Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

sábado, 27 de agosto de 2016

Saber

Platicando con el velador de nombre Bernabé, lamentaba no saber muchas cosas ya que aprendió a leer y escribir ya cuando era un viejo, mi respuesta fue espontánea y sincera " saber no siempre es una ventaja, algunas veces es preferible no saber " creo que no me comprendió del todo por el gesto que hizo, intentando dar una explicación hice a partir de ese momento reflexiones sobre las cosas desagradables que he aprendido en el camino de mi vida, una de ellas ha sido la crueldad del hombre, su irracional comportamiento que lo conduce a destruir la vida de otros, su entorno, la naturaleza sin reparar en el gran daño que se hace así mismo .
   
Recuerdo que escribí un cuento sobre un hombre que suplicó a Dios que siempre le concediera saber la verdad y después de un tiempo imploro para vivir ignorando aquello que tanto le había lastimado, ya que siendo un hombre rico y poderoso estaba rodeado de gente hipócrita y ambiciosa, de hombres y mujeres que en su mayoría se acercaban a el por interes, que le mentían y le adulaban para ganar favores, incluso algunos de sus familiares y cercanos colaboradores les descubrió en traiciones e  intrigas que jamás hubiera imaginado, lo cual le entristeció .  
queda aquí muy bien hacer referencia a Whitman cuando dijo que entre mas conocía al hombre mas queria a su perro.

    Don Bernabé no necesitaba saber muchas cosas, solo lo necesario para ser un sabio, me miró un tanto sorprendido y luego me dijo con su voz calmada, tal vez has buscado en el lugar equivocado, el hombre tiene su lado bueno, es trabajador, creador de maravillas, soñador, sabe amar y disfruta de la compañía, le gusta la fiesta y la risa de sus hijos, la caricia de quien ama, la voz de su madre, de su padre la determinación,  el trinar de los pájaros , el aroma de las flores, las puestas de sol, la nieve en la montaña, las olas en el mar, caminar en la playa o nadar en un río  y esas cosas le inspiran para  componer bellas canciones, melodías que trascienden el tiempo y el espacio,  para agradecer a Dios por lo que le ha regalado, ahí están las grandes catedrales como muestra y las obras de arte, los magnos eventos donde se esmera por presentar lo mejor de su inspiración, con la tecnología y la ciencia se han logrado cosas increíbles, cierto que destruimos, pero también construimos, renovamos, mejoramos, siempre soñando con ser mejores. 

Saber es bueno, nos permite diferenciar, seleccionar lo que conviene, apreciar con mayor nitidez una obra, un experto en cualquier campo nos muestra las cualidades y defectos de una obra dando al mismo tiempo la posibilidad de mejorarla, eso es importante, te lo digo porque yo trabajé mucho tiempo en la construcción y se que la experiencia es apreciable, el que sabe, sabe,  como decimos comúnmente y nadie le rebate al experto, se siguen las instrucciones hasta encontrar algo mejor. 

  No tuve mas remedio que reconocer que don Berna tenia la razon, es mejor saber que ser ignorante y apreciar lo bueno en lugar de lo malo, creo que desde entonces he dejado de ser tan negativo, aunque no del todo, siempre mantengo mis dudas con respecto al hombre porque las decepciones son muy difíciles de olvidar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario