Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

jueves, 26 de enero de 2017

Lo que ignoramos


Ignoramos mas de lo que sabemos, de lo que podemos imaginar, nuestro universo es tan inmenso y existen tantos componentes, fenómenos y misterios que no es suficiente nuestra vida ni la capacidad del cerebro humano para captar, analizar y comprender todos y cada uno de ellos, pero tenemos una super arrogancia que nos hace creer que somos sabios a punto de convertirnos en dioses omnipotentes creadores de vida y de muerte según nuestro criterio mientras vivimos en un caos violento y corrupto que se extiende por el mundo como una gigantesca ola que va acabando con la vida.

 si nos extinguimos nadie podrá reclamar el haber cometido tantos errores, es, tal vez, nuestra salvación de ser acusados , juzgados y condenado por tanta estupidez, de lo contrario, si existen otras civilizaciones en otros planetas y llegan a nuestro mundo después de que terminemos con la vida, seremos expuestos como criminales o dementes que no comprendieron el significado de su propia existencia .
    Serviremos de ejemplo para demostrar que no hay estupidez mas grande que la de creer que se posee la sabiduría por simples demostraciones de ciencia y tecnología dentro de un marco donde prevalece la ignorancia sobre lo mas esencial, el respeto a las leyes naturales, a la vida misma.

Hace muchos años que los científicos intentaron advertir sobre las consecuencias de continuar con la explotación irracional de los recursos, con el crecimiento no planificado de la población, con las pruebas nucleares, la utilización de productos químicos comprobados como dañinos a la salud y sobre todo, el desequilibrio económico que tendría forzosamente que conducirnos a la pobreza extrema de las mayorías, a la violencia y el crimen.
   Esos reportes se ignoraron, incluso fueron censurados y su poca difusión fue plataforma para que los políticos corruptos siguieran con sus campañas prometiendo prosperidad, paz, justicia, democracia y toda clase de cosas que hacen que la gente mantenga la esperanza de sus líderes, quienes se ufanan de ganar poder y fortuna mediante el engaño sin comprender que eso ha causado grandes catástrofes a la humanidad.

Los medios de comunicación masiva como parte del mercado, regidos por oferta y demanda, aceptan la difusión o la censura conforme a lo que reciben en pago, no importa el daño que eso provoque , su misión no es hacer el bien o el mal, simplemente obtener ganancias, mientras la audiencia aumente, los patrocinadores pagaran mas, y si pueden mantener a sus seguidores entretenidos seguirán por el mismo camino, es parte del control social y sobre todo, de mantener sus utilidades al máximo.

  En "Candido" Voltaire se burla de nuestro comportamiento infantil, de las instituciones que hemos creado, de la religión como  parte de un sistema de control social, de la pretensión de sabiduría, incluso de los sentimientos que se originan en ilusiones que no se ajustan jamas a la realidad, buena exposición sin duda, pero acaso sirvió para cambiar nuestra actitud? no, simplemente lo ignoramos, como hemos ignorado la mayor parte de las advertencias, de los buenos consejos de hombres que se han preocupado por el comportamiento que nos conduce al caos y la muerte. 

    Mantuve mi esperanza mucho tiempo, pero ahora que veo subir a lo alto del poder a hombres sin escrúpulos, capaces de mentir cínicamente, de jugar con la vida de millones de seres, me siento desilusionado profundamente, ya veo nuestra extinción como un proceso irreversible, espero equivocarme porque ha de ser una verdadera pena que se pierda para siempre la oportunidad de disfrutar de tantas maravillas del universo, que ya no existan descendientes del hombre en un planeta que seguirá girando alrededor del sol sin que se haga consciencia de lo magnifico que es el cosmos, sin una oración de agradecimiento a Dios por lo que nos ha regalado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario