Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

miércoles, 30 de enero de 2013

conversación con mi ángel IV


Conversación con mi ángel IV


   La vida del hombre es un camino lleno de sorpresas, no has de temer ante la oscuridad, la luz siempre brilla adelante, el dolor existe, pero el sufrimiento no es eterno, la incertidumbre te asaltara y deberás mantener la fe, porque Dios esta contigo siempre, aun cuando te sientas confundido y abrumado por conflictos que te parecen insolubles, nada es imposible para quien ha formado el universo, debes mantener en mente que tu existencia es solo una chispa fugaz en esa inmensidad del espacio tiempo del cosmos.

No tomes como castigo lo que te parece difícil y demasiado doloroso, casi imposible de soportar, ni creas que es un Dios injusto quien te castiga por tus faltas o un demonio quien te persigue para conducirte al infierno, tus interpretaciones han de apegarse a la prudencia y a la sabiduría, observa con detenimiento lo que acontece a tu alrededor, el mundo es muy grande, tiene una infinidad de posibilidades que te ofrece para encontrar rutas por las que se pueda transitar en la  bienaventuranza marcada por tu fe en Dios y sus designios.

Los incidentes dolorosos no son pruebas, ni significan que has sido olvidado por tu creador, es una consecuencia lógica de tu manera de interpretar los acontecimientos, que no corresponde a la evolución natural del cosmos, porque tu solo percibes una fracción muy pequeña y te es imposible conocer cuales son los designios del Creador.

Mantén tu fe por encima de tus temores y tus confusiones, El Señor esta pendiente de cuanto acontece con tu alma, sabe que eres débil y que puedes caer en errores, pero también te ha dotado de la fuerza de la fe, de la capacidad para discernir y encontrar nuevos senderos.

Descifrar los mensajes de Dios no es difícil, los ha escrito con toda claridad en las montañas, ríos, lagos, mares, en el cielo , por toda la tierra y en cada ser que la habita, solo abre tu espíritu y percibe cuanta belleza y grandiosidad ahí se refleja, entonces comprenderás  la insignificancia de tus preocupaciones, porque no eres quien controla la vida ni quien es responsable de cómo funciona el universo entero.


   Mi ángel despareció  dejándome en un profundo sueño y hoy he despertado agradeciendo al señor que me haya otorgado la vida, aun cuando algunas veces me parece muy difícil he de caminar con la confianza de que esta a mi lado y no me olvida jamás. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario