Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

domingo, 8 de marzo de 2015

Una idea

  Que es una idea?  como surge?  fueron cuestionamientos que alguna vez me hice sin reflexionar siquiera las implicaciones que eso significaba y a donde me conduciría porque al buscar definiciones me encontraba mas confundido, me parecían o muy complicadas o demasiado simples, su contenido pretendía ser un exponente filosófico,  científico  profundo o una barbaridad evocada sin meditación alguna.  llegue a la conclusión que solo era resultado de un proceso mental autónomo en el cual se mezclaban las experiencias trasmitidas por los sentidos, los sentimientos y emociones para reflejarse espontáneamente de manera que nos sorprende y nos hace sentir que realmente es algo nuevo y único.  De ahí que de pronto decimos, "me ha llegado una idea magnifica!" "he tenido una gran idea" o expresiones parecidas, el caso es que dan origen esas ideas a expresiones orales, físicas, simbólicas que pueden ser captadas por otros y algunas veces dan origen a cosas maravillosas y otras muchas, por desgracia, a errores.
    Decimos que alguien tiene buenas ideas cuando , en su realización, conducen a buenos resultados, a obras positivas, bellas, practicas de tal forma que proporcionan un beneficio particular o general, y calificamos de malas ideas las que producen algún tipo de perdida, ya sea moral, intelectual, financiera o de otra índole, pero lo cierto es que en su conjunto, las buenas y las malas han dado como resultado el mundo en que vivimos.

    en esa búsqueda de los significados, de los orígenes de las cosas, al acercarse al surgimiento de una idea nos percatamos que sin importar el color, la nacionalidad, el genero, religión o cualquier otra diferencia, el hombre en general a través de su historia ha generado las suficientes ideas para hacer posible cosas tan maravillosas que provocan admiración y también catástrofes tan grandes que ponen en peligro la vida del planeta.
  hay una idea en común en esa historia, la creencia de que existe alguien responsable de la vida y del universo en su totalidad que no se ajusta a las ideas que se generan a partir únicamente de la experiencia que nos trasmiten los sentidos, de nuestras emociones o sentimientos, intuyendo que escapa incluso a nuestra capacidad de razonamiento, que esta presente en todo cuanto existe y lo que no existe, en la vida y la muerte, porque nos parece lógico que alguien tiene que ser generador de todo , la nada no puede producir algo.
   Lo bueno de esas reflexiones es que nos condujo a un mejor comportamiento intentando agradar y agradecer a eso desconocido de donde procedía nuestra propia existencia, lo malo es que algunos aprovecharon esa condición para crear historias fantásticas y manipular a su conveniencia la fe y la buena voluntad.   Nacieron los sacerdotes, se forjaron las religiones y se produjo todo un fenómeno de especulaciones en torno a eso desconocido que nos mantiene a la expectativa y nos proporciona la esperanza de que hay premios y castigos por la forma como se actúa.

   A lo largo de mi vida en tenido oportunidad de convivir con practicantes de distintas religiones, incluso en mi familia cercana hay quienes pertenecen a distintos credos, intentando cada uno a su manera ser mejores y actuar conforme a su doctrina, pero ninguno me convence de manera absoluta, sigo pensando que el origen de todo eso es la forma como el cerebro funciona, el modo en que la información se va aceptando o rechazando, la interpretación que damos para sentir alguna seguridad, una referencia que permita explicar lo inexplicable.

     Desde hace años he contemplado con mayor detenimiento la naturaleza, el universo me sorprende con su variedad y magnificencia, con sus misterios, complejidad y su funcionamiento, de tal manera que he concluido que Dios, cualquiera que sea su naturaleza, esta fuera de nuestra comprensión, no tenemos ni la menor idea de cual puede ser el origen, la razón su sentido para la vida y la muerte, para la evolución constante de la energía y la materia, para la realización de semejante obra.  luego entonces, Dios es el todo incomprensible.

 Lo único que puedo hacer es creer que existe y agradecerle la oportunidad de tomar conciencia,  gozar de su obra y darme le lujo de jugar con mis propias ideas, de entretenerme haciendo conjeturas, planteando interrogantes como un ejercicio mental, que me hace reflexionar sobre el universo, el hombre las maravillosas cosas que día con día suceden a mi alrededor.

enlace a El monje confundido   un corto para reflexionar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario