto demasiada violencia, dolor y muerte para saber que para la vida plena solo se requiere de un cambio de actitud, nuestro proceder prudente nos conduce a la tranquilidad, nuestra posición sencilla nos hace gozar de la vida. 
                                JuanAntonio Saucedo

Igualdad



       La pregonada libertad y la igualdad nunca han sido parte de nuestra historia y por consecuencia tampoco lo es la legalidad.  El hombre ha sucumbido a sus ambiciones y egoísmo, pero sobre todo a sus temores, convirtiéndolo en un ser capas de las mas perniciosas acciones y las mas abyectas ideas para mantener poder y riqueza, control sobre otros seres a los que pueda explotar de alguna forma.
   Guerras, imposiciones, restricciones, torturas, engaños, etc., nos han convertido en los peores depredadores, en verdaderos monstruos que ciegamente embisten intentando mantener la posición mas ventajosa, logrando instaurar  un mundo caótico donde nadie esta seguro y el hombre es el peor enemigo del hombre.

   El poder es de quien posee las armas mas letales, el que es agresivo, sanguinario, inhumano, capas de matar sin remordimiento, tomar decisiones que destruyan pueblos enteros con dementes justificaciones que contagia a quienes les admiran y  siguen por interés o temor haciendo de la intimidación una de sus mas eficientes herramientas.

   A pesar de eso, siempre han existido los hombres y mujeres valientes que se enfrentan a los poderosos, que se atreven a expresar sus ideas de cambio, que levantan el animo de los oprimidos y nos dan la esperanza de que algún día las cosas han de ser distintas, que forjaremos un mundo donde se pueda vivir con justicia, en paz, con libertad e igualdad.

Esos hombres y mujeres sabían perfectamente a lo que se exponían, no hay manera de eludir a la maldad cuando quienes ostentan el poder señalan a alguien como enemigo, tienen los medios para destruir, pero no temieron, sus ideales eran justos y promovieron cambios que han provocado convulsiones sociales donde se gestaron muchos de los beneficios que hoy gozamos.
La mayoría murió en el anonimato, desaparecieron como si jamas hubieran existido al punto de convertirse solo en un vago comentario en las conversaciones de quienes buscan huellas de los próceres que lucharon por mejores condiciones de vida, por beneficios colectivos, pero eso ha bastado para mantener encendida la llama, para mover a otros en busca de mejores condiciones en su trabajo, en su comunidad, en los centros de estudio.

    Siempre han existido los héroes desconocidos que mantienen funcionando las sociedades, en la sombra de las fabricas, en la extensión de los campos, en talleres, escuelas, comercios, realizando tareas que son indispensables para  la sociedad sin importar el tiempo o las condiciones, porque el trabajo les dignifica, les otorga no solo la posibilidad de obtener ingresos, sino la satisfacción de contribuir y participar, pero es en esos grupos donde surgen los caudillos de grandes causas, los que se enfrentan al poder y reclaman derechos exponiendo injusticias, acusando a responsables, proponiendo mejoras, actuando y afrontando las consecuencias.

   Nunca podremos pagar su sacrificio, ni agradecerles en todo lo que vale su valor para marcar un rumbo diferente , elevar la voz, plantear una idea y defenderla hasta las ultimas consecuencias. Para ellos es mi admiración y respeto porque han sido defensores de lo mas sagrado, la vida, una  existencia digna, demostrando que tenemos un origen divino que nos concede el derecho a ser libres, a ser felices.