Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Con los locos

   Alguien me comentó que si metieramos en el manicomio a todos los locos no habría quien cerrará la puerta.
No estaba de acuerdo, yo no me sentía parte de ese grupo de dementes que se agreden y viven torturados por sus obsesiones o alteraciones mentales, pero después de reflexionar un tiempo he llegado a la conclusión que solo estando deschavetado  se puede vivir en este mundo donde se cometen tantas atrocidades y para comprobarlo la Historia me proporciona suficientes evidencias.
Se puede creer que los mismos que hicieron Disney World sean de la misma especie que los que arrojaron bombas atómicas o que los  que han dado grandes logros en tecnología y ciencia hayan matado  a millones con gases , la santa inquisición es otra prueba y que decir de mi propios paisanos que en épocas recientes se la viven angustiados por las matanzas y torturas, por la aparición de cadáveres en fosas clandestinas o el feminicidio creciente. Mis argumentos cayeron ante tales evidencias, estamos locos de remate y hemos creído que por ello que somos super inteligentes, conquistadores de las leyes naturales, gobernadores del universo.

   Me entero que hay gobernantes que consumen cocaína, que muchos militares fuman de la buena, que existen sacerdotes , ministros, maestros pederastas, que las mujeres quieren ser hombres, que los hombres ya no quieren a las mujeres, que la suegras les quitan el marido a sus hijas, que los hijos matan a los padres por la herencia, que la canasta básica sube, que el peso baja, que la chingada es nombrada patrimonio de la humanidad y pueblo mágico y que Dios no existe según la teoría de un famoso físico que se tiene por super inteligente, claro que estamos locos!

Me fui de compras, la marca lo dice, te distingue, te saca mas dinero y te convierte en parte del grupo de borregos que siguen las normas establecidas por la mercadotecnia, pero no hay manera de eludirlo, de otra manera me veran como paria mal nacido, renegado, naco y otras cosas de ese tipo, mejor me gasto los billetes  a lo grande, mejor dicho el crédito, que como dice mi hijo, NO VALES POR LO QUE TIENES , SINO POR LO QUE DEBES .

Estoy loco, ni remedio, en esta sociedad no puedo estar sano, difícilmente resistiría una hora con la mente limpia, le temo al aislamiento social y al verme fuera de la competencia, a no formar parte de este conjunto que se mueve en direcciones diversas sin saber exactamente que se pretende, es un organismo carente de cordura, sus intereses están fincados en la avaricia, pero mas que nada en el miedo a perder lo que se tiene y lo que no se tiene también, es como un torbellino de ideas diversas donde cada uno trata de sacar el mejor provecho de su posición, la ventaja es importante para subir en la escala social o en los pisos del edificio administrativo, hay menos plazas arriba, se tiene que luchar fuerte, sucio casi siempre mientras intentamos dar buenos ejemplos a nuestros hijos.

En los templos predican la humildad, generosidad, amor al prójimo, prudencia, perdón y al salir cada quien se rasque con sus uñas, a darle duro a quien se deje, nadie quiere quedar atrás, el que se duerme amanece frío, hasta por el estacionamiento se lucha y la barata del año llena los almacenes, la gente se arrebata mercancía que no requiere pero esta en oferta, la señora de la vela perpetua se satigua y coje lo que puede, no hay tregua, el consumo es necesario para sentirse parte del grupo y la paz espiritual se alcanza después de haber comprado una porqueria que se arrumba en el closet durante años antes de ser regalada o tirada a la basura , como no estar safado ?

En el tránsito viajó cuidando ganar espacio, si puedo me paso la luz roja, me doy vuelta en lugar prohibido, le pito al de enfrente porque se quedó chateando en el alto, mientras criticó al taxista que se estaciona donde se le pega la gana para ganar pasaje y ni me fijo en los peatones que intentan cruzar la calle desde la mañana y ya es muy tarde.  estoy rete rematadamente safado .


Veo el fútbol en la TV, no importa que equipos juegan, le apuesto a cualquiera nada mas por la emoción de ganar o perder, mi apuesta es mental, no hay con quien compartir, aun en los lugares públicos cada loco está con su tema , ahí mas que en ningún sitio se ve la mezcla de locuras y mientras unos intentan la conquista otros se embriagan hasta las cachas, agreden al mesero, le cantan a su amor perdido, la coqueta llora, el cantinero gana buenas propinas, los amigos se pelean, el ladrón se pasa de listo, unos gritan, otros se van a otra parte porque aquí no hay suficiente ambiente y yo me digo, estoy en el manicomio, ni duda.

 buena onda si pueden leer EL MIEDO A LA LIBERTAD .

No hay comentarios:

Publicar un comentario