Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

jueves, 24 de septiembre de 2015

Las cosas inutiles

Las cosas inútiles
Si eres  fanático religioso, político, deportivo, militar, o de cualquier tipo , no sigas leyendo, este es un texto para reflexionar y no para enseñar nada nuevo.
 
   La gran mayoría de las cosas que nos han enseñado y en las que creemos están equivocadas, la evidencia contundente es el haber conducido al mundo a la extinción. 
Desafortunadamente no hay quien nos muestre como conducirnos adecuadamente, como en la fabula de los cangrejos, nadie camina derecho.   Los que lo han pretendido han sido sacrificados históricamente, aun cuando después son proclamados héroes, mártires, o paladines.

No hay porque quejarnos, hemos sido participes activos de la corrupción y contaminación, nuestra proclamada libertad la esclavizamos a la economía, nuestros derechos los tiramos al caño por ambición, vicios, adicciones o , en la mayoría de los casos, por estupidez extrema.

Seguimos los mismos patrones que se marcaron hace cientos o miles de años, no detenemos el paso , por el contrario hemos acelerado nuestra auto destrucción llenando los huecos con displicencia, apatía que demuestra cuan pretenciosos hemos sido al decir que somos una especie de seres inteligentes.
    Nuestros lideres son clara demostración de lo que hemos aceptado, no son mas que dignos representantes de sociedades enfermas, desquiciadas hasta el punto de anhelar y cooperar activa y fervientemente en la destrucción del planeta.
    Como si fuera una película de horror , vivimos en una cloaca donde se permite a los mas corruptos ocupar el poder,  las agencias de noticias se convirtieron en tabloides, en expositoras de la violencia y degeneración que no parece tener limites. 

   Si en verdad fuéramos inteligentes, si estuviéramos sanos mentalmente esto no sucedería, hace tiempo hubiéramos cambiado de ruta, nuestro comportamiento estaría encaminado a cuidar del planeta, no contaminándolo de manera tan absurda, planificando el crecimiento de la población, haciendo de lado a los que pretenden ser lideres y no han demostrado tener los méritos necesarios, apoyando a quienes si actúan y demuestran con acciones lo que conviene a los intereses comunes, fomentando una educación en la que se enfatice la cooperación solidaria, el bienestar común, la verdadera democracia, el sano comportamiento para vivir en sociedades donde se pueda gozar de justicia, paz y con un aprovechamiento adecuado de los recursos  garantizando una vida plena a cada hombre y mujer del planeta.

   El hambre, la guerra, las epidemias, la corrupción y adicciones deben ser erradicadas para siempre en un sitio donde existen seres inteligentes, pero eso no ha sucedido, ha sido una utopía que se ha buscado de muchas formas, todas fallidas porque nuestra especie, a pesar de su presumida racionalidad, se conduce de forma irracional .  
  El aumento de las adicciones, suicidios, violencia, epidemias, corrupción  y contaminación tienen un patrón en común, la falta de cordura.

   La religión, la política, el militarismo, la economía, la educación han sido inútiles para frenar nuestro loco andar por rutas equivocadas, muchas veces han propiciado esos males que nos aquejan, pero seguimos defendiéndolas, no aceptamos el error, estamos aferrados a los paradigmas que sirven de marco “seguro “ a nuestro existir.

    No hay remedio, el hombre esta condenado a su desaparición y en el mejor de los casos, espero que suceda antes de que condene al planeta entero a la extinción.
Desafortunadamente, millones de seres han muerto y morirán sin comprender a bien las causas, sin tener mas culpa que ignorar como detener esa ola destructiva que ha ido creciendo para arrasar con el mundo y penosamente, vergonzosamente, esta ignominia es producto de una cooperación activa o pasiva de cada hombre.

   Los que intentaron el cambio murieron o están en el anonimato, bloqueados, aislados, reducidos a la mínima expresión, al olvido e incluso a la deshonra, porque se atrevieron a proponer algo distinto y a demostrar las equivocadas formas de gobierno, las inútiles directrices religiosas y educativas, los deshonestos procederes de lideres proponiendo cambios que no convenían a intereses de los poderosos, los controladores que son sin lugar a dudas los mayores culpables en este caos y esta porquería en la que nos hundimos.
    Me gustaría tener la esperanza de que las próximas generaciones cambiaran el rumbo, pero no les hemos enseñado como,  no tienen mas que  lo que se les ha otorgado como herencia.  Seria un verdadero milagro!

              JuanAntonio Saucedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario