Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

sábado, 3 de mayo de 2014


En la evolución seguramente se ha planteado la resistencia a la frustración ya que nuestras expectativas casi siempre superan a la realidad. 
Plagada de tragedias, violencia, muerte, la historia del hombre ha seguido un camino difícil y no porque no existan otros, sino porque nuestra presumida inteligencia no es mas que eso, una presunción que se desmorona ante las evidencias cuando vemos los resultados obtenidos y las consecuencias que hoy sufrimos por la falta de prevención y no hacer las cosas pensando en el aspecto humano sino en aspectos económicos. 
   Mucho se ha escrito y dicho sobre el tema, pero lo grabe es que no encontramos solución, seguimos con el mismo rumbo como si ya no existiera posibilidad de salvarnos de la catástrofe que puede significar el exterminio de la vida en le planeta.   Por qué no cambiamos?  el temor, la comodidad, costumbre o estupidez absoluta nos mantiene en una apatía patológica contra la  no tenemos en  tratamiento adecuado . 

   Los sintomas demuestran una creciente irracionalidad, falta de humanismo, perdida de valores morales, inestabilidad emocional, perdida de interés en la vida, un adictivo apego a la obtención de bienes materiales, a los juegos, alcohol y drogas, dejando que líderes sin escrúpulos sean quienes decidan los pasos que vamos dando a nuestra auto destrucción. 

Tal vez tengamos que llegar al final repitiendo a manera de consuelo " El que por su gusto muere, hasta la muerte le sabe"
o en su defecto  "A lo hecho, pecho "

No hay comentarios:

Publicar un comentario