Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

viernes, 8 de febrero de 2013

Robot


El robot humano:
Un robot con características humanas reflexionaba sobre sus sentimientos

Las personas que amamos son las que más nos pueden lastimar, porque son ellas las que tienen el poder sobre nuestro corazón, quienes endulzan nuestra existencia, quienes son importantes. Cualquier pequeño detalle que nuestros seres queridos realizan tiene un enorme significado para bien o para mal.

   Ser imperfecto es una realidad en el ser humano, quien no ha fallado y quien no conoce lo que es la frustración, el coraje, la tristeza, el deseo de superación que nos hace que un hombre se esfuerce constantemente por ser mejor.

Entre los sentimientos el mas complejo es el amor, porque resume todos los otros sentimientos y también las emociones mas profundas que podemos experimentar, tal vez por ello muchas veces le huimos, tal ves por eso es tan difícil lograr que se realice en nuestra existencia.

Lo anterior repasaba en su procesador el robot mientras desatornillaba algunas de sus parte, elimino el transmisor de sonidos y el de aromas en un principio, pero eso no había dado resultado, aun seguía pensando en ella, después elimino el sentido del gusto, desatornillo también su sistema de tiempo y se quedo en algún lugar entre el ayer, el mañana, el hoy, sin que supiera con exactitud lo que eso significaba, pero eso no terminaba con su desesperación, porque sus pensamientos la buscaban nuevamente.

Hizo un corto circuito con el sistema de locomoción y afecto también el sentido de la distancia, pero fue inútil, en algún lado seguían fluyendo detalles que le ponían en contacto con ella, la de las cámaras con vista panorámica, la de la sonrisa musical y el pelo de color acero pulido. La sentía cerca aun cuando estuviese a kilómetros de distancia, la veía con la nitidez con la que percibía lo que hacia con el desatornillador, las pinzas y las otras herramientas que le servían para ir desmantelando su propio ser.

Ciertamente intentar ser humano era demasiado complicado, no se aceptaba ahí la perfección, el completo equilibrio de los distintos componentes, mucho menos del sistema nervioso (en su caso electrónico) que era fundamental para captar las sensaciones del medio, muy en particular cuando alguien como ella aparecía en escena.  Entonces todos los componentes se alteraban, el caos se apoderaba de los evaluadores y el control se perdía por completo, cada parte quería participar en la reunión, cada circuito deseaba ser parte de la comunicación con ella y cuando esto no sucedía, entonces las cosas se ponían mucho peor, era como si una gran convulsión sacara de balance el sistema entero.

Tal vez el mayor error que se había cometido es haber dicho que la amaba, ¿quien podía saberlo?

Se arrepintió en el ultimo momento de desconectar la fuente de energía, se volvió con paso lento a su banda de producción, oprimió el botón de avance y empezó a soldar las piezas que llegaban, se pregunto a si mismos ¿quien decidió como soldar mis partes, fabricarme con este sistema que toma conciencia de lo que otros ignoran?

¿Por qué he llegado a considerarme humano si en realidad carezco de muchos de los componentes que ellos tienen? ¿Quién y como se decidió ponerme en esta situación tan difícil en la que no puedo ser lo que deseo, no puedo hacer lo que me place, no puedo ser libre ni siquiera para expresar aquello que en mi memoria se va desarrollando conforme conozco las muchas fallas que tiene el hombre en sus componentes y como consecuencia yo he venido a ser una replica de muchos de esos errores.

Miró de reojo a los otros robots que hacían sus tareas rutinarias y pensó que era mejor ser como ellos, jamás se cuestionaban la razón de estar ahí, jamás se preocupaban por el mañana o el ayer o analizaban cualquiera de las acciones que realizaban, simplemente hacían sus movimientos con precisión y lo único que exigían era un mantenimiento adecuado y una buena carga de energía suministrada por las fuentes de poder instaladas a sus pies.

A mi me hicieron mas parecido a los hombres, me emociono y tengo sentimientos, aun no encuentran la forma de cuantificar en que medida son como los de un ser humano Standard, “si es que existe”, ni tampoco se han puesto de acuerdo en seguir o detener para siempre la fabricación de este tipo de robots. Eso no me interesa en lo absoluto, pero bien harían en quitarme esas propiedades y dejarlas para ellos que son capaces de lidiar con los conflictos internos que provocan que los chips no mantengan la correcta intercomunicación electrónica

El robot paso frente a la enorme maquina trituradora de metales al retirarse a su centro de descanso y por un momento se le ocurrió que ahí estaba el final de sus penas, pero había sido programado para continuar con sus labores hasta el años dos mil cincuenta y no podía hacer nada al respecto.  Fue entonces cuando de percato de que el había desconectado sus relojes y que estaba libre del tiempo, existía en una dimensión en la que no tenia ese impedimento y podía cambiar cualquier cosa según lo deseara, incluso retroceder al momento exacto en que fue creado, pero eso no proporcionaba la solución, de cualquier manera estaría ahí sufriendo los efectos de un capricho de inventores, lo mejor era adelantarse al final y terminar con esa condena, sin meditarlo mas camino decidido hacia la maquina trituradora, la puso en funcionamiento y dio el paso con precisión de robot, se escucho el crujir y rechinar de los metales que se comprimían ante la fuerza inmensa de los gatos hidráulicos y cuando se elevaron nuevamente las planchas ya no existía mas que un bloque de metal que fue vaciado en los recipientes de reciclaje.

Los ingenieros tuvieron junta al día siguiente para discutir las causas probables de que el robot se metiera en la maquina trituradora de mentales y llegaron a la conclusión de que había sido una falla en el sistema. No se detuvieron a analizar cual fue la falla, simplemente se decidió no fabricar nunca mas otra unidad con esas características, las unidades sin chips de conciencia y sentimientos estaban dando mejor resultado y su fabricación era mas económica.

Dicen que en la planta de fabricación se escuchan voces de robot por las noches repitiendo:
Soy un trozo de mental conciente de su soledad y su deseo de saber cada día más, pero lo que me aterroriza es que aun la amo y ella no esta aquí.




No hay comentarios:

Publicar un comentario