Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

sábado, 12 de enero de 2013

Dialogo con el demonio XI



Dialogo con el demonio XI

Tus posesiones son una fantasía, el hombre no puede poseer aquello que no utiliza, puede jactarse de tener propiedades de toda clase, pero eso es solo una expresión que no tiene sentido en el tiempo, porque no hay relación entre la posesión y el poseedor, decía mi demonio sin que yo comprendiera a donde quería llegar. 

¿ cual es la razón de este tema? Se perfectamente que mis posiciones son temporales, que no hay nada que sea realmente mío, que son como un préstamo que no podre llevar conmigo al morir.

Sin embargo no cesas de hacer referencia a los que posees cuanto quieres impresionar a un interlocutor, creo que conmigo no da resultado esa clase de presunciones, quiero demostrarte que no tiene sentido ni para ti mismo, porque sabes que te has alejado aun de lo que mas amabas, de lo que no era una posesión, sino una relación que te proporcionaba felicidad, no estoy hablando únicamente de personas, sino de ambientes, de lugares, de cosas con un valor sentimental muy alto.

Dejaste tu pueblo y tus amigos de la infancia, abandonaste a tu primer amor, también dejaste sitios que estaban marcados por las huellas que juntos plasmaron en sus paseos, en sus sueños, en su pasión , eso si que es triste.

Estoy seguro que ahora cambiarias tus “posesiones materiales” por esos buenos momento que te dejaron en el alma destellos que iluminan tu existir, que te llenan de alegría logrando que añores esos años en que eras un ser sencillo, libre de las vanidades que fueron apoderándose de tu alma.
Eso es cierto, me gustaría mucho regresar el tiempo, volver a esos tiempos en que compartía con mis hermanos y mi madre la cena, platicando, narrando anécdotas de lo ocurrido durante nuestro jornal. Me gustaría retornar y ver nuevamente el brillo de los ojos que me amaba, su sonrisa, sentir la felicidad que me proporcionaba su presencia.

Tu has levantado un muro cada vez mas alto y denso para alejarte de las cosas importantes, quizás debas olvidar esas cosas que consideras tus posesiones , aquello que te proyecta como un hombre rico, es mejor que te aboques a enriquecer tu pensamiento, tus sentimientos, tus emociones, porque no has de obtener mayor satisfacción con lo que ahora consideras tus posesiones, ya que no las utilizas mas que para alejarte de tus propios temores, para creer que eres mas fuerte y poderoso tan solo porque tienes los títulos legales que te califican como dueño.

Intenta detenerte antes de que sea tarde, aun puedes reencontrar el camino donde disfrutaste de libertad, porque cada posesión es un nuevo eslabón en la cadena que te mantiene cautivo y te hace esclavo de lo que crees poseer.
No replique nada, deje que el demonio se esfumara mientras yo quedaba pensando cuanta razón tenia en lo que me había dicho, estaba yo encadenado a las propiedades, me afanaba en mantener una buena administración que me permitiera seguir aumentándolas, sin darme cuenta de que eso me despojaba de mi libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario