Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

miércoles, 24 de junio de 2015

Laudato Si

Laudato Si

  Sorprende que se haya proclamado una encíclica que expone los problemas sociales, ambientales, económicos, políticos de una forma clara además de proponer soluciones que seguramente no tendrán mayor eco que el que den los medios de difusión para mantener la atención del publico y levantar rating.  

Ya se han expuesto anteriormente por otros personajes esos mismos temas sin que haya mayor cambio, estamos atados a nuestras costumbres, a las adicciones o a paradigmas equivocados que ni siquiera tomamos en serio esos llamados a la cordura.  
La auto destrucción sigue avanzando inexorablemente porque la locura colectiva no tiene remedio, es evidente que pretendemos seguir por el mismo camino hasta el final, que no tenemos la capacidad de reacción y que aun cuando se nos exponga de manera clara nuestro mal proceder siempre encontraremos la justificación para rechazar el cambio.


Ha sido un buen intento, desgraciadamente la iglesia católica tiene mucha cola que le pisen y sufrirá el ataque inmediato de quienes ven la oportunidad de exponer argumentos para echar por tierra la encíclica , sobre todo porque procede de una institución que históricamente apoyo a los poderosos y no actuó conforme a su doctrina, pero las verdades sean de donde vengan tienen que ser vistas y analizadas, porque aun tenemos la esperanza de que nos sacudan y nos lleven a intentar por ultima vez el salvar el planeta y evitar la extinción de nuestra especie, sobre todo , la oportunidad de demostrar que de verdad somos seres inteligentes.

Encíclica 

No hay comentarios:

Publicar un comentario