Entrada destacada

El hombre oso

va  Y conocí a una hermosa mujer de nombre Sofía, que era torturada constantemente por un demonio que la acompañaba.  Le pregunte do...

domingo, 12 de marzo de 2017

Si buscas, encuentras ,

La luz tenue y la música de salón  donde las parejas bailaban apretadas, el aroma cargado de humo de cigarro, alcohol, sudor, perfumes baratos sacudió mi sentido del olfato, como una advertencia de que estaba en un lugar desconocido, jamas había entrado a un lugar como ese donde las mujeres cobran por bailar, ficheras, mujeres que viven de noche adheridas a un sitio donde los hombres buscan escapar de su rutina, de sus frustraciones sentimentales, incluso de su propia apatía ante la vida, pero como llegue ahí?
   Fue un quince de abril, nos pagaron y salimos a las ocho de la noche del banco, era fin de semana y no había ningún plan en concreto , simplemente divertirnos un poco, acompañado de mis dos mejores amigos, Armando y Ramon nos dirigimos a una peña a escuchar canciones de trova y tomar cerveza, dos tarros después decidimos ir a otro sitio, uno donde pudiéramos compartir con mujeres mas divertidas, de mas experiencia, Armando tenia ya en mente el lugar adecuado y fue quien nos condujo a uno de esos salones donde se paga por bailar cada pieza .
    fui mas por solidaridad  que por gusto, no era algo que me entusiasmara, pensé al escuchar la sugerencia que no podía ser algo agradable, siempre había pensado que esos sitios eran sinónimo de bajo mundo, de vicios, trata de blancas, pero la curiosidad mata al ratón, ademas ellos eran mis amigos, estaba con ellos compartiendo, sacarme por prejuicios no me pareció lo mas correcto.

Cuando entramos fuimos abordados de inmediato por tres mujeres que nos tomaron del brazo y nos condujeron a una de las mesas, me fui acostumbrando a la penumbra mientras pedían las primeras bebidas, yo pedí una sangría sin alcohol y se burlaron un poco, no era normal que alguien en ese sitio demostrara ser abstemio, era como salirse de tono, no adaptarse al ambiente, pero mis amigos me apoyaron diciendo que solo era así al principio, después me ponía de ambiente, lo creyera o simplemente no le dieron mayor importancia , se levantaron cuando la música empezó, bailaban con pasos muy cortos, yo observaba, la mujer que había quedado conmigo me pregunto si yo no bailaba, le dije que no pagaba por bailar, se rio y me dijo que no me cobraría, me tendió su mano, rechazarla hubiera sido una ofensa, bailamos tres piensas mientras platicábamos de cosas sin importancia, su nombre era Patricia, venia todos los días a bailar excepto el lunes, el salón cerraba para limpieza y mantenimiento ,me dijo que ya tenia que ponerse a trabajar que me dejaría unos minuto solo, me fui a sentar mientras ella bailaba con otros hombres, mis amigos regresaban en cada intervalo a beber sus cervezas, cada vez mas alegres, cambiaron de pareja varias veces.
Patricia regreso como una hora después preguntando si no me aburría, se sentó a mi lado, pidió un naranjada que se cargaría a mi cuenta por supuesto, platicamos animadamente, realmente era simpática, tenia una bonita sonrisa, tendría unos veinte años cuando mucho, esbelta,  con el pelo cortado a la moda, apenas llegando a los hombros, su compañía en general era agradable.

Nuevamente me dejo para seguir trabajando y en uno de los intervalos les dije a mis amigos que yo me retiraba, ellos quisieron quedarse, ya tenían el plan de pasar la noche con alguna de esas chicas, de modo que me despedí entre bromas diciendo que se la estaban jugando, podían amanecer casados sin sospechar siquiera que aquella noche se iniciaba un capitulo muy interesante en mi vida.

   El lunes siguiente Ramon me entrego una tarjeta con un teléfono al reverso mientras decía que era el teléfono de la muchacha con la que había bailado en el salón. Por supuesto que pensé que se trataba de una broma sobre todo por su insistencia para que me comunicara con ella argumentando que nos podrían presentar otras amiga, no hice caso pero guarde la nota en mi escritorio.
Dos semanas mas tarde sin decirles nada a mis amigos marque el teléfono, cuando me respondió le dije que ella había dado a mi amigo una nota para que le llamara, se alegró de escucharme y me dijo que le gustaría verme de nuevo, hicimos una cita para el siguiente lunes, ella no trabajaba, podía verla   a las nueve de la noche en un pequeño café cercano al banco.
No me explico porque me sentía emocionado de verla de nuevo, era como jugar con fuego, sabía perfectamente que no podía tener alguna relación cercana a ella, pero como siempre, la curiosidad me venció.
Platicamos animadamente, bromeamos sobre la forma como nos conocimos, las dudas sobre que su nota fuera verdad, las expectativas de mis amigos de esa comunicación y como se las había ocultado porque no quería ser objeto de sus bromas en las que me calificaban de galán, conquistador, rompe corazones sin saber cual era el objeto de que ella hubiera dado esa nota.

-por que lo hiciste?

- fue un impulso, me sentí muy bien mientras bailaba contigo, no soy fácil de impresionar, estoy acostumbrada a tratar con toda clase de hombres, pero algo de tu forma de ser me hizo que me sintiera diferente, no eres de los que llegan a embriagarse y comportarse como animales, tomas las cosas con calma, ni siquiera mis coqueteos te hicieron desistir cuando tomaste la resolución de irte y me dije, lo tengo que ver nuevamente.

Así empezamos nuestra amistad, la acompañe a su departamento, me invito a pasar, era un inmueble pequeño pero agradable en el segundo piso de un edificio próximo al lugar donde ella bailaba, serbio  dos tasas de café, nos sentamos en la sala y directamente me dijo que deseaba que yo viviera con ella.
La sorpresa me dejo mudo por un momento, en un instante pensé que esa mujer estaba loca, que me estaba jugando una broma o que yo entendí mal y medio turbado pregunte que significaba eso?
- si, vente a vivir aquí, yo gano muy bien, no faltara nada, no te exijo que seas mi esposo o algo por el estilo, te quiero de camarada, de compañero, de amigo o como quieras.

-ni siquiera me conoces, apenas me has visto dos veces, hemos platicado cosas sin importancia, creo que estas bromeando.

- Nada, ni creas que estoy chiflada, bueno un poco, pero no pienses siquiera que esto lo hago con todos los que me gustan, nada de eso, pero se nota que eres honesto, respetuoso , buena onda, eso no creas que es fácil encontrar, ahora confiar en alguien es casi imposible, pero cuando te fuiste me puse a platicar con tus amigos y me dijeron que eres de ley.

- estaban exagerando, ni siquiera ellos me conocen bien, trabajamos juntos, pasamos muchas horas en el mismo lugar, pero no saben nada mas, ni se relacionan con mi familia, ni con mi historia personal, soy una gama de distintos estratos sociales, la vida me ha puesto en situaciones y lugares que ni te imaginas, tal vez tienes razón en eso de mi honestidad y por eso te digo que no puedes pensar siquiera en dejar entrar a tu casa a un total desconocido, claro que me puedo auto recomendar muy bien, pero eso no es garantía, ademas yo tampoco se nada de ti, soy medio desconfiado, me han sucedido cosas que me hacen tomar precauciones antes de decidirme por algo, sobre todo en lo que se refiere a las relaciones personales.

-jajajaja me haces reír de verdad, yo pensé que en cuanto te lo dijera me dirías que si, total no soy fea,  estoy muy bien para mi edad, mi departamento es agradable, pero ya veo que te pones mas moños que una señorita, pero tienes razón, vamos a darnos tiempo para conocernos, ya veremos que pasa.

Me despedí de ella y esa noche no dormí bien pensando en su proposición, nada mal  fisicamente , lastima que le patine el coco.  Pero nada pierdo en seguir con la relación, es agradable sin duda, me gusta su aroma, incluso me cae en gracia esa forma displicente de ver las cosas.

La vanidad y la codicia no eran defectos en Patricia, le gustaba la sencillez, porque decía que no deseaba convertirse en esclava de sus posiciones ni llegar a donde la corrupción se ve como un atributo, por lo menos estaba situada, sabia lo que deseaba, mejor dicho, sabia desear con moderación, no se enfrentaba a sueños inalcanzables ni se proponía ser lo que no era, eso me gusto cuando note como disfrutaba de las cosas, comer en el parque, pasear bajo la lluvia, subirse en la feria a los juegos, sentarnos a presenciar un espectáculo callejero, comer tacos o ir al teatro era mas que suficiente para que se sintiera feliz y me lo contagiaba de verdad por lo que la amistad fue creciendo, pero no rebasaba yo los limites, siempre, cada lunes o días festivos, cuando ella no trabajaba hacíamos cosas distintas, regresábamos a su departamento y nos despedíamos en la puerta como buenos camaradas. Algunas veces pensé que yo era demasiado ingenuo o tonto, seguramente ella esperaba mas que un beso de despedida, pero a mi me agradaba verla solo como una buena amiga, tenia la certeza de que si traspasábamos la linea las cosas no funcionarían  bien,  yo no podía presentarla con mi familia o amigos como una cercana amiga y menos como mi novia, las cosas se hubiesen complicado mucho, siempre hay quien mete aguja para sacar hebra, mentir nunca ha dado resultado, tarde o temprano salta la liebre como dicen y no era difícil imaginar las criticas que se hubieran desencadenado al enterarse de cual era su modus vivendi , en fin seguimos con esa forma de relacionarnos durante el tiempo suficiente para conocernos y saber que pertenencias a mundos distintos, nuestras aspiraciones no encajaban una con otra ni tampoco nuestros gustos, comprendimos que era casi imposible imaginarnos viviendo juntos pero aprendido uno del otro, las diferencias eran buenas para notar cuan diferente se ve la vida dependiendo de como se ha experimentado, como hay distintos mundos dentro del mismo grupo social, la ciudad se dividía no solo por cuestiones económicas, sino por ideologías, por comportamientos en los que se reflejaba la educación, los estigmas que se marcaban por sufrimientos, frustraciones, ambiciones, vicios, corrupción, aspiraciones, sueños que se relacionaban directamente con la perspectiva de vida o de muerte.

     Siempre que se daba la ocasión animaba a Patricia a que estudiara, le ponía ejemplos de gente que había logrado escalar a mejores niveles de vida por su disposición para aprender y alcanzar sus sueños, convertir en realidad sus aspiraciones y la cosa no era tan difícil, sobre todo ahora que existían cursos y medios para lograr hacerlo, ella ganaba bien y tenia suficiente tiempo libre para hacerlo.
   Me dio mucho gusto cuando supe que se había inscrito para seguir estudiando la preparatoria, quería ser licenciada en turismo, quería viajar por el mundo y conocer muchos lugares, pero sobre todo saber si existía un sitio donde ella se sintiera realmente libre.  Yo le asegure que si existía, lo encontraría en el momento justo, porque lo único que necesitaba era esa actitud para lograrlo.

Ella confiaba en mi ademas me hacia sentir bien con sus atenciones, siempre puntual a las cita, no dudaba de lo que yo decía, lo comprobé una noche, me había enterado que al día siguiente era su cumpleaños, quise darle una sorpresa, dentro de una bolsa de plástico coloque su regalo, un oso de peluche y una caja de chocolates con cereza que según me había contado el encantaban.  entre las bolsas de basura que acostumbraban dejar algunos vecinos en la esquina de su casa la coloque como si fuera parte de esos desperdicios, fui por ella y al pasar por el sitio le dije que era penoso que dejaran ahí la basura estando ta cercanos los contenedores, la invite a que llevaremos algunas bolsas para depositarlas ahí, me miro un poco extrañada, pero no dudo en imitarme, por supuesto yo puse en sus brazos la que contenía los regalos. Justo antes de llegar a los contenedores le dije que muchas veces la gente tiraba cosas que aun eran útiles, le dije que mirara dentro de la que ella llevaba para ver si tenia algo que valiera la pena, lo hizo sin replicar siquiera, fue un gusto ver la cara de sorpresa que puso  y los saltos que dio por la calle abrazando el oso y su caja de chocolates mientras gritaba que era yo un amor, me abrazo llorando de alegría y me dijo que nunca había recibido un regalo, que era la primera vez que alguien le daba algo por su cumpleaños, yo le dije que aun faltaba el festejarla al otro día.

    Una noche  lluviosa caminamos lentamente por el parque cercano a su domicilio,  acepte la invitación a pasar a su departamento, habíamos bailado mucho en una disco elegante en el centro de la ciudad, ella abrió las cortinas de su recamara justo cuando la lluvia cesaba , el cielo estrellado se veía increíble,, nos quitamos las ropas mojadas y nos tiramos sobre la cama observando las estrellas sin decir una palabra, cada uno ensimismado en el silencio y la tranquilidad de esa habitación que jamas volvería yo a visitar, tal vez ella lo adivino cuando yo ni siquiera lo imaginaba mientras nuestras respiraciones se confundían, nuestro calor se fue haciendo intenso, los cuerpos se unieron lentamente dando espacios a sentimientos, emociones que se vinieron en torrente, se convirtieron en caricias, en besos prolongados en fusión de sexos, en un solo sentir prolongado, en erupción de pasiones,  sensaciones intensas proyectadas al espacio y el tiempo para dejar una huella que jamas se olvida tal vez porque marcaron  el final de algo que ambos sabíamos imposible.

Temprano por la mañana me levante para dirigirme al trabajo, observe  su pelo castaño oscuro desordenado sobre la almohada, su piel tersa relajada, su cuerpo hermoso dibujado por la sabana como si fuera una fina capa de nieve, la bese en el cuello y apenas se movió con un pequeño gemido,

     Con ella aprendí que existen millones de seres que son arrastrados al fango por quienes les debieron dar apoyo, amor, seguridad, educación, porque los bajos instintos se manifiestan en quienes inocentemente se dejan abusar y arrastran el lastre de los pecados de una sociedad que no quiere enterarse de lo podrido que hay dentro de esos rincones de pobreza que donde la maldad  fomenta la corrupción , la codicia se traduce en degeneración,  vicios, adicciones que llevan un sello de sufrimiento y muerte desde el principio.

La prostitución es una operación de compra venta que se ha practicado desde tiempos remotos porque   el miserable no tiene mas remedio que aceptar ser utilizado por quien tiene los medios para pagar sus servicios, no solo las mujeres, también los hombres se ha prostituido a diferentes niveles, hay quienes lo hacen por poco y otros por una gran cantidad de dinero, pero el daño es el mismo, marca al comprador y al vendedor como parte de una transacción en la que se muestra de manera patenten la degeneración de los hombres, la maldad que empaña a la humanidad, que refleja cuan bajo podemos caer.
Desgraciadamente no hay forma de remediarlo, las diferencias económicas continuaran, los ricos y los pobres coexistiendo en sociedades que esconden tras las apariencias una inmoralidad que mina sus principales valores humanos y transforma a los hombres en seres pobres de espíritu , carentes de lo necesario para encontrar la verdadera felicidad , de ello y otras muchas cosas platique con ella, extrañaría esas conversaciones mucho tiempo, pero nuestros camino siguieron direcciones distintas, me fui al extranjero sin despedirme siquiera.

    Quince años pasaron en un pestañeo, en vacaciones decidí ir con unos amigos a Cuba, ya radicaba en otra ciudad del norte del país y teníamos que hacer escala en México, lo cual me pareció magnifico, la agencia de viajes nos proporciono el itinerario de viaje y partimos contentos a la aventura.   El hotel al que llegamos me designaron una de las habitaciones de lujo, pensé que era una equivocación e intente aclararlo pero me dijeron que eran instrucciones de la gerencia y que ademas se me pedía que en cuanto me fuera posible asistiera a una platica con la gerente .
Me di un baño rápidamente y antes de  bajar con mis compañeros de viaje a tomar algún alimento me dirigí a la gerencia, la recepcionista me anuncio pase a la gran oficina donde una dama elegante me extendió lo brazos diciendo " bien venido amigo del alma"

Patricia !  no lo puedo creer conteste casi brincando de gusto, la abrace con cariño y aun sin poder dar crédito al cambio que se había efectuado en su persona, guapa, elegante, exitosa, su semblante ahora me mostraba a una mujer segura de si misma, que sin duda merecía toda admiración.
_mira que cambio mujer, estas increíble, de no creerlo, no sabes cuanto me alegro que hayas alcanzado tu sueño, ya veo que eres exitosa , hermosa y elegante,  te felicito de veras .

-El día que te fuiste de mi lado decidí demostrarte que estabas equivocado, estudie sin descanso y me hice de buenas relaciones tanto en la universidad como fuera de ella, bien decías que las relaciones logran mas que las calificaciones, nunca lo olvide.  Creo que te encontraría en cualquier momento de nuevo, que volverías a verme, pero jamas regresaste.  La cosa no fue fácil, el tiempo va curando las heridas, aquí estoy llena de responsabilidades y de proyectos, porque tengo pensado retirarme en dos años mas y poner mi propia agencia de viajes.



-eres grande mujer, que bueno, nunca imagine encontrarte de nuevo y menos en esta situación, de verdad es algo que me hace sentir muy bien, porque es bueno ver feliz a quien uno tiene grabado en el alma.

-si, lo mismo digo, veo que vas en transito a Cuba con amigos o compañeros de trabajo, me imagino que sigues soltero porque no vienes con pareja.

-cierto, ya sabes que no encajo en ese estado civil, hay quienes no fuimos hechos para compartir la vida en pareja. ¿ que hay de ti?

-Toma asiento, hay muchas cosas que te quiero contar,  Me enamore de un argentino, estuve en su país por dos años en capacitación , pero las cosas no resultaron, creo que había demasiadas diferencias  hasta en el modo de hablar jajajaja

- me imagino, así que soltera , profesionista, guapa , que mas le puedes pedir a la vida?  imagino la cantidad de hombres que te están asediando, ni como lo puedas negar.

-si, hay pretendientes, pero me hice selectiva conforme fui avanzando y escalando en este mundo donde la profesión te marca un ritmo diferente, donde la gente se ve como clientes potenciales, como inversionistas o colaboradores, donde hay valores  distintos porque el mercado se hace a escalas mayores, pero no deja de ser eso, un mercado donde uno mismo se vende al precio que se te asigna por lo que sabes, por lo que has demostrado ser, me gusta sentir que valgo mucho, pero al mismo tiempo siento que algo falta en mi vida, por eso he decidido retirarme y llevar una existencia mas tranquila, tal vez piense en un matrimonio con alguien que quiera compartir la vida serena y  me gustaría  tener hijos, incluso adoptados, porque no quiero sentir soledad nunca jamas en la vida.

-vaya con la mujer, si que has crecido en todos los sentidos, puedes dar cátedra de como triunfar en la vida, veo que ya tienes todo planeado, el futuro seguramente ha de ser muy bueno, ha juzgar por lo que has logrado .  Que tal si cenamos juntos esta noche, mañana partimos temprano, me gustaría mucho que hoy compartiéramos este tiempo en que hemos coincidido si planearlo, sin imaginarlo siquiera, es una verdadera suerte haberte encontrado, no digas que no, esto es especial por muchos motivos.

-lo lamento no puedo, hoy tengo junta con otros gerentes de los principales hoteles de la ciudad, estamos preparándonos para los eventos del mes próximo, pero te agradezco mucho la invitación y la dejamos pendiente, tal vez a tu regreso podamos vernos de nuevo.

- me parece perfecto, tenemos una cita, regreso en quince días y procura estar desocupada, hay que ir a bailar y celebrar el encuentro.

No abrazamos , me dio un beso en la mejilla mientras me decía que había sido un placer charlar conmigo.


Mientras caminaba por esos largos pasillos alfombrados con puertas que semejan marcos a otras dimensiones, no podía aun asimilar la sorpresa y el gusto de ver a Patricia en condiciones tan distintas, era una alegría que me llenaba, me sentía eufórico como si hubiese encontrado un tesoro perdido y no tarde en comunicárselo a mis amigos que bromeaban sobre lo bien que me habían instalado cuando supieron la razón, aunque nunca les comente como había yo conocido a la gerente de ese hotel, simplemente les dije que era una conocida amiga de muchos años atrás.

El viaje ya valía la pena nada mas por haberla encontrado, pero ademas la isla nos recibió de buena manera, no problemas en la aduana, buen servicio en los hoteles, la comida excelente y el ambiente típico de gente alegre que hace la música una religión. Paradero increíble con sus playas y esas aguas de colores azules que se extienden como una inmensa alberca en la que los turistas no sentimos transportados a otro mundo, los lugareños no saben que están en el Paraíso porque no pueden comparar con otros sitios, han permanecido en la isla toda su vida, añorando ir a otros lugares donde suponen se vive mejor y me acuerdo del dicho de los viejos que afirmaban que "nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde"
La pasamos de lujo, platicando con los cubanos, bailando, asistiendo a espectáculos, comiendo y descansando como reyes, la verdad nada que ver con la mala publicidad que le dan quienes están resentidos con lo que hizo Castro y la revolución.
Los días se nos fueron como agua entre los dedos, en menos que lo cuento ya estábamos de regreso en la ciudad de México, en el mismo hotel paramos y sospeche que algo tenia que ver la influencia de Patricia  en el acomodo, lo cual me pareció  magnifico. Solicite una entrevista con ella, se me dijo que a las ocho de la noche estaría disponible para recibirme, eran las tres de la tarde, me dio tiempo de ir a comprar flores, ya le traía algo de Cuba, pero no era suficiente para lo que yo quería demostrarle .
Dicen que el hombre propone, Dios dispone y llega el diablo y lo descompone, de tal manera me sucedió que regresando al hotel recibí un mensaje urgente, me tenia que ir de inmediato, me estaban esperando mis compañeros para ir al aeropuerto donde nos aguardaba un avión de la compañía en que trabajaba, las cosas se habían complicado en nuestra ausencia, nuestra comparecencia era importante.
Deje las flores y el regalo para Patricia con una nota porque me fue imposible comunicarme con ella en esos momentos y salimos de prisa.

Hoy , pasados los años me pregunto que hubiese sucedido si nos hubiésemos encontrado nuevamente, pero ya nunca la busque, no hice ni siquiera el intento de contactarla por medio de la agencia de viajes .  Los acontecimientos de ese entonces me absorbieron y el tiempo se fue volando, cuando reaccione mi vida había cambiado por completo, los compromisos, me ataron, problemas familiares, las relaciones con otras mujeres mantuvieron su recuerdo apagado y con los años se perdió el deseo de verla nuevamente, porque no tenia una explicación justa para darle, porque en medio de los sucesos y mis aspiraciones se confundió mi afecto , se transformaron los sentimientos en añoranza, en  un dulce recuerdo que de pronto me asalta y me hace sentir que he tenido suerte por encontrar en la vida gente tan especial como Patricia.

      Admirando la puesta de sol tranquilamente en la playa , veo a lo lejos la silueta de veleros que se alejan, se entrecruzan o se pierden poco a poco  y pienso que son como mis recuerdos que llegan a mi  mente con sus detalles apenas perceptibles, con personajes y escenarios  como siluetas contra un sol brillante que se va escondiendo en el horizonte  .







No hay comentarios:

Publicar un comentario