Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

sábado, 23 de julio de 2011

EL DRAGON GIGANTE



HABÍA UN VEZ UN PUEBLO DONDE LA FELICIDAD REINABA, SUS HABITANTES ERAN PACÍFICOS , LABORIOSOS Y GUSTABAN DE LA FIESTA, EL BAILE, EL CANTO Y LA CONVIVENCIA DONDE LAS RISAS Y LOS JUEGOS SE PROLONGABAN SIN PRECUPARSE MUCHO POR LAS LABORES, LO CUAL ALGUNAS VECES LE CAUSABA ALGUNA PREOCUPACION ECONÓMICA. UNA NOCHE MIENTRAS TODOS DORMÍAN SE ACERCO AL POBLADO UN GIGANTESCO DRAGÓN Y SE DURMIÓ CON LAS FAUCES ABIERTAS JUSTO AL LADO DEL CAMINO PRINCIPAL. LOS POBLADORES A LA MAÑANA SIGUIENTE DESPERTARON Y PRONTO SE CORRIÓ LA NOTICIA DE QUE HABÍA LEVANTADO DURANTE LA NOCHE UNA GRAN MONTAÑA DONDE SE VEÍA UNA CUEVA QUE PARECÍA NO TENER FONDO, LOS MAS CURIOSOS Y VALIENTES SE ADENTRARON EN ESA CUEVA, QUE NO ERA OTRA COSA QUE LAS FAUCES DEL DRAGÓN, POR SUPUESTO QUE NUNCA SALIERON, EL DRAGÓN LOS TRAGO SIN EL MENOR ESFUERZO. LOS POBLADORES PENSARON QUE SI NO HABÍAN SALIDO SUS PAISANOS ERA PORQUE HABÍAN ENCONTRADO ALGO MEJOR QUE SU PUEBLO, SEGURAMENTE LA CUEVA ERA EL PASAJE SUBTERRÁNEO A UN LUGAR MARAVILLOSO, SIN PENSARLO MUCHO OTROS SIGUIERON LOS PASOS DE LOS PRIMEROS Y TAMBIÉN SIRVIERON DE ALIMENTO AL DRAGÓN, EL CUAL SE PERCATO DE LO FÁCIL QUE ERA VIVIR A COSTA DE AQUELLOS INGENUOS Y NO SE MOLESTO EN SACARLOS DEL ENGAÑO, POR EL CONTRARIO, ABRIÓ MAS LAS FAUCES PARA CONTINUAR CON EL ENGAÑO. LA MORALEJA DE ESTE CUENTO ES, NO TE CREAS QUE HAY COSAS MEJORES EN ALGÚN LUGAR SOLAMENTE PORQUE NO RETORNAN LOS QUE AHÍ SE DIRIGEN. OLVIDABA DECIR QUE EL DRAGÓN FINALMENTE TERMINO CON TREMENDA INDIGESTIÓN POR TANTO TRAGAR.

 La relación entre emigrantes y la producción de alimentos se puede ver en este documental y se darán cuanta de la crueldad a la que se acostumbra el hombre y como se expone a los peligros de enfermedades dificiles de combatir porque al trabajar en estos centros de producción se hacen inmunes a los antibióticos.

No hay comentarios: