Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

domingo, 17 de julio de 2011

EL JARDINERO

El Jardinero

    Mi hija deseaba ir al hermoso jardín que se localizaba frente a nuestro nuevo hogar. Un sitio bien cuidado que invitaba a recorrerlo, así que acepte su proposición de inmediato.
   Caminábamos por uno de los senderos observando con atención cada detalle , de pronto vimos al responsable de aquella obra. Se trataba de un hombre robusto , de estatura mediana, probablemente en los cincuentas, pero lleno de energía. En ese momento estaba sembrando algunos rosales .
   Mi hija, como la mayoría de los niños es curiosa y no se cohíbe para preguntar. Se acerco al hombre y le cuestiono , ¿ que estas haciendo ? , su respuesta me sorprendió.

  “Estoy participando en la ceremonia que se denomina, Ofrenda a la vida “.
La niña pregunto , “ que es ceremonia”.

El jardinero la miro dulcemente y le dijo: “ es un acto solemne, como cuando asistes a la iglesia y rezas con devoción para dar gracias a Dios por todo lo que te ha dado”.
   Entonces tu estas dando gracias? interrogo Susana, lo que me hizo suponer que aquella conversación se extendería, los niños no se dejan vencer rápidamente, siempre tienen algo que inquirir, se comunican  y hacen amistades con facilidad.
Decidí tomar asiento en una de las bancas que había cerca y entretenerme escuchando aquella  platica entre dos generaciones, un ser que iniciaba su vida y otro que estaba acercándose a la línea final.

- Si, estoy dando gracias a la madre naturaleza, le estoy poniendo sobre la  tierra flores , de esa forma le expreso que soy feliz gozando de su luz, de los colores, del aroma de los pinos y eucaliptos, del canto de los pájaros y de las travesuras que hacen las mariposas al jugar en este jardín.




- ¿ Tu solo has hecho este jardín tan grande?
- No, yo lo cuido....Las plantas, los árboles, y todo lo que ves , no lo podemos hacer los hombres, es un regalo de Dios y de los ángeles para que sepamos cuanto se nos ama.

- ¿Puedo venir a ayudarte cuando termine mis tareas ?, mi nueva casa esta justo enfrente y se hacer muchas cosas , mi papa y mi mama me han enseñado desde que era chiquita.
- Si tus padres lo permiten, me dará mucho gusto tenerte por aquí.

Se despidieron  amigablemente, y mientras continuábamos nuestro camino se iniciaron los ruegos para que obtener el permiso, el cual ya estaba otorgado de antemano, porque fácilmente se podía reconocer que ese hombre era uno de esos seres que trasmiten confianza y que reflejan una tranquilidad envidiable.

   Y fue de ese modo como conocí al jardinero, sin imaginar en lo mas mínimo, la enorme influencia que tendría en mi futuro. Yo, un hombre que estaba acostumbrado a tratar asuntos de importancia, a tomar decisiones y resolver problemas administrando una empresa, encontraría en él , un enorme apoyo  e incontables ideas que me ayudarían a obtener un concepto de la vida muy distinto del que hasta entonces había manejado.
Mi familia, como otras que se acercaron a él, encontramos en sus pensamientos simples, emanados de la observación de la naturaleza y de la meditación que efectuaba mientras trabajaba, un cumulo de riquezas que atesoraríamos durante toda la vida.



 Creo no exagerar al decir que, no era un jardinero ordinario, era un sabio que cultivaba ideas, sembraba semillas de buenos propósitos, regaba paz y alegría.
Una de las cosas que de este hombre aprendí , es que, de nada sirven las buenas ideas si no se ponen en practica, otra fue la de no pretender guardar aquello que puede ser de utilidad a otros.

Por estas dos razones he decidido compartir, por medio de estos escritos, aquello que me ha parecido relevante en los pensamientos del Jardinero.
                                                       


                                                                                  

No hay comentarios: