Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

viernes, 13 de febrero de 2015

Viviendo

Me di un baño de oraciones para exorcizar los malos sueños , prevenir los negros pensamientos y lo malignos deseos.  Me vestí con la calma del condenado a muerte, me senté a la mesa con la convicción de que pudiera ser el ultimo desayuno, así me bebí a sorbos los buenos recuerdos y saboree bocados de cuentos y narraciones que se fueron digiriendo durante el transcurso de la mañana.   Era un día como otros, una repetición del ayer y seguramente una proyección del futuro, no había muchos cambios de esperar en una sociedad estancada en la corrupción de sus políticos, en la ambición desmedida de los comerciantes, banqueros, empresarios y en la apatía de un pueblo que se ha acostumbrado a subsistir mas que a vivir.

  “ Hoy la cosa va a ponerse difícil” escuche decir a Nicanor el de la tienda en la esquina, sonreí pensando ¿cuándo ha sido fácil? prosiguiendo mi camino rumbo al parque donde seguramente la vista es mas placentera, por lo menos ahí aun se ven los tonos de verde dando fondo a los colores de las flores y se escucha el trinar de los pájaros inocentes de la maldad del hombre, se ven niños sonrientes y madres platicando mientras, al mismo tiempo, chatean por el celular, algo que aun me cuesta trabajo comprender.

   Es un día soleado, algunas nubes hechas jirones por el viento parecen pinceladas sin sentido en un cielo que se extiende únicamente hasta donde los grandes edificios tapan la vista y anuncian el final de la observación, lo bueno es que no pueden impedir que mi imaginación los traspase, no estoy acostumbrado a esos limites marcados por las cosas materiales, desde niño he superado las fronteras de la realidad con mucha facilidad y me divierte ir mas lejos de lo que puede llevar un camino, un viaje en barco o en avión, incluso una nave espacial.  Me divierte ir formando un mundo diferente mientras camino, mis pensamientos se convierten en generadores de belleza, de orden, de fraternal convivencia en aldeas rodeadas de bosques, donde las aguas cristalinas de un rio resuenan y el aroma de los pinos inunda el ambiente.
   Difícilmente alguien entiende estas caminatas que realizo hasta mi taller, sin apenas saludar a alguien, con el paso tranquilo y la mirada perdida, ensimismado en mis pensamientos, yo tampoco los he entendido a ninguno de mis vecinos, siempre en su rutina, en su  afanosa competencia que no termina, en el constante deseo de salir de donde no están metidos y entrar donde siempre han estado encerrados.   No hay forma de conciliar su forma  de vivir con la mía, ellos pertenecen al mundo real, yo me paso la existencia en algo imaginario, pero no veo gran diferencia, seguimos aquí, comemos, dormimos, existimos dentro del mismo caos, en la misma maraña de acontecimientos incomprensibles que marcan el rumbo, ¿ cual?  Nadie lo sabe , pero no ha de ser muy bueno porque cada vez nos llegan noticas mas graves y se repite con mas frecuencia “se va a poner difícil”   


no se preocupen, vivan tranquilos, no va a suceder nada que no tenga que pasar, hagan lo que hagan se mueren, lo mejor es ser felices en los momentos que se logra alcanzar la felicidad, no hay como sentirse contento, agradecido con la vida por lo que nos regala, lo demás es fondo para hacer contraste y  resaltar la diferencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario