Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

martes, 29 de noviembre de 2016

Sorpresas que da la vida

Cada día es una nueva aventura, un paseo al futuro donde encontraremos sorpresas desagradables y agradables, porque un buen argumento  de vida siempre tiene ingredientes distintos que nos hace sufrir, gozar , amar, incluso odiar, aunque esto último hay que manejarlo de la mejor manera posible y canalizarlo para intentar mejorar las cosas, de lo contrario armamos un caos en nuestro propio existir.
    El caso es que a diario, mientras avanzamos en el tiempo y en los espacios actuamos, observamos, recibimos toda clase de sensaciones que interpretamos e intentamos comprender para seguir adelante, es como un juego de acertijos o una carrera de obstáculos, un rally donde importa obtener lo necesario para llegar al siguiente punto. Lo interesante es que cada uno cubre su distancia y su tiempo de manera personal, no hay nadie que pueda ocupar tu lugar o el mío, cada participante tiene que obtener distintas cosas, jugar con distintos elementos y la meta es algo que solo se conoce cuando se termina el tiempo y el espacio de cada persona.

Algunos ponen mucha atención, observan, aprenden, comparten, se esmeran en hacer las cosas mejor e incluso llegan a inventar nuevos elementos que se añaden en el sendero de otros participantes, pero también hay quien es una pesadilla y no solo reniega y ofende, sino que destruye cuanto puede de tal forma que nadie desea estar próximo a sus influencias y se alejan advirtiendo a otros sobre el peligro que se corre dentro de esos espacios.
      No siempre se advierte el peligro a tiempo, entonces el mundo ha sufrido tremendas catástrofes, un solo hombre puede causar que millones mueran, que los sigan hordas de fanáticos que pierden el significado de su propia existencia para seguir los dictados de quien se erige líder de la destrucción y la muerte. 

    Sorprendente que nos dejemos llevar por impulsos negativos, que sigamos aquello que nos hace daño, lo que va en contra de nuestros principios y valores, que se opone a la vida y crea un ambiente de infierno donde antes era  Paraíso , es porque el hombre tiende a la exploración, es una inquietud que le mantiene siempre buscando cosas nuevas, intentando cambiar los parámetros, los paradigmas que se convirtieron en costumbre, en tradiciones que se hicieron rutinarias dejando espacios vacíos de una mente buscadora de aventura.

Cuando tenemos objetivos claros y difíciles de alcanzar, cuando la mayoría se compromete en lograr su consecución, la paz reina, hay un anhelo común que impulsa a cada hombre y mujer en sus espacios y sus tiempos, les define un rumbo, proporciona motivo para luchar, para redoblar esfuerzos, porque están convencidos que es bueno lo que se pretende, es bueno desde el momento en que los une, cuando nace la idea de un proyecto  que ha de beneficiarles siempre.
Hay proyectos de familia, de vecinos, de trabajo, de nación, mundiales en que la participación nos hace sentir que somos un equipo haciendo lo correcto, que tenemos que ganar, obtener los elementos necesarios para alcanzar el objetivo y nos sentimos vivos, con energía laborando hombro a hombro con otros que ven lo mismo que nosotros, que buscan el bien por encima de cualquier cosa.
Esos proyectos son los que hacen que el mundo progrese, normalmente se hacen con buenas ideas y mucho trabajo, de sorprendernos es el resultado, maravillas hacemos cuando nos unimos en estos quehaceres, luego entonces nos sentimos orgullosos, dignos hombres y mujeres que hacen que el planeta sea un lugar agradable para la vida, hay  alegría, fiesta en nuestro corazón y podemos amar sinceramente a quienes consideramos como hermanos, a los que juntos estuvieron con nosotros para llegar a la meta.

    La mejor de la sorpresas nosotros las hacemos con nuestro proceder sano, intentando lo imposible, siendo honestos, humildes pero determinados a ser mejores, sin temer a las influencias de aquellos que nos quieren arrastrar en la violencia y la destrucción, porque el obstaculo mas dificil es luchar contra nuestros propios impulsos, con nuestros deseos profundos que aspiran a la riqueza y el poder, a las adicciones y el efímero placer que nos brindan cosas que nos dañan, para lograr luchar con eso, tenemos que reconocer que somos invitados a la fiesta de la vida, que tenemos la oportunidad única de gozar y hacer bien el recorrido por este gran parque de diversiones, sin pagar ningún precio, tan solo tenemos que participar. 

     Deseo que tengan buenas sorpresas cada minuto de su vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario