Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

sábado, 28 de noviembre de 2015

Quien fue ?

AppleMark
¿Quién fue el responsable?
Siempre se hacia esta pregunta mi abuelo para referirse al matrimonio, al trabajo, a la existencia de políticos, abogados, a muchas de las cosas que no le satisfacían de su vida, y mi abuela, que se distinguía por ser la ironía en persona le contestaba, “la madre que los parió, incluyendo a la tuya” ambos reían porque siempre era la misma respuesta a ese tipo de cuestionamientos.
 Mi abuelo se quedaba meditando por las tardes sobre los acontecimientos del día, sentado en la poltrona frente a la casa, viendo el sembradío de maíz que se extendía hasta la montaña y como la luz del sol se iba extinguiendo poco a poco haciendo que las sombras llenaran de figuras caprichosas el entorno. Le entraba la nostalgia por los años de juventud que se fueron y pensaba ¿quién es responsable? Por qué no morir joven sin tener achaques fastidiosos, sin lamentar lo que no se hizo y lo que se hizo también, pensando que las cosas pudieron ser diferentes.
¿cuándo se les ocurrió especular con lo sagrado? Convirtieron a Dios y un objeto de lucro y se llevaron al carajo los conceptos religiosos, ahora las iglesias son acusadas de lavar dinero, de involucrarse en crímenes, movimientos políticos, guerrilla y hasta con los narco traficantes y nadie sabe quien es el responsable. La verdad lo sabemos, siempre lo hemos sabido pero nos ocultamos tras nuestra careta de inocencia, pero bien que estamos enterados de cómo se  han gastado las cosas en este mundo, siempre con justificaciones como la ambición, miedo, poder, defensa, seguridad, nacionalismo, etc., que al final podemos resumir en estupidez.
Estupidez suprema es lo que nos lleva a semejantes errores, bien decía el filosofo antiguo, “si los hombres comprendieran el daño que se hacen al actuar incorrectamente, jamás cometerían un atropello”,  no se si lo dijo en esas palabras, pero el caso es que comprendió perfectamente que hacer las cosas mal, nos lleva a un camino espinoso, donde el dolor y la violencia van creciendo conforme se avanza por el.
Cada mañana nos llegan malas noticias, tal parece que están empeñados en hacer que los días estén ensombrecidos por negras notas que pintan lo peor de la humanidad, pero que pasa con los bueno?, acaso estamos solo cometiendo crímenes y actos de corrupción, no lo creo, por alguna razón están empeñados en pintar de color oscuro el panorama, afortunadamente muchas personas no se dejan influenciar fácilmente, se han armado de una coraza conformada por sentimientos y actos positivos, llevan una vida saludable, se involucran en actividades creativas, en acciones a favor de su familia, comunidad o incluso de su país o del planeta, porque saben que no es tiempo de quejarse o quedar bloqueado ante la imperiosa necesidad de hacer cosas positivas para salvar a la tierra. Hace unos años eso nos hubiera parecido algo increíble, fuera de proporción, pero ahora es lo que nos ha tocado enfrentar , porque lo neguemos o no, hemos sido inconscientes consumidores, seres que irracionalmente han exterminado con muchas especies y que amenazamos la vida de este mundo como jamás había ocurrido en la historia.
Mi abuelo murió pensando que el era responsable, como la mayoría de los hombres, de haber permitido que la vida moderna fuera tan complicada y violenta, yo no lo veo de esa forma, creo que han existido las fuerzas positivas que intentaron hacer las cosas de manera diferente, pero los depredadores, los fuertes, impusieron condiciones , cometiendo demasiados errores que ya no pueden remediar. Al final el hombre es responsable de su destino, no hay forma de eludir acusaciones, las evidencias están acumuladas a lo largo de la historia para testimoniar de manera irrevocable una conducta plagada de crímenes en contra de la naturaleza, incluyendo su propia especie.
Las consecuencias ya las tenemos, pero aun seguimos con la obstinada actitud de competir, ambicionar, acumular, destruir , porque estamos acostumbrados a seguir los mismos patrones de conducta que adquirimos de nuestros ancestros, el hombre sigue siendo el lobo del hombre y continuara de la misma forma hasta su extinción.


No hay comentarios:

Publicar un comentario