Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

miércoles, 14 de agosto de 2013

LA EXPRESION DE MIS SILENCIOS


Lo que nunca dije, lo que se quedo guardado en mi corazón y en mi mente, los sentimientos, pensamientos inexpresados que marcaron importantes sucesos de mi vida por no tener la capacidad para decir lo que sentía, por dudar o por cobardía.
  Deje escapar el amor y a quien me amaba, no dije a mis hermanos cuanto los admiraba a mi madre el respeto que me merecía o a mis hijos lo mucho que significaban cada día, fueron silencios de agonía para dictaminar la muerte anticipada de mi alma que se agita entre el ayer y el hoy añorando ese tiempo que deje pasar sin decir lo que sentía.

   No increpe al injusto acusador de inocentes o al hipócrita que escondió sus intenciones, sus actos que ensuciaron mi senda desde niño, no acuse al delincuente , al vendedor de drogas que aparentaba ser amigo, ni al falso mendigo que se enriquece con el chantaje moral de inocentes

Deje que en el silencio se perdiera mi participación en debates importantes, en platicas de amigos, en las discusiones familiares o en románticas reuniones con mujeres que esperaban solo una palabra para saber que eran importantes, que no estaban equivocadas en lo que percibían en mis miradas.

Permanecí mudo cuando debí hablar para mostrar sinceramente lo que estaba sintiendo, lo que en realidad deseaba.

  También es cierto que me equivoque al decir muchas cosas, al dejar salir sin control mi coraje, insultando o lastimando con palabras a quien no debía, puedo decir que es lo normal en un hombre y que errar es de humanos pero eso no es suficiente para curar las heridas que hice por esa tonta manera de expresarme.

En resumen hable cuando no debía y calle cuando era necesario decir algo y por eso me sorprende que haya llegado a esta etapa de mi vida con la tranquilidad para reflexionar sobre esta y otras cosas ,  para entender que nunca se es suficientemente sabio para entender nuestra propia naturaleza, compleja, cambiante, evolucionando de la vida a la muerte, una paradoja en el flujo lógico de las cosas.

  creo que mis silencios dijeron mucho y mis palabras no expresaron lo que deseaba por ser entendida según  la interpretación de quienes me escucharon o leyeron,  es cierto que muchas veces prefería escribir que hablar sin que eso signifique que era mas eficiente en mi expresión.

el "si" y el "no" ¿realmente eso significaban?
las palabras que no se dijeron se perdieron en un tiempo sin medida, en incomprensibles espacios que tal vez no existían o en la constante marea del lenguaje.

interprete los silencios de otros, las palabras que inundaron espacios y tiempos sin entender que era mentira o que era cierto, de esa confusión estoy formado, así he vivido con el interés siempre presente, sorprendiéndome en el camino constantemente, encontrado silencios expresivos siempre y palabras que no dicen nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario