Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

jueves, 15 de septiembre de 2016

Sin rumbo

Desde que recuerdo he luchado por seguir las normas, superarme, triunfar conseguir objetivos y demostrar que soy capaz de vencer cualquier obstáculo, en la vejez me pregunto ¿para qué ?
   Decir que ha sido mi deber, o que ese era mi destino, el rumbo de mi vida es algo que no me convence, ni siquiera el hecho de intentar convencerme de que fue lo que Dios dispuso, porque es demasiado presuntuoso creer que soy capaz de interpretarlo, fui acumulado experiencias, actuando por reflejo, por impulso inducido de muchas formas, algunas tan sutiles que parecieron ser producto de mis pensamientos, pero estos pensamientos han estado y siguen estando condicionados por una serie de elementos que forman parte del entorno en que he vivido, en otro tiempo y lugar mi comportamiento hubiese sido distinto, las circunstancias imponen acciones y estas son las que reflejan lo que soy.

    Al escribir estoy permitiendo que mis pensamientos se conviertan una acción que se imprime, se hacen visibles, puedo analizarlos con calma, acomodarlos, darles un sentido adecuado a lo que deseo transmitir, pero aún no expresaran con nitidez los sentimientos, emociones , eventos que fueron el origen, es imposible que describa cada detalle, que se perciba el sonido, aroma, placer o cualquier otra sensación.  Es en este punto donde percibo lo que no puedo percibir, donde comprendo lo incomprensible, donde mi ignorancia aflora por sobre mi pretensión de saber, lo que he dado por cierto durante muchos años se difumina ante la evidente falta de evidencias que puedan auxiliarme para afirmar  sin equivocación que estoy en lo cierto, que lo que he vivido es producto de mis convicciones y de mis deseos, que no he sido influenciado por presiones sociales, económicas , familiares o de cualquier tipo, que soy original, autentico e irrepetible . Tal vez en parte, pero de ninguna manera completamente, porque estoy cierto que influyeron en mis actos,incluso ahora al realizar el presente escrito hay cientos de elementos que afectan cada idea, ignorancia, lecturas, conversaciones, clima, lugar, personas, sonidos, aromas, etc. 

     Para que? o porque escribo? es una inquietud, un impulso reflejo de una inquietud mental, una búsqueda de respuestas, tal vez es un deseo de calmar mis ansias por dar sentido a mi existencia, un vivir que ha seguido distintos caminos, transitando entre la opulencia y la miseria, el odio y el amor, el placer y el dolor, la paz y la violencia, la alegría y la tristeza, la ignorancia y la sabiduría ,la prudencia y la necedad pero no por algo controlable, que yo dirigiera, sino porque se presentaron secuencial o aleatoria-mente, de sorpresa o con algunas señales, sin que eso representara la totalidad de lo que enfrentaría, lo que experimentaría como protagonista incluido en una obra inconclusa en la que intervengo consciente que no ha de terminarse.

   Nadie a podido dar una razonable explicación de la existencia del hombre o del universo, tal parece que o continuaremos sin rumbo viviendo solo porque eso se presenta, un fenómeno natural como cualquier otro, pero entonces para que tener consciencia de esa ignorancia? las preguntas se multiplican a medida que intento entrar en ese misterio, cada razonamiento se enfrenta con un nuevo enigma, no soy de los que han de trastornarse buscando lo que no está en mi capacidad comprender y continuare siguiendo los impulsos hasta el final. 

Hay muchas cosas en la vida que nos hacen amarla y nos duele tener que partir algún día, por eso os recomiendo que gocen de las maravillas que ofrece el mundo, no estamos aquí seguramente para matarnos, competir y ganar riqueza o poder, es la oportunidad de captar la belleza, disfrutar del color, sonidos, aromas, texturas , formas, paisajes, en fin, todo aquello que podamos captar y para ello es necesario recorrer muchos caminos o dar a nuestra mente la oportunidad de crear sus propios universos, inventando nuevos mundos con elementos desconocidos que se convierten en parte de la vida de otros cuando les damos interpretación en una obra. 
Tenemos múltiples opciones para representar nuestros pensamientos, algunas se convierten en obras maestras que sirven de guía o deleite para quienes las observan surgiendo en el momento en que mi sensibilidad, como espectador,  me permite captar la dimensión, la belleza, el sentimiento, las emociones que se plasman en un objeto o acción.

Continuare sin rumbo, maravillado con lo que existe en la naturaleza y las obras del hombre, extasiado en las dimensiones del universo, soñando que hay aun cosas mejores en el siguiente puerto, en la siguiente montaña, al final de una vereda que transito siempre ilusionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario