Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

jueves, 24 de julio de 2014

Reflexion x

Decir que reflexiono es demasiado presuntuoso,  realmente no hay nada profundo en mis pensamientos, hace mucho que he dejado de indagar y cuestionar aquello que no comprendía porque llegue a la conclusión que entender no significaba cambiar, o el saber me otorgara la posibilidad de influir de forma determinante en los acontecimientos, aun en lo cotidiano y en lo mas cercano que soy yo mismo.

Existe una barrera invisible que impide llegar a ser humano, entendiendo esto como un ser capaz de tener conciencia de los hechos, de ser justo, solidario, noble, integro en cada acto, porque aun con las cosas mas sagradas he podido mal interpretar o distorsionar el contenido para ajustarlo a mis propósitos a mis intereses sin duda.

   Cómodo resulta decir soy cristiano y no practicar lo que dicta la doctrina cristiana porque no he sido ni caritativo, ni he perdonado todas las ofensas, ni trato a mi prójimo como a mi mismo, ni he respetado a mis padres ni santificado las fiestas o tenido siempre por delante a Dios en mis actos y la verdad dudo mucho que existan hombres que lo hagan porque nuestro egoísmo y ambiciones nos hacen actuar incorrectamente, tal vez lo pienso porque, como decían los abuelos,  "como es el león cree que todos son de su condición"

  Algunas veces hice algo que me dignificaba, pero han sido tan escasas esas acciones que no puedo poner en la balanza y decir que soy digno seguidor de Cristo o de otro gran maestro espiritual, y mucho menos decir que marque con ejemplos un camino recto y lleno de buenas obras, pero hay algo que me hace creer que no ha sido enteramente por mi culpa, he nacido y vivido en un ambiente que impone ser agresivo, por lo menos no dejar que otros aprovechen cualquier debilidad, hay que luchar constantemente, sobrevivir no es fácil en un mundo en que la competencia es intensa y no deja lugar a quejas, hay que vencer o morir.

   Si uno permite que otros lo pisen no hay forma de impedir que lo sigan pisando hasta convertirlo en un ser que provoca lastima o en alguien incapaz de enfrentar las adversidades, de vencer la corriente y salir a flote en un océano donde se vale cualquier cosa para no ahogarse.
   No he sido tan corrupto como la mayoría de los políticos o los abogados, ni tan cínico como los cabecillas  sindicales, no he sido tan avaro como los banqueros o tan hipócrita como muchos que se proclaman líderes espirituales, pero algo de todos ellos he practicado para seguir en su juego, de otra forma me hubiesen eliminado hace mucho tiempo
 
Que puedo concluir después de caminar la mayor parte de mi camino ?  seguramente no tiene importancia, cada persona que se cruzo en mi camino tendrá su propia opinión de acuerdo a lo experimentado y a su interpretación,  porque cada quien habla de la fiesta según le va en ella.

   De lo que si puedo estar seguro es que no hice los suficientes enemigos como para que me eliminaran ni tampoco los suficientes amigos para sentir que fui una gran persona, me calificaría bajo en algunos renglones y alto en otros, pero el resultado es lo que importa, llegue a este punto y pase muchos obstáculos, no ha sido sencillo, puedo sentirme satisfecho de vencer mis propios temores y haber salido de la prisión que forman las dudas para alcanzar objetivos y ver muchas cosas, experimentar e intervenir en otras tantas.

   Pertenezco a una especie depredadoras, provengo de una mezcla de razas que se han distinguido por ser violentas, crueles, asesinas y que lucharon por sobrevivir contra elementos naturales, intervinieron en grandes guerras , se han esmerado por triunfar sobre sus propios demonios creando grandes obras artísticas, alcanzado logros increíbles en la tecnología y la ciencia, algo de lo cual no siempre podemos decir que ha sido para bien, porque a cada paso que damos parece que retrocedemos dos y nos esmeramos en la auto destrucción, pero de todo ello me he sorprendido, me he nutrido, llenando mis días de interés, intentando aprender, comprender, hacer algo por mejorar mi entorno y mi propia persona, saben los que lo han intentado que no es fácil, que el espíritu humano esta compuesto de bondad pero también de maldad, de instintos y de razón, de influencias externas y deseos internos que siempre están en conflicto y muchas ocasiones equivoque el camino.

   Seguramente no siempre tome la mejor opción cuando hubo que decidir por algo trascendente en mi vida y algunas veces mis equivocaciones me costaron muy caro, lastime a quienes amaba o me aleje del mejor sendero, pero es difícil caminar sin una brújula que marque el rumbo, y cada hombre tiene que correr los riesgos, pagar la consecuencias, triunfar o sucumbir no es cosa sencilla de cumplir, porque se impone el instinto de conservación aun cuando sepamos que ya se ha perdido lo mas importante y que la vida no tiene mayor sentido.  Hay que seguir adelante, siempre con la esperanza que mañana será mejor.
para recordar

No hay comentarios:

Publicar un comentario